Investigan cómo se relaciona el déficit cognitivo con el estrés

Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires - Investigación

October 15, 2018 | 4 ′ 54 ′′


Investigan cómo se relaciona el déficit cognitivo con el estrés


Se comprobó que el déficit congnitivo en ratones estresados estaba acompañado de alteraciones en el hipocampo y en el sistema inmune. En la actualidad se espera encontrar biomarcadores en humanos para así anticipar tempranamente un déficit cognitivo que puede devenir en el Mal de Alzheimer.

La doctora en Ciencias Biológicas, María Laura Palumbo, busca encontrar, junto a un equipo de investigadores, biomarcadores que permitan detectar tempranamente enfermedades que a futuro puedan generar un déficit cognitivo severo, como el Mal de Alzehimer.

Esta investigación comenzó hace unos quince años, cuando Palumbo era aún alumna de la Licenciatura en Ciencias Biológicas de la UBA: “Ahí me incorporé al laboratorio que dirige la doctora Ana María Genaro, donde hice mi tesis de licenciatura y, posteriormente, el doctorado. Comenzamos a estudiar en ratones los cambios que inducía el estrés crónico a nivel del comportamiento en el hipocampo y en el sistema inmunológico”.

Después de años de trabajo, obtuvieron resultados que indicaban que el déficit cognitivo observado en los ratones estresados estaba acompañado de alteraciones que se producían en el hipocampo, una estructura cerebral que está relacionada con el aprendizaje y la memoria. Además, hallaron alteraciones en linfocitos periféricos en el sistema inmune.
“En los trabajos demostramos que estos cambios que induce el estrés crónico pudieron ser revertidos con un tratamiento de acetato de glatiramer, un fármaco que se usa, con otras dosis, en pacientes con esclerosis múltiple. El sistema inmune y el sistema nervioso central se comunican por mediadores, que son proteínas, cuyos niveles encontramos alterados en ratones estresados”, señaló Palumbo, investigadora asistente del CONICET.

Estos hallazgos, a partir de la evidencia y resultados que fueron acumulando en el tiempo de trabajo, sientan las bases para determinar que podrían ser marcadores para detectar tempranamente un déficit cognitivo. “Cuando decimos biomarcadores, hablamos de una sustancia que indica un estado biológico”, aclara.

Cuando la doctora Palumbo decidió hacer ciencia en el interior de la provincia de Buenos Aires, la UNNOBA y el CITNOBA (UNNOBA-UNSAdA-CONICET) le brindaron la posibilidad de conformar su grupo de trabajo y el Laboratorio de Neuroinmunología en el ámbito del Centro de Investigaciones Básicas y Aplicadas (CIBA) de la UNNOBA. Así, pudo continuar con la línea de trabajo que desarrolló durante años, bajo la dirección de la doctora Genaro (investigadora Principal del CONICET, del Instituto de Investigaciones Biomédicas, que pertenece al CONICET y a la Universidad Católica Argentina), con quien Palumbo mantiene trabajos conjuntos en la actualidad.
“Después de comenzar a formar mi grupo de investigación en Junín, incorporando a estudiantes de la Licenciatura en Genética de la UNNOBA, me puse en contacto con el médico neurólogo Mario Melcon y con la psicóloga Romina Pavón, con el objetivo de confirmar estos resultados en humanos”, relató Palumbo.

La investigación estudiará a tres grupos: el primero, personas sin deterioro cognitivo (grupo de control); el segundo, personas con deterioro cognitivo leve; el tercero, personas con Alzheimer. “Les haremos pruebas neurocognitivas, es decir preguntas, y pruebas bioquímicas para medir el nivel de determinadas proteínas en el suero, mediadoras entre el sistema inmune y el sistema nervioso central. El hallazgo de biomarcadores que permitan anticipar tempranamente el deterioro cognitivo será de muchísima utilidad para actuar de manera preventiva y, además, poder evaluar la eficacia de un determinado tratamiento”, puntualizó Palumbo.

El estudio fue aprobado por el Comité de Ética en la Investigación y Uso de Animales de Experimentación de la Universidad (COENOBA) y por la Comisión Conjunta de Investigación en Salud del Ministerio de Salud de la Provincia.

En las pruebas de laboratorio el equipo de investigadores emplea ratones inducidos por estrés crónico, los cuales presentan déficit cognitivo. El estrés es una de las causas que puede desencadenar un deterioro cognitivo leve y posteriormente Alzheimer. “Encontramos en estos roedores niveles disminuidos de la citoquina interferón gamma [proteína mediadora entre el sistema inmune y el sistema nervioso central] en el hipocampo y en el sistema inmunológico. Lo proponemos como un posible marcador de déficit cognitivo, aunque falta probarlo en humanos”, aclara.

La investigación ya lleva quince años y Palumbo estima que continuará unos años más. En la actualidad, están en la etapa de selección de personas que tengan el perfil para hacer las pruebas y verificar las hipótesis. También están en la búsqueda de otros marcadores para detectar el déficit cognitivo tempranamente. En principio, este trabajo es para prevenir, pero se supone que puede abrir puertas para otras investigaciones que busquen la cura de estas enfermedades.

Ana Sagastume
comunicacion@unnoba.edu.ar
Claudio Spiga
Dirección de Comunicación Institucional


Campaña contra el deterioro cognitivo en los adultos mayores

Campaña contra el deterioro cognitivo en los adultos mayores

La soledad, la falta de actividad física y mental, los malos hábitos alimenticios y el estrés son algunos de los factores que pueden producir deterioro cognitivo en los adultos mayores. Investigadores alertan sobre este flagelo, que es considerado por la OMS un problema de salud pública en crecimiento.

Un síndrome que afecta a los docentes

Un síndrome que afecta a los docentes

Víctor Quiroga, doctor en Psicología de la Universidad Nacional de Rosario, desarrolla un proyecto en escuelas públicas con el objetivo de medir y evaluar la prevalencia del síndrome de burnout en docentes argentinos.

Nuevos fármacos para tratar uno de los tipos de epilepsia infantil más raros y agresivos

Nuevos fármacos para tratar uno de los tipos de epilepsia infantil más raros y agresivos

El Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Bioactivos (LIDeB), perteneciente a la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, será el primero de América Latina en integrar una red de investigación del “Síndrome de Dravet”, un tipo específico de epilepsia que resulta especialmente agresivo en bebés y niños.

Una herramienta para detectar enfermedades neurodegenerativas

Una herramienta para detectar enfermedades neurodegenerativas

Investigadores rosarinos diseñaron una aplicación informática que permite la normalización y comparación de imágenes del cerebro obtenidas con diferentes equipos y protocolos. Esta herramienta permite comparar estudios de diferentes centros de salud o a lo largo del tiempo, facilitando la producción de datos estadísticos.

Buscan optimizar las técnicas inmunológicas para evitar rechazos en trasplantes de órganos

Buscan optimizar las técnicas inmunológicas para evitar rechazos en trasplantes de órganos

Un equipo de investigación del Instituto de Estudios Inmunológicos y Fitopatológicos (IIFP) de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata - Conicet trabaja, conjuntamente con la Fundación Favaloro, en investigación sobre el trasplante de intestino.

Zebrafish: el único pez que no es ningún "pescado"

Zebrafish: el único pez que no es ningún "pescado"

Jimena Prieto explica cómo sus experimentos con este animal se utilizan para controlar la toxicidad de fármacos en diversas enfermedades.

Video channel 103

Most sent