Contenido difamatorio en Internet: ¿quién es el responsable?

Universidad de Palermo - Facultad de Derecho

20 de Junio de 2011 | 4 ′ 48 ′′


Contenido difamatorio en Internet: ¿quién es el responsable?


La responsabilidad jurídica de los motores de búsqueda y otras plataformas de la Web 2.0 por el contenido difamatorio producido por terceros es un campo de múltiples discusiones. La falta de legislación clara acerca del tema contribuye a la confusión. Investigadores del Centro de Estudios en Libertad de Expresión y Acceso a la Información analizan jurisprudencia argentina reciente en casos que incluyeron a modelos famosas como Valeria Mazza, Facebook, Yahoo y Google.

En los últimos años, tribunales argentinos fallaron en contra de los grandes motores de búsqueda como Google y Yahoo en casos de difamación. El Centro de Estudios en Libertad de Expresión y Acceso a la Información (CELE) trabaja desde 2009 en una investigación sobre las sentencias más importantes y analiza las consecuencias de estas decisiones judiciales.

Hay más de cien casos que involucran a demandantes famosos (desde modelos hasta Diego Maradona) que protestaron contra los resultados de búsquedas de sus nombres en Google y Yahoo, en general, por contenido ilícito o erótico en las páginas vinculadas por los buscadores. En la mayoría de las decisiones, los jueces argumentaron que los buscadores fueron responsables por violaciones a la privacidad y el honor de los demandantes y otorgaron medidas cautelares. En un caso parecido, un tribunal de Mendoza falló contra Facebook, a raíz de una página creada para promover la falta a clases.

Un ejemplo es el del caso Valeria Raquel Mazza c/ Yahoo de Argentina. Si bien los jueces argumentaron que los buscadores no crearon el contenido difamatorio, afirmaron que “independientemente de su falta de participación o control en la elaboración de productos generados por terceros, lo cierto es que su difusión masiva en gran medida depende del aporte de su tecnología, destinada a facilitar la búsqueda de tales productos”. Decidieron, entonces, que la responsabilidad por monitorizar el contenido de las páginas de los buscadores es de las empresas y no de los demandantes.

En su defensa, los buscadores argumentaron que sería poco conveniente tener que monitorear todos los sitios que aparecen en sus páginas por contenido difamatorio y que, además, sería tecnológicamente imposible crear un filtro, porque sus búsquedas dependen de un algoritmo automático. Haciendo hincapié en la extendida capacidad tecnológica conocida de estas empresas, los jueces rechazaron el argumento.

Estas decisiones se ubican en la vereda opuesta a casos internacionales similares. En Inglaterra, en el caso Metropolitan International Schools v. Google, el juez argumentó que Google no utiliza la opinión humana para realizar sus búsquedas. Por lo tanto, sostuvo el magistrado, no puede ser responsable por el contenido producido por un tercero. La mayoría de la legislación existente sigue la línea que protege a los buscadores. Estados Unidos, la Unión Europea y Chile, por citar algunos casos, tienen leyes que eximen a los motores de búsqueda de responsabilidad jurídica por el contenido que aparece en sus resultados.

A pesar de la corriente emergente en Argentina, algunas decisiones demuestran una falta de consenso con respecto al tema de la responsabilidad. En dos casos, la Corte decidió que el interés público puede no conceder el derecho a la privacidad de un personaje público. Pero la definición acerca de quien es concretamente un personaje público no queda muy clara. Otra decisión a favor del demandante (Virginia da Cunha c/ Yahoo de Argentina y Otro) quedó sin efecto cuando la Corte argumentó que no se puede aplicar “culpa” a los buscadores, como requiere el artículo 1.109 del Código Civil argentino.

Libertad de expresión y acceso a la información, límites e implicancias

Eduardo Bertoni, director del CELE, explicó a InfoUniversidades que “la temática acerca del ejercicio de la libertad de expresión a través de Internet es prioritaria”. Los profundos cambios que ha generado la red en la difusión de la información vuelven necesario el debate para que la legislación sea clara y exhaustiva respecto del tema, dado que los derechos constitucionales a la información y a la libertad de expresión tienen diversos alcances a partir del nacimiento y vertiginoso crecimiento de Internet.

La confusión y falta de consenso en el Poder Judicial podrían ser resueltas en el Poder Legislativo. Aunque la legislación internacional existente no es perfecta y tiene sus defectos, Argentina tiene la oportunidad de aprender de sus errores y elaborar una ley que refleje las realidades del mundo e Internet en la segunda década del siglo XXI.

Ronith Gitelman
rgitel@palermo.edu
Sara Rafsky


Los desafíos de la sociedad de la información al mundo del Derecho

Los desafíos de la sociedad de la información al mundo del Derecho

Un grupo de abogados investigadores plantea interrogantes y respuestas a los desafíos que la llamada “sociedad de la información” plantea al mundo jurídico, donde los datos son de relevancia vital para la economía, la cultura y hasta la intimidad, y pueden crearse, procesarse, almacenarse y transferirse con facilidad.

Redes sociales y dispositivos móviles, principales canales para informarse

Redes sociales y dispositivos móviles, principales canales para informarse

Según una encuesta realizada a 1281 estudiantes por la Dirección de Comunicación de la Universidad, para el 35,8% las redes sociales son el canal más indicado para comunicarse con los compañeros. Están por encima de los encuentros en la clase (25,9%), los dispositivos móviles (19,4%) y las reuniones informales que surgen en el predio, los pasillos o el bar (4,1%).

Las tendencias artísticas del norte se apreciarán en un museo virtual

Las tendencias artísticas del norte se apreciarán en un museo virtual

La Facultad de Artes diseñó el recorrido y comenzó a digitalizar las obras. También participan del proyecto un grupo de investigadores del Instituto de Luz, Ambiente y Visión (ILAV) de Ciencias Exactas para asesorar en la parte técnica.

Estudiantes desarrollan aplicación para la comunicación

Estudiantes desarrollan aplicación para la comunicación

A partir de un estudio sobre los medios que utilizan los estudiantes para informarse en la Universidad Nacional Arturo Jauretche, surgió la iniciativa de crear una aplicación institucional. Junto a estudiantes de la carrera de Ingeniería en Informática, se trabaja sobre un conjunto de herramientas que brinde información sobre la Universidad desde los teléfonos celulares y tabletas electrónicas. El proyecto se encuentra en su etapa de pruebas, esperan contar con la aplicación antes de fin de año.

Redes sociales, las más elegidas por los universitarios

Redes sociales, las más elegidas por los universitarios

Según un relevamiento de la Universidad Nacional de La Matanza, tanto Facebook como Twitter son las plataformas sociales más elegidas para intervenir en las programaciones radiofónicas. El trabajo arrojó que en 2009, el principal dispositivo para escuchar la radio era la radio portátil, sin embargo, en 2016 el más usado es el celular. Los resultados se desprenden de una investigación realizada por un docente de la Universidad.

Violencia en la red entre estudiantes

Violencia en la red entre estudiantes

Insultar, burlarse, discriminar mediante Whatsapp, Twitter o Facebook son las acciones de violencia en la red más comunes entre estudiantes. Una investigación pretende conocer en profundidad la problemática para concientizar. Entre los objetivos del trabajo se cuenta la idea de cubrir la ausencia de trabajo institucional de orden preventivo que reúna a docentes y directivos en un mismo espacio para trabajar la temática y definir líneas de acción y formación en conjunto.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103