Universidad de Buenos Aires - Facultad de Farmacia y Bioquímica

08 de Octubre de 2012 | 5 ′ 4 ′′


Desarrollan un anticuerpo que previene el virus de la fiebre hemorrágica



Un equipo multidisciplinario de investigadores identificó un anticuerpo monoclonal que previene la entrada de los virus responsables de la fiebre hemorrágica argentina (FHA) y de otras fiebres hemorrágicas sudamericanas en células humanas. El anticuerpo desarrollado se trata de una proteína que consta de una parte humana y otra de ratón y cuya presencia inhibe la capacidad de infectar células humanas de los virus transmisores de fiebre hemorrágica.

La Fiebre Hemorrágica Argentina (FHA) es una enfermedad infecciosa de origen viral, cuyo agente causal es el virus “Junín”. Este virus es hospedado por algunas especies de roedores campestres que lo eliminan por medio de la saliva, generando la posibilidad de contagio del hombre al ponerse en contacto con el ambiente contaminado. El anticuerpo modificado por el equipo de investigadores se une a una proteína denominada “receptor de transferrina”, que se encuentra en la superficie de las células y coincide con el sitio de unión que utilizan los virus para infectar las células humanas.

Los anticuerpos son agentes naturales del sistema inmune que se caracterizan por su exquisita especificidad. “En la actualidad, los anticuerpos monoclonales constituyen la clase de drogas más avanzadas en la industria farmacéutica y la que registra un mayor crecimiento, con un mercado global estimado de 44,6 mil millones de dólares para 2011”, explica a Argentina Investiga Carlos Bregni, doctor en Farmacia y Bioquímica.

“Este nuevo anticuerpo monoclonal contra la Fiebre Hemorrágica Argentina es una proteína que ha sido modificada genéticamente y pertenece al tipo ‘quimérico’, ya que consta de una parte humana y otra de ratón”, continúa Bregni.

Los investigadores observaron que la presencia del anticuerpo inhibe la capacidad de infectar células humanas del virus Junín. También observaron que disminuye en más del 90% la entrada de otros virus causantes de las fiebres hemorrágicas boliviana, venezolana y brasileña, incluyendo los virus Machupo, Guanarito y Sabiá, por lo que se trataría de un tratamiento de amplia aplicación.

El mismo anticuerpo funciona contra todos estos virus porque todos ellos utilizan la misma vía de entrada a las células que van a infectar. “Es de suma relevancia el papel que desempeña el receptor de transferrina. Los virus que provocan las fiebres hemorrágicas sudamericanas se adhieren a ese receptor para ingresar en las células humanas”, describe Gustavo Helguera, biólogo y doctor en Biología por la Universidad Nacional de Córdoba.

Por eso, desarrollaron un anticuerpo que se une al mismo sitio al que se “pegan” estos virus. “Al bloquear esta vía de entrada, se bloquea la internalización de todos los arenavirus que causan las fiebres hemorrágicas sudamericanas”, relata Helguera.

Los tratamientos convencionales utilizan suero de pacientes que han sufrido la infección, ya que contienen anticuerpos que se unen a la superficie de los virus y los desactivan. “También desencadenan señales que hacen que el sistema inmune identifique a los virus y los elimine. Pero esta terapia tiene una limitación: el plasma de los pacientes es específico sólo contra el virus que los infectó y no es efectivo contra los otros arenavirus. Así, por ejemplo, el suero de un paciente que sufrió fiebre hemorrágica argentina, provocada por el virus Junín, no sirve para tratar a un paciente que padece la fiebre hemorrágica venezolana (FHV), que es causada por el virus Guanarito”, señala Helguera.

Por otro lado, como el número de infectados es relativamente bajo, limita la cantidad de suero de pacientes con el que se puede contar para el tratamiento de los nuevos casos de FHA que se presentan por año. Entonces, las ventajas de este desarrollo residen en que los anticuerpos monoclonales, al no permitir el ingreso de los virus, los dejan expuestos, a la “deriva”, de modo que las “patrullas” del sistema inmune puedan descubrirlos y aniquilarlos. “Esto implica que la terapia con anticuerpos monoclonales conferiría al organismo infectado una ventana de oportunidad para que ponga en acción sus estrategias defensivas”, remarca Helguera, y agrega: “Por otra parte, esta nueva terapia podría utilizarse en combinación con la aplicación de suero de pacientes a fin de fortalecer el ataque”.

A pesar de que se cuenta con una vacuna efectiva contra la FHA, en la Argentina durante 2010 fueron reportados 276 casos de la enfermedad, con un porcentaje de fatalidad del 6,5%. Dado que no existen tratamientos absolutamente fiables para este tipo de enfermedades infecciosas, los investigadores proponen realizar estudios en animales para luego comenzar su evaluación clínica en pacientes.

La investigación es llevada a cabo por científicos de las facultades de Farmacia y Bioquímica y de Ciencias Exactas y Naturales, junto a colegas de las universidades norteamericanas de California y de Harvard.



Las narrativas de la pandemia de las y los trabajadores de la salud

Las narrativas de la pandemia de las y los trabajadores de la salud

Los trabajadores de la salud antes de la pandemia ya sopesaban experiencias complejas, no sólo por la labor que realizaban sino por las condiciones en las que tenían que ejercer la profesión. En la actualidad, a dieciocho meses del comienzo de la pandemia, investigadoras de diferentes universidades trabajan con las narrativas de estos trabajadores.

Alejandro Kaufman: “La pandemia nos vulnera de manera tal que nos convierte en números”

En este diálogo, el docente e investigador de la UNQ arroja luz sobre un fenómeno colmado de opacidades sobre el que todavía resta mucho por comprender. “(La prensa) ha desempeñado un papel deplorable, no ha hecho aportes; sólo se ha preocupado por alarmar, a la vez que entretener y banalizar lo que sucedía” sostiene el investigador.

La enfermería antes y después del COVID-19

Karina Espíndola, a cargo de la Licenciatura en Enfermería, explica cómo se modificó el rol de la carrera en tiempos de pandemia. “Ahora preparamos a los estudiantes para trabajar con población enferma (hisopados) pero también con población sana (vacunación); los docentes tuvimos que readaptarnos” aclara la especialista.

Precisiones científicas para evitar el contagio de coronavirus

Investigadores de la Universidad Nacional de Rosario y del Conicet se agruparon para poder llevar precisiones científicas sobre el COVID-19 y los cuidados necesarios. Aclaran que la ventilación es una medida fundamental para evitar contagios masivos.

Nuevo método para analizar los efectos de drogas y tóxicos en humanos

A partir de la introducción de un fármaco en una capa muy fina de tamaño molecular y el cultivo de células humanas, científicos pudieron observar con claridad la efectividad de un medicamento. Ahora, harán pruebas con drogas anticancerígenas con el objetivo de encontrar un tratamiento eficiente que ayude a combatir las células enfermas sin dañar las sanas.

Desarrollan una vacuna de segunda generación contra el COVID-19

En entrevista con Argentina Investiga, el doctor Lisandro Otero de la Universidad Nacional de Río Cuarto, quien integra el equipo de científicos argentinos que desarrollará la vacuna, señaló que “el desafío es lograr una inmunidad duradera y que proteja contra las nuevas variantes emergentes a nivel global”.

Canal de videos 104

Palabras Claves