Universidad Nacional de Cuyo - Facultad de Ciencias Médicas

03 de Agosto de 2015 | 3 ′ 53 ′′


Alertan por el uso de productos veterinarios para la pediculosis en niños



Un investigador encuestó a veterinarios de Mendoza y San Juan y encontró que casi el 97% de ellos recibe pedidos para usar una pipeta y un aerosol para matar piojos en niños y adultos, aunque no están indicados en seres humanos. Se trata de los fármacos fipronil -insecticida de amplio espectro para el control de pulgas y garrapatas en perros y gatos-, y el propoxur, droga que contienen los aerosoles veterinarios.

En los últimos tiempos se observó un incremento en la solicitud de productos de uso veterinario para combatir la pediculosis en seres humanos, como consecuencia de la creciente falta de efectividad de los tratamientos químicos convencionales contra los piojos. El problema es que la indicación de estos fármacos se realiza de manera totalmente informal, alertaron desde la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), teniendo en cuenta que no están comprobadas las consecuencias que pueden tener en la salud humana.

La alerta la dio Manuel Guevara, veterinario y docente del área de Farmacología, quien realizó una encuesta a más de 30 veterinarios de Mendoza y San Juan para comprobar que la gran mayoría recibió solicitudes de sus clientes para usar estos productos para el tratamiento de la pediculosis en niños y personas mayores.

En concreto, se trata de una pipeta que aplica 2 o 3 gotas del producto sobre el cuero cabelludo y de un aerosol que se rocía sobre la cabeza. En ambos casos contienen gran variedad de principios activos cuyos efectos no están probados en seres humanos, por lo cual Guevara desaconseja su utilización.

“Los médicos y los médicos veterinarios tenemos la obligación de velar por la salud pública y debemos ser conscientes de las consecuencias que conlleva la utilización indebida de medicamentos no aprobados para uso en seres humanos”, señaló el especialista a Argentina Investiga.

El estudio realizado por Guevara reveló que el 96,8% de los veterinarios encuestados confirmó haber recibido solicitudes de medicamentos de uso veterinario para el tratamiento de la pediculosis en seres humanos. La razón: estos productos son muy potentes (y efectivos) contra los piojos.

Pero lo que más le llamó la atención al investigador es que entre quienes también los indican hay veterinarios, médicos y personal sanitario. Incluso, contó que a un profesional le habían pedido uno de estos fármacos desde un asilo de ancianos, indicado por la directora del lugar, que era médica. “Incluso los piden las docentes, las maestras, que pelean constantemente con el problema de la pediculosis”, detalló Guevara.

Los fármacos en cuestión son el fipronil (un insecticida de amplio espectro que se comercializa desde 1994 para el control de pulgas y garrapatas en perros y gatos), viene en las pipetas y encabezó la lista de productos pedidos a los veterinarios -según la encuesta-; y el propoxur, la droga que contienen los aerosoles veterinarios. Ambos son de venta libre, es decir, que no está regulada su utilización.

“El problema es que no están indicados, no hay estudios hechos en seres humanos; entonces, no se sabe qué puede pasar”, remarcó Guevara, quien publicó el resultado de este estudio en una revista de divulgación veterinaria y en otra científica.

“El otro problema es que está comprobado que en ratas el fipronil aumenta el nivel de hormonas tiroideas; y en África, donde el propoxur se usa para fumigar, se vio que las mujeres embarazadas que tenían ese tóxico en sangre, sus hijos tenían un desarrollo neurológico inferior. Entonces, no debería usarse”, agregó el docente.



Las narrativas de la pandemia de las y los trabajadores de la salud

Las narrativas de la pandemia de las y los trabajadores de la salud

Los trabajadores de la salud antes de la pandemia ya sopesaban experiencias complejas, no sólo por la labor que realizaban sino por las condiciones en las que tenían que ejercer la profesión. En la actualidad, a dieciocho meses del comienzo de la pandemia, investigadoras de diferentes universidades trabajan con las narrativas de estos trabajadores.

Aumentan las enfermedades transmitidas por ectoparásitos

Pulgas, garrapatas y piojos pueden transmitir agentes infecciosos a animales y humanos. Desde el Centro de Bioinvestigaciones de la UNNOBA estudian posibles enfermedades en la provincia de Buenos Aires. Los especialistas sostienen que el avance de los humanos en territorios donde habitan animales silvestres es una de las causas del incremento de estas enfermedades.

Ciudades más saludables, equitativas y sostenibles

La Universidad de Lanús, integrante del proyecto SALURBAL (Salud Urbana en América Latina) publicó parte de los resultados del estudio que desarrolla con la red en “Nature Medicine”, una de las revistas académicas más leídas y prestigiosas del mundo.

Los peligros de ingerir dióxido de cloro

La sustancia química se utiliza como desinfectante y blanqueador industrial. Aseguran que lo único que está probado acerca de las soluciones con dióxido de cloro que se promocionan para curar enfermedades es que provocan casos de intoxicación y muerte, ya que son “absolutamente tóxicas y bajo ningún punto de vista está recomendada su ingestión”.

Lo urgente y lo emergente en la salud pública

Un equipo de investigadoras plantea algunas hipótesis acerca de las dificultades que atraviesa el sistema de salud y sus trabajadores en el marco de un Ministerio que, hace un par de años, fue reducido a Secretaría y que ahora se enfrenta a la pandemia ocasionada por el COVID-19.

Casi la mitad de los argentinos consideraban improbable contraer coronavirus

Casi la mitad de los argentinos consideraban improbable contraer coronavirus

Sin embargo, un 48% supone que, en caso de contagio, la infección podría ser severa. El dato surge de dos encuestas consecutivas realizadas por el Centro de Investigación y Estudios sobre Cultura y Sociedad de la UNC y el Conicet, en las que participaron más de 1.400 personas de la Argentina. Es parte de un estudio global que coordina la OMS en varios países para monitorear percepciones y prácticas preventivas en torno a la pandemia.

Canal de videos 104