“El discurso verbal no desaparecerá pese a la atracción de la imagen”

Universidad Nacional de La Matanza - Departamento de Humanidades y Ciencias Sociales

20 de Octubre de 2014 | 4 ′ 19 ′′


“El discurso verbal no desaparecerá pese a la atracción de la imagen”


Román Gubern, reconocido académico e investigador catalán, visitó la Universidad Nacional de La Matanza y analizó los alcances de la imagen analógica y la digital. Puso bajo la lupa los nuevos escenarios a partir del desarrollo de la tecnología y señaló que “el ser humano vivió sólo una séptima parte de la historia de su especie con imágenes, por lo cual podemos considerar que la imagen es algo moderno”.

En el marco del XVI Congreso de la REDCOM, el catedrático Román Gubern, reconocido por sus estudios sobre el cine, la televisión y el cómic, expuso su ponencia “La lógica y estética virtual en la era digital”. En su exposición advirtió que “la imagen digital puede mentir sin dejar registro”.

-¿Cuál es su visión de los lenguajes utilizados en los nuevos canales de comunicación, como mensajes de texto o chats?
-Los correos electrónicos tienden, por su facilidad y ubicuidad, a nuevos sociolectos adolescentes, con una neografía muy sintética, en la que reconozco cierto mérito inventivo a los emoticones. Se ha puesto también fin a la tradición literaria de la “correspondencia amorosa”, tal como la conocíamos hasta hace medio siglo: el papel perfumado, los pétalos de flor dentro del sobre, la caligrafía primorosa, el recuadro en la parte inferior para estampar los labios enviando un beso virtual, etcétera. Y la facilidad de comunicación invita a la banalidad, por no mencionar las faltas gramaticales. Yo siempre recuerdo una carta de Abraham Lincoln a un senador que había sido descortés en una carta: “Si estuviéramos cara a cara, ¿usted me diría lo mismo?”.

-¿Por qué se insiste con la idea de que la cultura de la imagen reemplazará a la cultura de la palabra?
-Ese es un tópico muy generalizado. La imagen tiene un gran poder de atracción, mucho más inmediato y emocional que la palabra. Eso lo saben bien quienes trabajan en publicidad, que utilizan imágenes glamorosas y tentadoras. Pero el libro no morirá: aunque sea leído en pantalla, sigue siendo libro. En definitiva, la palabra y la imagen pertenecen a categorías cognitivas y expresivas distintas. Nunca podrá describirse satisfactoriamente con palabras el rostro de Angelina Jolie, ni representarse con imágenes “La crítica de la razón pura”, de Kant.

-¿De qué modo han impactado las nuevas tecnologías en las esferas de producción y consumo del cine?
-Han impactado mucho, para bien y para mal. Por un lado, permitieron el desarrollo de programas de efectos especiales. En el cine digital puedes inventar formas imposibles, seres que vuelan, etcétera. Pero, por otro lado, los expertos opinan que el formato analógico es óptimo para la conservación. De hecho, en el último congreso realizado por la Federación Internacional de Archivos Fílmicos decidieron pedir a la UNESCO que declare al soporte analógico del celuloide como patrimonio cultural de la Humanidad.

-En los últimos años, se han desarrollado de forma exponencial las series estadounidenses. ¿A qué atribuye este éxito a nivel internacional del formato y cuánto cree que han heredado del cine?
-El declive de las salas públicas para ver películas es un fenómeno universal, que se ha atenuado ligeramente con la economía que supone la fórmula de las multisalas/minicines. Para quienes hemos crecido con la liturgia compartida de las grandes salas, las nuevas formas de percepción del espectáculo suponen una degradación. Se puede ver sin gran merma una película intimista de Eric Rohmer o Woody Allen en una pantalla de minicine o en el televisor, pero no “2001: una odisea del espacio” o “Gladiador”. Como lo sabían ya los amantes de la ópera: no es lo mismo escucharla en casa que su audio-visión en un teatro.

Trayectoria

Román Gubern es historiador de medios de comunicación de masas. Es catedrático de Comunicación Audiovisual en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona, de la que, también, ha sido Decano. Además, es doctor en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Guillermo Spina
gspina@unlam.edu.ar
Nicolás Camargo Lescano
Área de Prensa y Difusión


Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103