Universidad Nacional de Córdoba - Escuela de Trabajo Social

23 de Julio de 2012 | 6 ′ 3 ′′


Chile: “Para una salida de fondo, habría que cambiar el modelo económico”



Lo dijo el especialista chileno en movimientos juveniles, Mario Sandoval, quien estuvo en la UNC y reflexionó sobre la situación que protagonizan los estudiantes de su país, la historia de la dictadura y el modelo económico neoliberal aplicado a la privatización de las áreas del desarrollo social. En esta entrevista con Argentina Investiga recupera algunas claves para entender el proceso que está en marcha en Chile.

El reconocido especialista visitó la UNC para las Jornadas de socialización, encuentro y producción entre investigadores y jóvenes cordobeses partícipes de organizaciones sociales y políticas, organizadas por la Escuela de Trabajo Social. En esta entrevista con Argentina Investiga, algunos de sus conceptos centrales.

-¿En su opinión, qué fue lo que despertó el movimiento estudiantil chileno?
-Para sintetizarlo, diría: las enormes desigualdades que hay en Chile y que se han expresado a través de la demanda por una educación de calidad. Porque son los jóvenes, los estudiantes, quienes están saliendo a la calle a reclamar por las grandes desigualdades que se han incubado en Chile en los últimos 30 años. Ésa es la gran demanda que hay de fondo.

-¿Cuál es el origen de esas desigualdades?
-Nosotros, al igual que ustedes los argentinos, tenemos una historia de dictadura y, más allá del fenómeno militar, durante la dictadura se legitimó y se instauró el modelo económico neoliberal que, en el caso chileno, ha sido un modelo aplicado a ultranza. Eso significó una privatización, prácticamente, de todas las áreas del desarrollo social: la educación, la salud, la seguridad social. Y es lo que impacta. El propio Presidente ha dicho que la educación es un bien de consumo. Entonces, si es un bien de consumo, se compra, como se compran calcetines. La educación no es vista como un derecho y el gran reclamo de los jóvenes a la educación pública es que sea un derecho. Por ejemplo: la educación pública universitaria en Chile, de pública tiene sólo el nombre porque se paga y muy caro. Si uno quiere tener un hijo en la universidad pública estudiando leyes o medicina, tiene que pagar en promedio 800 dólares mensuales. Y eso es una universidad pública.

-El reclamo es por la gratuidad…
-El gran reclamo de los jóvenes es una educación gratuita y de calidad. Pero a esas mismas demandas uno las puede encontrar en la salud, en la seguridad social, en la vivienda, porque es una sociedad que se ha polarizado mucho; hay una concentración muy fuerte del ingreso, producto de la aplicación de este modelo económico. Y eso está estallando, está haciendo agua por todos lados.

-¿Cuál es la evolución que se espera de movimientos como éste?
-Una de las virtudes que tiene el movimiento juvenil es que nadie está en contra de lo que están planteando, todos están de acuerdo en que tienen razón. Pero el tema no se agota estrictamente ni en lo juvenil ni en lo educativo, porque a esto se han sumado los obreros, la central unitaria de los trabajadores, los profesores... Hay universidades que están en paro desde hace meses y no tienen clases y colegios secundarios que están tomados. Entonces, si no hay una solución profunda y un cambio de modelo, esto va a seguir. ¿Dónde está el problema? El Presidente de Chile es un empresario; nosotros lo llamamos el “Berlusconi chileno”. Si no hay un cambio de fondo, la situación se va a hacer cada vez más polarizada y más violenta.

-¿Usted avizora una salida posible?
-En el sistema actual, no. Si queremos una salida de fondo, real, habría que cambiar el modelo económico. El problema es que esto no es sólo responsabilidad del gobierno actual; los 20 años que hubo de gobierno de la concertación mantuvieron el mismo modelo y ahí viene un tema de fondo: los jóvenes reclaman un cambio de estructura, un cambio profundo y no un cambio cosmético. En este momento se instauró una mesa de diálogo para ver qué solución se le da a esto. Yo no le veo solución pronta, a no ser que haya un cambio de fondo. Pero si hay un cambio de fondo, los actuales gobernantes tendrían que dejar el gobierno y ése es un problema muy serio.

