Universidad Nacional de Villa María - Instituto de Ciencias Básicas

03 de Septiembre de 2012 | 3 ′ 16 ′′


Contaminación hídrica en Córdoba



Detectar la presencia de grupos activos de plaguicidas en aguas superficiales y subterráneas del área agrícola centro-sur de la provincia de Córdoba es el objetivo de un equipo de investigadoras. Además, realizan experimentos en laboratorio para remover estos contaminantes de los ecosistemas acuáticos.

La intensificación de las prácticas agrícolas provoca la introducción creciente de plaguicidas en los sistemas de cultivo. Entre los activos de pesticidas que se aplican en Argentina se destacan, en primer lugar, los herbicidas como glifosato, ácido 2,4-dichlorofenoxiacético y atrazina; seguidos por insecticidas como clorpirifós, endosulfán y cipermetrina; y, en menor proporción, los fungicidas. Luego de su empleo, una gran proporción de los agroquímicos permanece como contaminante en el ambiente y, según sus propiedades físico-químicas, muchos de éstos llegan a los ambientes acuáticos provocando un deterioro de la calidad del agua.

Por este motivo, un equipo de investigadoras de la UNVM realiza un monitoreo de 11 zonas diferentes de los ríos Tercero, Cuarto y otros canales y arroyos de la región para determinar si existen residuos de plaguicidas que excedan los niveles máximos permitidos por la reglamentación vigente.

“Los resultados obtenidos hasta el momento demuestran la presencia, en mínimas concentraciones, de algunos compuestos organoclorados, sólo en la muestra obtenida de un canal al sur de la provincia. Pero, como este muestreo se realizó en una época de alto caudal de los ríos (mes de marzo) su detección en agua resulta difícil. Por ello, creemos que en el segundo relevamiento que realizamos podríamos detectar residuos de estos compuestos en un mayor número de muestras, ya que coincide con un menor flujo de agua en los ríos y con un momento de mayor aplicación de plaguicidas, por las diferentes prácticas agrícolas y fruti-hortícolas”, explica a Argentina Investiga Carolina Morgante, directora del proyecto.

Al ser consultada acerca de los efectos que pueden ocasionar estos plaguicidas en la población, la investigadora aclara que, si bien estos compuestos pueden provocar diversos efectos sobre la salud humana, “en la región sólo se registraron esporádicos episodios de intoxicación aguda en organismos acuáticos, que ocasionaron la muerte masiva de peces, que son muy sensibles a estos compuestos químicos”.

Otro de los aspectos de la investigación está relacionado con el estudio de procesos de biorremediación que puedan ser utilizados en estrategias tendientes a remover los contaminantes de ecosistemas acuáticos. “En el laboratorio ya contamos con aislamientos nativos, adaptados a las condiciones de la región, capaces de crecer a altas concentraciones de 2.4D y de herbicidas como Atrazina. Estas bacterias ya se caracterizaron genéticamente y ahora realizamos experimentos de degradación que nos permitan seleccionar a las más eficientes”, revela Morgante. No obstante, remarca que el proceso “es complejo” y “requiere encontrar las condiciones óptimas para asegurar su éxito, lo cual también forma parte de los objetivos de nuestro estudio”.

El equipo de investigación cuenta con la colaboración de científicos de otras universidades nacionales e internacionales, y está integrado por Carina Porporatto, Mariana Montenegro, Romina Bachetti y Natalia Ingaramo.


Rodrigo Duarte


Hallan microplásticos en los peces de la costa porteña del Río de la Plata

Un equipo de investigadores analiza la contaminación con microplásticos hallados en el tracto digestivo de los peces de la costa porteña del Río de la Plata. Entre los ejemplares estudiados se encuentran el bagre blanco, el bagre porteñito y la boga, especies con hábitos alimenticios variados.

Encuentran indicios de daño genético por exposición a agroquímicos

En el estudio realizado por el área de Biología Molecular del Instituto de Medicina Regional de la UNNE se brinda una estimación del daño genético en personas expuestas a productos químicos y agentes “genotóxicos”, es decir, aquellas sustancias que pueden unirse directamente al ADN causando mutaciones que pueden derivar o no en enfermedades oncológicas

Descubrieron que el zorro pampeano dispersa más de 40 especies de semillas en la zona

Propaga especies autóctonas como el tala, el moradillo y el chañar. Come en un lugar y defeca en otro. Así, facilita la colonización de árboles, arbustos y herbáceas, tanto en ambientes de bosques serranos como en agroecosistemas. Los datos surgen de un estudio de campo hecho en Alpa Corral y Las Acequias. Además, estos mamíferos contribuyen al control natural de plagas de insectos y roedores.

Un compuesto de la frutilla protege cuatro cultivos

Un compuesto de la frutilla protege cuatro cultivos

Investigadores tucumanos aplican un extracto de esta fruta sobre caña de azúcar, soja, citrus y en la misma frutilla, para combatir enfermedades. Estimula las defensas y ayuda al crecimiento.

Investigar para cuidar el ambiente y la salud

Investigar para cuidar el ambiente y la salud

El Instituto de Biotecnología de Misiones (InBioMis) se creó el 12 de junio de 2012, con el objetivo de promover y realizar estudios e investigaciones científicas tecnológicas en el campo de la biotecnología, fortaleciendo la formación de proyectos multidisciplinarios y abordando distintas líneas de investigación.

Con técnica innovadora analizan sedimentos del lecho de un río

Mediante la observación en un Microscopio Electrónico de Barrido de muestras de sedimentos del lecho de un río, investigadores del Centro de Ecología Aplicada del Litoral (UNNE-Conicet) estudiaron en detalle cómo se comportan los sedimentos más finos, lo cual es importante para prever cómo será el transporte de dichos agregados en el sistema fluvial.

Canal de videos 103

Palabras Claves