Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires - Académica

07 de Octubre de 2013 | 5 ′ 20 ′′


Brovetto: “El estudiante tiene que llegar a la Universidad por el placer de conocer”



El ex ministro de Educación uruguayo afirmó que la cobertura de la Universidad en sectores menos privilegiados creció en forma notable. Sin embargo, sostuvo que deben profundizarse las políticas que incrementen la equidad. Según Brovetto la clave está en motivar a los jóvenes desde la escuela y en que los sistemas educativos lleguen a la gente, tanto desde el punto de vista geográfico como desde el temático, a partir de problemáticas que sean de interés para el lugar.

En entrevista con Argentina Investiga, el ex ministro de Educación y Cultura uruguayo, Jorge Brovetto, aseguró que existe un notable incremento de la cantidad de jóvenes que estudian en la Universidad y, entre ellos, de los que provienen de sectores sociales menos privilegiados. Distinguido en la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (UNNOBA) con el título doctor Honoris Causa, Brovetto tuvo un rol crucial en la creación de la “Asociación de Universidades Grupo Montevideo”, una red de instituciones públicas de educación superior de Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay.

-Históricamente, la universidad ha sido una institución que propició la movilidad social ascendente. Es decir, muchas personas procedentes de estratos sociales bajos, a través del esfuerzo del estudio, podían ascender en la escala social convirtiéndose en graduados universitarios, al tiempo que tenían la posibilidad de mejorar su calidad de vida. ¿Sigue sucediendo esto?
-Yo creo que sí. La cobertura de educación superior en ámbitos sociales más bajos es igual o mayor que la que había hace cuarenta años atrás. Esto se debe a que, afortunadamente, no han prosperado las medidas neoliberales que establecían el pago de matrícula o apuntaban a endeudar al estudiante a través de créditos educativos. Tampoco prosperó la tendencia a considerar a la educación como mercancía. De hecho, la cifra de los que acceden hoy a la educación superior es descomunalmente más alta que la de hace cuarenta años atrás. La composición social de los estudiantes es diferente también. En cifras se comprueba que hay más jóvenes que estudian, de diferentes lugares y de distintos niveles sociales.

-¿Puede considerarse la creación de nuevas universidades una herramienta para incrementar el acceso a la educación superior?
-Sí, sin dudas. La UNNOBA es un ejemplo en ese sentido, ya que antes los jóvenes tenían que ir a estudiar a Buenos Aires, Rosario, La Plata. Pero debemos profundizar el acceso y seguir trabajando para evitar que se impongan las tendencias neoliberales. Por ejemplo hay que evitar lo que sucede en Chile, donde el sistema educativo tomó como propias las doctrinas neoliberales. Muchos jóvenes de ese país se endeudan para estudiar y cuando se reciben, durante años pagan la deuda que adquirieron. Afortunadamente, en países como Argentina, Uruguay, Brasil, sigue existiendo una educación gratuita que permite un acceso más equitativo. Porque la educación es un derecho humano que debe ser respetado y que los gobiernos tienen la obligación de llevar adelante. Los sistemas educativos tienen que llegar a la gente, no sólo desde el punto de vista geográfico, sino también desde el punto de vista temático, a partir de problemáticas que sean de interés para el lugar.

-¿Podríamos considerar que en la actualidad la educación cumple el objetivo de ser más democrática y accesible a todos los sectores sociales?
-Actualmente, jóvenes provenientes de sectores sociales desprotegidos pueden acceder a la educación superior porque es gratuita, porque está más distribuida en el país, porque el sistema incluye a otras instituciones de formación superior no universitarias. Las cifras marcan que hoy ingresan más en la educación superior, que lo que ocurría antes. En verdad, la eficiencia social de la educación tiene en cuenta tres valores: la calidad, la pertinencia y la equidad. Si tenemos en cuenta esos tres aspectos, considero que la eficiencia social es mayor que hace años atrás, aunque, sin embargo es insuficiente. Por eso sostengo que nuestros esfuerzos deben seguir bregando por aumentar la eficiencia. Que debamos seguir trabajando no significa dejar de reconocer que hace treinta años atrás ingresaba la cuarta parte de quienes hoy estudian en el nivel superior.

-¿Cuál es el rol de la educación primaria y secundaria en motivar a los jóvenes para que sigan estudiando en el nivel superior?
-Al analizar los problemas que hoy atraviesa la Universidad, debemos tener en cuenta lo que sucede en el resto de los niveles educativos. En realidad, lo que está en crisis es el sistema educativo como tal. Debemos pensar al sistema en forma integral: desde el preescolar hasta el posgrado. Hoy hay que llevar adelante nuevas estrategias para formar a los niños en nuevas realidades. Debemos impulsar a los jóvenes a seguir estudiando en el nivel universitario: que lleguen a la educación superior no tanto buscando el ascenso social, que lo podés tener, sino buscando proyectarte por el placer de conocer.


Ana Sagastume


Psicoanálisis, escuela y subjetividad adolescente

Un conjunto de investigaciones dedicadas al entrecruzamiento del psicoanálisis y la escuela fue editado por la Universidad Nacional del Sur. Recopila los trabajos de ocho años de un grupo interdisciplinario. Entre otras aristas, el trabajo revela cómo la obligatoriedad de la escuela secundaria fue el origen de nuevas tensiones y desencuentros.

La didáctica de las cátedras universitarias bajo análisis

Una investigadora de la Universidad Nacional del Sur publicó un libro, fruto de su doctorado, que representa una novedad en el abordaje pedagógico de la educación superior. La autora plantea para su análisis diferentes estilos de enseñanza que van desde la “transmisión resistida” hasta la “regulación transformadora”, entre otros, para dar cuenta de la singularidad y diversidad de los modos de la didáctica universitaria.

Internacionalización de la educación superior, la experiencia del IUNIR

El Rector del Instituto Universitario Italiano de Rosario compartió la experiencia enriquecedora de las relaciones internacionales para la mejora educativa. Este proceso se concretó a partir de la creación del Área de Relaciones Internacionales del IUNIR que permitió realizar 42 convenios internacionales, y más de 100 rotaciones en el extranjero de estudiantes de grado y graduados, entre otros logros.

Las nuevas teorías implícitas en la práctica docente

Una investigadora desarrolló un trabajo que aborda problemáticas vinculadas a la construcción del pensamiento, el aprendizaje y el lenguaje, y evidenció la existencia de una “teoría subsidiaria disyuntiva” y otra “teoría instrumental significativa”. La especialista analizó la importancia que los docentes le otorgaban al uso del lenguaje en los procesos de aprendizaje para dar cuenta de las teorías implícitas que operan en las prácticas docentes.

Derechos en la educación, investigación y políticas públicas

Un proyecto de tres universidades argentinas y una uruguaya se dedica a estudiar experiencias de enseñanza que potencien la formación docente, con el propósito de favorecer procesos de inclusión educativa. Los investigadores consideran que “la extensión de derechos en la educación debe ser acompañada de investigaciones que aporten a la definición de políticas públicas”.

Arte y experiencia

Arte y experiencia

Un proyecto de investigación trabaja la vinculación de la práctica docente con la experiencia del profesional y la necesidad de actualización continua. El análisis de las prácticas cotidianas en el ámbito académico inserto en el contexto educativo es uno de los objetivos del trabajo que apunta a comprender cómo se articulan la práctica artística y la práctica docente.

Canal de videos 104

Palabras Claves