El próximo año tenemos elecciones de alcalde y hay que ver si la ciudadanía se manifiesta. Pero ahí hay un problema muy interesante a analizar: la mayoría de los jóvenes que hoy están movilizados no votan, no participan de las elecciones, porque en el caso chileno para participar hay que estar inscripto en los registros electorales y la inscripción es voluntaria. Así, más del 90% de los jóvenes que tienen derecho a voto no lo hacen, no votan por nadie. Entonces, si eso no se manifiesta en un cambio electoral, puede que se mantenga el mismo sistema. Lo que pasó con los indignados en mayo es similar. Fueron a las plazas a acampar, mientras tanto había elecciones de alcalde y ganó el PP; ganó lejos. Puede pasar algo parecido en Chile a nivel electoral. Entonces, si no hay una transformación de fondo, no va a pasar nada. Esto va a ser cíclico y se va a volver a manifestar.

Perfil

Mario Sandoval Manríquez es Asistente Social egresado de la Universidad de Chile y Magíster en Ciencias Sociales por la Universidad Académica de Humanismo Cristiano. Además, es doctor en Sociología, Universidad Católica de Lovaina (UCL), Bélgica, y Coordinador del Centro de Estudios en Juventud (CEJU). Realizó su post doctorado en la Universidad Católica de Lovaina.


Eliana Piemonte


Enseñanza virtual, uno de los desafíos de la pandemia

El aislamiento social para prevenir la pandemia del Covid-19 modificó los hábitos y las conductas de la ciudadanía. Las tecnologías se volvieron imprescindibles y la educación afronta desafíos y transformaciones en las maneras de enseñar que perdurarán, incluso, cuando se regrese a las aulas. La brecha digital, la tarea docente en la virtualidad y la puesta en valor de los procesos educativos mediados técnicamente.

Eso que llaman amor…(y es trabajo no remunerado)

Un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias Económicas y Estadística analiza la pobreza de tiempo que sufre la población, utilizando los datos obtenidos de la Encuesta de Uso del Tiempo.

Aprendizaje escolar y neurociencias

Aprendizaje escolar y neurociencias

La idea de que el saber científico sobre las bases biológicas del aprendizaje podría resolver los diversos y complejos problemas de la educación en el país cobra fuerza en diversas zonas del debate público argentino. Sobre este tema habla la experta en aprendizajes escolares, Flavia Terigi, investigadora docente del área de Educación del Instituto del Desarrollo Humano de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS).

Investigación con células madre: recalculando

Argentina Investiga conversó con dos filósofas que debaten sobre el rol ético de la ciencia en la investigación con células madre. Sobre esta temática presentaron una ponencia en el IV Congreso Iberoamericano de Filosofía de la Ciencia y de la Técnica en Salamanca. Soslayan motivos epistemológicos y vinculados a los derechos humanos; proponen desnaturalizar valores que hoy parecen incuestionables, e invitan a que estos temas formen parte de un debate público más amplio.

Estudiantes desarrollan aplicación para la comunicación

A partir de un estudio sobre los medios que utilizan los estudiantes para informarse en la Universidad Nacional Arturo Jauretche, surgió la iniciativa de crear una aplicación institucional. Junto a estudiantes de la carrera de Ingeniería en Informática, se trabaja sobre un conjunto de herramientas que brinde información sobre la Universidad desde los teléfonos celulares y tabletas electrónicas. El proyecto se encuentra en su etapa de pruebas, esperan contar con la aplicación antes de fin de año.

Jóvenes tucumanos reclaman aprender más sobre ciencia y tecnología

Una encuesta indica que casi el 80% de los estudiantes del último año del secundario están interesados en esos temas. Sin embargo, sólo el 13% conoce a un científico y casi la mitad considera que es un trabajo muy difícil. La investigación incluyó una encuesta realizada a 2.040 jóvenes del último año del secundario, de 120 escuelas. La televisión resultó ser el medio más influyente para informarse sobre ciencia.

Canal de videos 103