Universidad Nacional del Sur - Departamento de Geología

07 de Mayo de 2009 |


Analizan la biodiversidad de cuatro lagunas bonaerenses


El sistema lacustre "Las Encadenadas del Oeste", conformado por las lagunas de Cochicó, Alsina, del Monte y Epecuén, forma parte de un monitoreo a nivel mundial que desarrollan investigadores americanos y del Instituto Argentino de Oceanografía. En una iniciativa única en Argentina, planean crear una red nacional de monitoreo de lagos y humedales que permitirá realizar mediciones y obtener información sobre la diversidad hidrográfica. Será posible obtener resultados aplicables directamente a la ecología de las lagunas.

La calidad de las aguas y los parámetros oceanográficos, la medición del plancton y el fitoplancton desde el punto de vista químico, así como la temperatura, conductividad, oxígeno disuelto y Ph, son algunos de los factores que analizan investigadores argentinos y extranjeros en el sistema lacustre “Las Encadenadas del Oeste”. Éste se encuentra en los partidos bonaerenses de Guaminí y Adolfo Alsina. Participan científicos del Instituto Argentino de Oceanografía, de la Universidad Nacional del Sur y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), y de universidades estadounidenses de Wisconsin y California.

Se realizan mediciones meteorológicas y se instalaron dos boyas en cada laguna. Una fue traída al país por el doctor Tim Kratz, de la Universidad de Wisconsin, y el equipo del IADO colocó otras, con una cadena de sensores para medir la temperatura en profundidad. La doctora Cintia Piccolo, una de las investigadoras principales de este estudio, explicó que el instrumental se instaló para entender mejor la diversidad hidrográfica de los ambientes mediante mediciones simultáneas. “Queremos saber más acerca del plancton de las lagunas para relacionar los datos con las pesquerías y las bacterias. Es un estudio nuevo para medir las bacterias que nunca habíamos hecho”, indicó.

Según contó a InfoUniversidades el doctor Kratz, “trajimos instrumentos para medir los gases en los lagos, especialmente el oxígeno disuelto y también la temperatura del agua, además de instrumental meteorológico, que permitirá recolectar información sobre la actividad biológica en estos ambientes”. La doctora Piccolo agregó: “Con el equipamiento que aportaron los colegas americanos podremos contar con datos nuevos y comparables entre cada uno de los lagos en forma simultánea, ya que no sirve de nada medir en un lago y, después de un mes, medir en otro”. “Es una experiencia internacional muy positiva, porque podemos trabajar mano a mano con otros países”.

Según indicó el científico extranjero, estos estudios se podrán comparar con investigaciones realizadas en Israel, los Estados Unidos, o en ciudades del continente asiático. Por su parte, Tom Harmon, integrante del Centro de Control de Red de Sensores Embebidos (CENS es la sigla en inglés) y de la Universidad de California en Merced, afirmó que se hicieron algunos experimentos en la costa y el lecho de laguna Alsina. “Nosotros utilizamos sensores que nos permiten estudiar este ambiente y hacer un rápido mapeo del lago. Nos preguntamos cómo varía la salinidad dentro de esta laguna y cómo podría afectar la biología del lugar”, relató.

A través de este estudio interdisciplinario será posible obtener resultados aplicables directamente a la ecología de las lagunas. “También tenemos dos estaciones meteorológicas permanentes en esta zona, y ellos (por el grupo de extranjeros) han traído su estación meteorológica portátil”. En un futuro planean difundir publicaciones y trabajos sobre la investigación.

A partir de los trabajos conjuntos de estas instituciones y la experiencia de estudiantes argentinos en Estados Unidos, se decidió crear una red nacional de monitoreo de lagos y humedales, pionera en nuestro país, que permitirá realizar mediciones similares a las obtenidas en Las Encadenadas del Oeste. “Se está monitoreando qué es lo que pasa en todos los lagos del mundo, y trabajando en red”, explicó Piccolo. “Nos dimos cuenta de que en nuestro país, si bien hay muchos emprendimientos en este sentido, no existe una red de monitoreo de lagos, lagunas, humedales, estuarios, diques y reservorios, pero estamos avanzando en ese sentido”, concluyó.


Gerardo Monforte y Marcelo Tedesco


COVID-19: claves para entender el virus

COVID-19: claves para entender el virus

Ina Sevic, doctora en Virología e investigadora de la UNNOBA, explica cómo funciona el universo viral: cómo mutan, con qué frecuencia lo hacen y los saltos de especie. “Es mejor aprender el comportamiento adecuado para las pandemias de una vez, porque no va a ser el último virus que aparezca”, asegura.

Covid-19: Diseñan lámparas ultravioletas para desinfectar ambulancias

Investigadores de la UNT ensayan un sistema portátil para reducir la propagación del Covid-19 y de otros virus en ambulancias y salas hospitalarias. Los especialistas trabajan en que el sistema irradie la dosis necesaria para eliminar virus y bacterias en el tiempo de parada de las ambulancias, después de su limpieza cotidiana y como complemento a las desinfecciones químicas.

Hay 350 especies de flora y fauna que viven en el riocuartense lago de Villa Dalcar

Hay 350 especies de flora y fauna que viven en el riocuartense lago de Villa Dalcar

Especialistas participaron en el proceso de saneamiento de este espejo de agua, que volvió a convertirse en el reservorio de biodiversidad más importante de la ciudad de Río Cuarto, después de su río.

Desarrollan biofertilizantes a partir de una bacteria de las manzanas

Desarrollan biofertilizantes a partir de una bacteria de las manzanas

Investigadores crearon un método innovador para optimizar el crecimiento de plantas a pequeña y gran escala. Se trata de perlas biofertilizantes que tienen como ventaja ser promotoras de crecimiento, controladoras biológicas y soportan un amplio espectro de temperatura. Están creadas a partir de bacterias inocuas, obtenidas de la parte exterior de las manzanas.

Un fotodesinfectante en productos frutihortícolas para reemplazar a los agrotóxicos

Investigadores desarrollaron un fotodesinfectante para productos frutihortícolas. El producto está en tratativas para salir al mercado. Lo que permite hacer este compuesto es alargar la vida de frutas y verduras desde que se produce la cosecha hasta que llega a la góndola.

Un compuesto de la frutilla protege cuatro cultivos

Un compuesto de la frutilla protege cuatro cultivos

Investigadores tucumanos aplican un extracto de esta fruta sobre caña de azúcar, soja, citrus y en la misma frutilla, para combatir enfermedades. Estimula las defensas y ayuda al crecimiento.

Canal de videos 103