Universidad Nacional de Lomas de Zamora - Facultad de Ciencias Sociales

04 de Julio de 2011 | 3 ′ 53 ′′


Adultos mayores a la Universidad

Adultos mayores a la Universidad


La experiencia de asistir a la universidad, participar en clase y relacionarse con los compañeros repercute en forma positiva en la salud psicofísica de las personas de más de 60 años. Así lo demuestra una investigación realizada en la Facultad de Ciencias Sociales, según la cual, focalizar la energía que ya no está en el armado de una familia ni en conseguir un trabajo, en el estudio, repercute en lo psíquico y en lo físico.

La experiencia del aprendizaje en la tercera edad incrementa el nivel de salud psicofísica e influye en la calidad de vida, dado que la actividad de aprender, que implica asistir a la universidad y relacionarse con otras personas, permite que la energía se focalice en un proyecto personal. A estas conclusiones llegó un equipo de investigadores que trabajó con un grupo de personas mayores de 60 años asistentes al Programa Universidad de la Tercera Edad (UniTE). “Con esta experiencia con adultos mayores se está creando un nuevo modelo, ‘el modelo del buen envejecer’”, afirman los investigadores.

“El narcisismo propio de los sujetos, en el caso de los adultos mayores, va sobre sí mismos; la persona tiende a encerrarse y ahí se desarrollan las patologías. En estos últimos años se ven muchos cuadros de melancolía y depresión. Sabemos que estos cuadros pueden conducir a la muerte, es una posibilidad”, asegura a InfoUniversidades la psicoanalista Mónica Straschnoy, y agrega: “La energía psíquica que se pone en los objetos a cierta edad, tiene que ver, por ejemplo, con el embellecimiento del cuerpo, la delgadez, cuestiones creadas por los modelos sociales. Al poner la energía en un proyecto personal, se evita que se dirija hacia el propio cuerpo produciendo enfermedad. De lo contrario, las personas se encierran sobre sí mismas y hablan todo el día de los dolores del cuerpo.”

“La investigación parte de una observación en campo, del trabajo con adultos mayores en el ámbito de la universidad”, indica la investigadora. “Surgieron preguntas como qué hace que una persona mayor de 60 años tenga tantas ganas de aprender, de preguntar, de intervenir, de relacionarse con los compañeros”, afirma. A través de una encuesta con 15 preguntas administrada a 150 alumnos, se pudo comprobar la hipótesis que guio el trabajo: el aprendizaje en adultos mayores sería una condición necesaria para incrementar el nivel de salud psicofísica.

“La salud es entendida desde lo psicofísico, el poder estar mejor repercute en la salud”, explica Straschnoy, y agrega: “Pensamos al ser humano como una totalidad, si algo repercute en lo psíquico, se va a ver reflejado en lo físico”. Según las respuestas de los encuestados, “la experiencia de aprendizaje, motivada por la adquisición de nuevos conocimientos, incorporó cambios en la vida de los alumnos en lo que a sus aspectos personales se refiere, proporcionando una mejor calidad de vida”.

En ese sentido, Straschnoy sostiene que “en el 90 por ciento de los casos hubo cambios, y el 91 por ciento considera que los conocimientos adquiridos permiten vivir mejor. Los resultados muestran porcentajes muy altos. Cuando indagamos sobre si se encontraron posibilidades propias que antes no conocían, nos preguntamos si hay un cambio subjetivo en la posibilidad del aprendizaje, de estar con otros, de vincularse, de estar contenidos socialmente. Con el aprendizaje adquieren un estatus social de estudiantes universitarios que para ellos es importante, son escuchados, y pueden colaborar con los hijos y con los nietos”.

“Las instituciones públicas tienen que dar lugar a estas experiencias porque significan una inversión en salud”, concluye Straschnoy.


Silvio Speranza


Los efectos de la pandemia en la salud mental de la población

Investigadores desarrollan un estudio epidemiológico sobre el impacto anímico del COVID-19 en población adulta de la Argentina y América Latina. Los resultados preliminares del estudio arrojan que entre el 50 y el 70% de los entrevistados tienen dificultades para dormir, se sienten deprimidos, decaídos o sin esperanzas.

COVID-19: Estudian los efectos del aislamiento social en la salud mental y física

Un grupo de profesionales del área de psicología y de la actividad física y salud elaboró una encuesta online con el objetivo de conocer qué hábitos y conductas se modificaron con la cuarentena. Sostienen que la práctica de actividad física es clave para combatir el estrés y la depresión. La investigación es parte de un estudio a nivel mundial en el que intervienen más de diez países.

Lo urgente y lo emergente en la salud pública

Un equipo de investigadoras plantea algunas hipótesis acerca de las dificultades que atraviesa el sistema de salud y sus trabajadores en el marco de un Ministerio que, hace un par de años, fue reducido a Secretaría y que ahora se enfrenta a la pandemia ocasionada por el COVID-19.

Seguir aprendiendo después de los sesenta

Con el idioma inglés como eje, un proyecto de UFLO Universidad busca aportar herramientas a los docentes que enseñan a adultos mayores. A partir del concepto de geragogía, una disciplina que estudia la metodología y las técnicas que se aplican en la educación y la enseñanza en la tercera edad, los especialistas recomiendan tener paciencia y despojarse de prejuicios, factores claves para lograr un buen funcionamiento de la clase.

“Una de cada cuatro personas tiene o tendrá problemas de salud mental”

Así lo afirma la psicóloga argentina Dévora Kestel, recientemente nombrada directora del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entrevistada por Argentina Investiga durante una charla en la Universidad Nacional del Sur.

Alcohol: Uso y abuso

Alcohol: Uso y abuso

Docentes realizan talleres con alumnos de escuelas secundarias para ampliar el conocimiento que tienen los adolescentes sobre los efectos nocivos que el consumo de alcohol etílico o etanol produce en el organismo.

Canal de videos 103

Palabras Claves