01 de Septiembre de 2014
Portadas Anteriores

SuscribirEnviarContacto

Suscribir | Enviar | Contacto

Español | English

Buscador

por fecha | por universidad

Tiempo de lectura: | +A| A| A-

Universidad Nacional del Nordeste
Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura
21 de Diciembre de 2009

“La investigación en cambio climático ya es estratégica para cualquier país”

El investigador de la UNNE Manuel Pulido es el único hispano que integra el Programa Mundial de Investigación en Clima. Se encuentra en la Universidad de Toronto, desarrollando una técnica para disminuir las incertezas de los modelos climáticos. Pulido fue pionero en el desarrollo del método “asimilación de datos”, para calcular efectos de pequeña escala y así, obtener mayor precisión en los modelos climáticos. Estos últimos simulan la dinámica y los procesos atmosféricos, y predicen cómo será la temperatura y el clima en el futuro. Argentina es un ejemplo de las consecuencias del clima en la sociedad: la sequía impactó en la economía y el brote de dengue -vinculado en forma directa al clima- afectó a la salud de la población.

“La investigación en cambio climático ya es estratégica para cualquier país”

Manuel Pulido -docente de la Universidad Nacional del Nordeste e investigador del Conicet en el IMIT (Instituto de Modelado en Innovación Tecnológica)- junto con otros ocho investigadores de diferentes partes del mundo (Alemania, Australia, Canadá, Estados Unidos y Japón) integra una de las iniciativas de la SPARC del Programa Mundial de Investigación en Clima (World Climate Research Programme) con el objetivo de mejorar las predicciones de los cambios climáticos que se darán en el planeta.

Pulido se incorporó al proyecto porque junto al investigador inglés John Thuburn fueron pioneros en la aplicación de una técnica denominada “asimilación de datos” para determinar los efectos de pequeña escala en el clima. La técnica permite cuantificar los procesos de pequeña escala (como ondas y turbulencia) a partir de mediciones satelitales. La pequeña escala tiene un efecto notable sobre la circulación atmosférica y no es incluida en los modelos climáticos (razón por la que son denominados efectos de subgrilla). Su descarte provoca que las predicciones climáticas no sean acertadas por completo.

Los modelos climáticos son sistemas numéricos computacionales que simulan la dinámica y los procesos físicos atmosféricos, de manera que permiten predecir cómo será la temperatura y el clima en el futuro, que dependerá de la cantidad de gases con efecto invernadero que se liberen. Estos modelos son capaces de simular desde 1970 hasta cómo será el clima en todo el mundo en el año 2100, para esto se emplean poderosas supercomputadoras.

Pulido se encuentra en Canadá colaborando con investigadores de la Universidad de Toronto para disminuir las incertezas de los modelos climáticos a partir de la asimilación de datos. Desde allí accedió a una entrevista con InfoUniversidades, en la que adelantó los avances de la línea de investigación a la que se aboca.

-¿Qué se pudo conocer sobre los procesos de pequeña escala o “efectos subgrilla” y otros parámetros desconocidos?
-Actualmente tenemos resultados que demuestran que la técnica que estamos desarrollando basada en los algoritmos genéticos permite estimar los parámetros desconocidos de los efectos de subgrilla. Pero aun seguimos trabajando con situaciones teóricas, que es como en primer lugar empiezan a evaluarse estas técnicas, para demostrar que funcionan como uno pretende y luego utilizaremos las técnicas con observaciones de la atmósfera.

-Los científicos que integran la iniciativa SPARC-GW del Programa Mundial de Investigación en Clima seguramente elaboraron una serie de informes sobre la marcha de sus respectivas líneas de investigación. ¿Qué datos puede comentarnos al respecto?
-Actualmente se revisan los trabajos de investigación que ya existen, identificando las distintas técnicas que se desarrollaron, sus fortalezas y debilidades, para finalmente sacar conclusiones sobre cuáles son las posibles líneas aconsejables para seguir a futuro. El objetivo de este trabajo es que los usuarios de los modelos climáticos conozcan cuánta incerteza se introduce en los modelos debido a las parametrizaciones de los “efectos de subgrilla” y qué rol pueden llegar a tener estas parametrizaciones en la determinación del clima. Existen resultados recientes que demuestran que hay patrones climáticos muy sensibles a los efectos de subgrilla (los producidos por las montañas, por ejemplo). Esto es, por un lado positivo, ya que podemos entender los procesos que determinan ciertos patrones climáticos pero, por otro, es un fuerte llamado de atención.

-¿Hay algún trabajo sobre cambio climático que usted considere puede impactar directamente en nuestra región?
-Un resultado consistente que se obtuvo en los últimos años es el ensanchamiento de la región tropical a nivel global. Tanto a través de observaciones como de modelos climáticos, se encontró que la celda de Hadley se ha ensanchado, producto del cambio climático. La celda de Hadley es un patrón de la circulación atmosférica general que está relacionado directamente con el clima tropical. Los resultados muestran que en las últimas tres décadas este ensanchamiento sería del orden de 4-5 grados de latitud. Esto puede traer aparejado grandes cambios en las regiones que se encuentran en la zona de transición (áreas subtropicales). Sin embargo, no se pueden extrapolar directamente estos resultados globales a regiones particulares, hacen falta estudios de modelado regional para determinar cuánto impactará este ensanchamiento del clima tropical en el clima de nuestra región.

-¿Hay estudios previstos de modelado regional para estimar las implicancias del ensanchamiento del clima tropical en la región del nordeste argentino?
-En el CIMA de la UBA hay grupos de investigación que realizaron varios estudios importantes en la región del nordeste. Dentro de nuestro grupo de investigación -GICA- tenemos programado investigar aspectos particulares del clima de la región que actualmente no pueden ser modelados apropiadamente.

-Es cada vez más necesario predecir los cambios climáticos, ¿aún se está lejos de contar con un modelo eficaz que formule alertas ante catástrofes?
-Para simular la evolución de la atmósfera existen dos tipos de modelos: por un lado, los climáticos, que en general son de poca resolución y abarcan toda la tierra. Con éstos se realizan investigaciones del clima, de decenas a miles de años, que se enfocan en entender el cambio climático por causas humanas. Por otro lado, existen los modelos de pronóstico del tiempo, que son modelos regionales de muy alta resolución, que utiliza por ejemplo el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para dar el pronóstico a 24-72 horas en el país. Estos modelos de pronóstico son los que permiten dar alertas tempranas. Para contar con un sistema de alertas nos hace falta mejorar la infraestructura observacional de nuestro país y su institución operacional, el SMN.

La investigación en cambio climático comienza a tener una importancia estratégica para cualquier país. En estos momentos la Argentina es un claro ejemplo de lo vulnerable que es la sociedad al clima, por un lado la sequía impactó fuertemente en la economía, mientras que el brote de dengue (brote con vinculación directa al clima) afectó a la salud de nuestra población. Desarrollar sistemas de predicción y alertas y encontrar el equilibrio para un desarrollo sustentable es uno de los grandes desafíos a los que nos enfrentaremos en la era post-industrialización.

Juan Monzón Gramajo
monzongramajo@hotmail.com
Juan Monzón Gramajo
Departamento de Comunicación Institucional
Universidad Nacional del Nordeste




Notas Relacionadas

pie ministerio de educacion argentina un pais en serio secretaria de politicas universitarias subsecretaria de gestion y coordinacion de politicas universitarias siu cin

ARGENTINA INVESTIGA © Argentina Investiga. Todos los derechos reservados - Argentina | Canales RSS