Universidad Nacional del Nordeste - Facultad de Ciencias Veterinarias

30 de Agosto de 2021 | 4 ′ 44 ′′


Desarrollan una bebida frutal probiótica a partir de suero lácteo



Un proyecto de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNNE busca aprovechar el suero lácteo que se descarta de la elaboración de productos derivados de la leche, y con ese fin avanzan en la elaboración de una bebida frutal probiótica fermentada naturalmente, que aprovecha las proteínas, minerales y otros compuestos funcionales-nutricionales del suero.

El suero lácteo es un subproducto de la elaboración de derivados de la leche y contiene proteínas, minerales, azúcares, entre otros compuestos nutritivos. Pero cuando se descarta como desperdicio puede convertirse en un gran contaminante del ambiente, debido a su carga de microorganismos que pueden generar daño en el suelo, el agua o los lugares donde se deseche.

Si bien las industrias lácteas más grandes aprovechan este suero con distintos fines, en gran parte de los pequeños establecimientos elaboradores se los descarta sin tratamiento alguno. En ese sentido, desde la Facultad de Ciencias Veterinarias, a través del Laboratorio de Tecnología de los Alimentos, en los que se elaboran diferentes productos lácteos, se consideró necesario encontrarle utilidad a la gran cantidad de suero que se obtenía en los procesos de elaboración, y de esta forma evitar su desperdicio y aprovechar sus propiedades benéficas para la salud.
Así, surgió la idea de poder elaborar un producto probiótico, o alimento funcional, y se pensó en una bebida nutricional. Tras numerosas propuestas y ensayos, y la pandemia de por medio, comenzó a trabajarse en la elaboración de una bebida gaseosa fermentada naturalmente, en la que se aproveche el suero en un producto que además incluya frutas regionales de estación.

“Las primeras pruebas se hicieron con suero proveniente de la elaboración de yogur griego de leche de búfala, en distintas mezclas con naranja, manzana, piña y otras frutas, y se obtuvo una bebida muy palatable” explicaron a Argentina Investiga la doctora Gladis Rébak, la médica veterinaria Gladys Obregón y la estudiante Victoria Canteros, a cargo del proyecto.

Agregaron que, básicamente, es suero con jugos de frutas y azúcar, y se logra una fermentación natural. La transformación en una bebida gaseosa significa que los microorganismos del suero están activos. Para graficar la relevancia del aprovechamiento del suero, en la elaboración de diez litros de yogur griego, quedan cinco litros de suero.

Obregón explicó que se está en una instancia inicial del proyecto, pero son alentadoras las expectativas, en especial, teniendo en cuenta que la bebida obtenida es muy agradable en gusto. Al producto se le hicieron algunos análisis físico-químicos, y se ajustó la formulación para su estandarización.

En las etapas posteriores se realizarán nuevos estudios analíticos, y se determinará qué tipos de microorganismos están activos en la bebida lograda para ampliar la información respecto de las propiedades benéficas del alimento. También se proyecta realizar estudios del tipo nutricional, de palatibilidad y sensoriales.

Un dato destacado del proyecto es que se trabaja con suero congelado, y se comprobó que los microorganismos siguen activos tras su preservación en frío, explicó Victoria Canteros y agregó que los ensayos se realizaron con suero de yogur de leche de búfala. En algunas pruebas se utilizó kéfir de leche, pero consideraron que con la formulación ajustada podrían utilizarse distintos tipos de suero, tanto de búfala como de leche vacuna.

Por su parte, Rébak comentó que la idea es poder transferir la formulación de la bebida probiótica a los productores lácteos, quienes en sus establecimientos podrían dar valor agregado a su producción y a la vez solucionar el problema del descarte del suero.

Sostuvo que desde la Cátedra de Tecnología de los Alimentos hace años se viene trabajando en la promoción de alternativas productivas que posibiliten dar valor agregado a la producción local y regional. Pero, en este caso, el producto que se elabora, además de brindar una posibilidad de agregado de valor a la producción, tiene dos aristas importantes, que son evitar el desperdicio de un subproducto de potencial riesgo ambiental y, por otra parte, aborda la producción de alimentos funcionales, en este caso una bebida probiótica, que en la actualidad son muy demandados.

“Esperemos superar las etapas restantes de ensayos y estudios necesarios para poder incorporar este producto al mercado” concluyó la investigadora. La bebida probiótica forma parte de los distintos productos elaborados en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UNNE a través de la marca “FAVET”.

Juan Monzón Gramajo
monzongramajo@gmail.com
José Goretta
Departamento de Comunicación Institucional del Rectorado de la UNNE


Tomates mejorados, de la huerta a la mesa

Tomates mejorados, de la huerta a la mesa

Con la intención de obtener tomates más ricos y nutritivos, ingenieros agrónomos de la UNR trabajan junto a productores de los cinturones hortícolas del país. La iniciativa de producir mejores tomates, a partir de sistemas de horticultura agroecológica, fue seleccionada por el Programa “Ciencia y Tecnología contra el hambre”.

Científica argentina seleccionada para campaña ambiental internacional en el Pacífico

Integró durante casi dos meses una misión de investigación con participantes de nueve países para estudiar un área de alto interés de la industria energética sustentable a bordo del impactante Maersk Launcher. Fue la única argentina del equipo que analizó la fauna y la flora marinas y las propiedades del suelo.

Incrementarán la producción y mejorarán la calidad de quesos artesanales de la región NEA

Un proyecto de la UNNE aprobado en la convocatoria “Ciencia y Tecnología contra el Hambre”, trabajará en la implementación de un paquete tecnológico para potenciar la producción de quesos artesanales inocuos y de elevado valor nutricional en la región NEA. Se buscará, además, incentivar la producción de estos quesos por parte de la sociedad en general.

Desarrollan una vacuna de segunda generación contra el COVID-19

En entrevista con Argentina Investiga, el doctor Lisandro Otero de la Universidad Nacional de Río Cuarto, quien integra el equipo de científicos argentinos que desarrollará la vacuna, señaló que “el desafío es lograr una inmunidad duradera y que proteja contra las nuevas variantes emergentes a nivel global”.

Ozono: una opción amigable con el medio ambiente para incorporar a la cadena agroalimentaria

La investigación busca demostrar cómo el uso del ozono puede tener un efecto beneficioso, tanto ecológico como económico, en las industrias de la agricultura y la avicultura. El ozono posee una capacidad antimicrobiana que permitiría evitar el empleo de productos químicos nocivos.

Crean películas biodegradables de almidón para proteger suelos cultivados

Investigadores del Conicet y de la UNCUYO trabajan en el desarrollo de películas flexibles de almidones nativos de maíz y mandioca como insumo agropecuario para la producción hortícola. Funcionan como mantos protectores que ayudan a controlar malezas e insectos, reducir la evaporación del agua de riego y evitar el contacto directo de frutas o verduras con el suelo cultivado.

Canal de videos 104