Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires - Facultad de Ingeniería

27 de Julio de 2015 | 5 ′ 55 ′′


Construcción sustentable y protección del medio ambiente, un debate mundial de carácter urgente



Fabián Irassar, ingeniero de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, formó parte de una comitiva de quince especialistas que se reunió en París, convocados por la ONU. El objetivo fue trabajar en un proyecto que avanzará en el desarrollo tecnológico integral de la industria cementera para disminuir los índices de daño ambiental.

El ingeniero Fabián Irassar participó del encuentro del comité internacional de quince expertos realizado en París, Francia, adonde fue invitado por el Programa de la ONU para la Protección del Medioambiente, y Construcción Sustentable e Iniciativa Climática (UNEP - SBCI). La invitación tuvo como objetivo el trabajo en el proyecto “Estrategias innovativas para la Industria de Materiales de base cementicia Eco-eficientes de Baja Emisión de CO2”. En representación de toda América latina participan de esta iniciativa el ingeniero Irassar, un brasileño y un cubano.

Desde hace tiempo el concepto de sustentabilidad logró penetrar en todas las esferas de la ciencia, en particular en aquellos campos donde la materia prima proviene de recursos naturales no renovables. El hombre se dio cuenta de que los recursos son finitos; el planeta padece las consecuencias de un progreso descontrolado y por eso es tiempo de encontrar soluciones antes de que sea demasiado tarde. Los avances alcanzados por el grupo de Investigación en Materiales, al que pertenece Irassar, tanto sobre elaboración de cemento a partir de residuos cerámicos (en colaboración con especialistas de República Checa), como los avances en el campo del uso de las arcillas calcinadas y el estudio de coeficiencias de los materiales, ubicaron a la institución académica en las líneas de desarrollo que plantea la ingeniería civil a nivel mundial.

“La iniciativa busca analizar estrategias a nivel mundial, para que todos puedan tener un hábitat razonable sin que la contaminación nos haga explotar, sobre todo la que produce la industria de base cementicia”, explicó a Argentina Investiga el especialista. De acuerdo a lo expuesto por Irassar, las emisiones de dióxido de carbono que genera esta producción representan casi el 6% mundial, cifra que el equipo de trabajo convocado por las Naciones Unidas intentará reducir.

Innovación global para cada región

Para llegar a un plan de desarrollo tecnológico y aplicación viable que atraiga el financiamiento empresarial y estatal, se diseñará un proyecto que contemple todas las realidades. El primer paso es confeccionar un mapa mundial “porque hay líneas desarrolladas pero no pueden aplicarse en ciertos lugares por falta de tecnología, capacitación, y cuestiones socioculturales, que no son fáciles de atravesar”, adelantó el especialista, quien formó parte de la comitiva que se reunió en París junto a profesionales de India, China, Brasil, Suiza, Francia, Estados Unidos y Alemania.

“En este sentido, el apoyo económico servirá para hacer las transferencias adecuadas y utilizar los materiales locales, una de las cuestiones centrales del proyecto: el desarrollo de cada región”, remarcó. “Los países desarrollados tal vez estén más avanzados pero no podemos replicar su tecnología porque sin dudas tendríamos serios inconvenientes desde el punto de vista de las emisiones. En el caso de China, que es el productor del 53% de la producción mundial de cemento, el desarrollo ha sido a un costo de contaminación muy grande, porque se dio en una época donde esto no se tenía muy en cuenta”, indicó Irassar.

Múltiples líneas de investigación

El hecho de poder construir con cementos más sustentables ya es una realidad y, particularmente en la zona de Olavarría, las arcillas calcinadas parecen ser la clave. “Nosotros tenemos un volumen muy grande de este material que desperdiciamos para sacar la caliza”, explicó Irassar. “También hemos considerado encontrar un uso de las moliendas y los desechos de la industria de la construcción y demolición” contó sobre algunas iniciativas del grupo de investigación.

Otro enfoque que resultaría muy interesante para las regiones agropecuarias de América latina está relacionado con la utilización de las cenizas que produce la industria agrícola en producciones como la caña de azúcar y el arroz. “Pero sin esas producciones a nivel industrial no hay residuos para reutilizar”, delimitó el ingeniero.

Los materiales no serán los únicos que sufrirán una transformación en caso de que las estrategias innovadoras que promueve la ONU lleguen a aplicarse, porque el cambio supone, además, discusiones que ya se dan en las instituciones educativas y compañías de construcción. “Nosotros tenemos una idea un tanto consumista de que una casa dura unos 30 años y después es fea, hay que cambiarla. Pero, en realidad tendrían que durar 200, 300 años, como lo hacen en gran parte de Europa”, expresó Irassar. “También se avanza en el consumo energético que debe tener una vivienda para que sea confortable. Es decir, cuánta energía tengo que usar en los edificios para mantenerlos refrigerados, a una temperatura razonable o en términos de iluminación. En la ingeniería civil tratamos de impulsar ese pensamiento para que vaya cambiando la lógica de la construcción”, sostuvo.

Si bien el encuentro en la sede de París del Programa de las Naciones Unidas para la Protección del Medioambiente se constituyó como el primer acercamiento, el proyecto ya tiene programadas las próximas reuniones del comité internacional. Así, en octubre se reunirá en Beijing, China, y en junio de 2016 en Brasil. Allí esperan tener un documento final para comenzar a buscar el financiamiento que desate una mayor sustentabilidad en el campo de la construcción.


Prensa - Facultad de Ingeniería de UNICEN


Nanotecnología y botellas recicladas para purificar el agua de efluentes urbanos

Con botellas de plástico recicladas y nanopartículas, investigadores de la Universidad Nacional de La Plata y de la Universidad Nacional del Litoral desarrollan un sistema de filtros que sirve para purificar el agua residual urbana. De este modo, a muy bajo costo, logran disminuir su carga microbiana y toxicidad para luego utilizarla para el riego en zonas semiáridas.

Hallan microplásticos en los peces de la costa porteña del Río de la Plata

Un equipo de investigadores analiza la contaminación con microplásticos hallados en el tracto digestivo de los peces de la costa porteña del Río de la Plata. Entre los ejemplares estudiados se encuentran el bagre blanco, el bagre porteñito y la boga, especies con hábitos alimenticios variados.

Los gases del tránsito vehicular son el principal contaminante del aire en la ciudad de Córdoba

Mediciones efectuadas por investigadores identificaron valores de dióxido de nitrógeno (NO2) por encima de los límites máximos recomendados internacionalmente. La topografía de la ciudad tampoco ayuda: Córdoba se ubica en una depresión, por lo cual la circulación y remoción del aire es mucho más lenta.

Un fotodesinfectante en productos frutihortícolas para reemplazar a los agrotóxicos

Investigadores desarrollaron un fotodesinfectante para productos frutihortícolas. El producto está en tratativas para salir al mercado. Lo que permite hacer este compuesto es alargar la vida de frutas y verduras desde que se produce la cosecha hasta que llega a la góndola.

Investigadoras crearon microcápsulas que previenen la contaminación del maní

Las probaron con éxito tanto en el laboratorio como en plantas acopiadoras de la zona. Sirven para el tipo de maní confitería, el que va a la industria y el que se utiliza como semilla para nuevas siembras.

Relevan en aserraderos hongos causantes de algunas patologías

Más de 40 especies de hongos fueron detectadas en el aire interior de aserraderos, como parte de un estudio que buscaba analizar la composición y concentración de la micota aérea en estos talleres.

Canal de videos 103