Universidad Nacional del Litoral - Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas

01 de Diciembre de 2008 |




Un hongo es el responsable de diversas enfermedades que afectan los cultivos de soja, causando importantes pérdidas económicas. Estudian cómo prevenir la propagación del microorganismo. En la actualidad, la herramienta más común de prevención es la aplicación de fungicidas.

El clima cálido y húmedo de la región es una de las condiciones que favorecen la producción agraria, pero también el ámbito ideal para la aparición de hongos y sus enfermedades relacionadas. Uno de los microorganismos más comunes e importantes es el denominado Cercospora kikuchii, responsable de las llamadas “enfermedades de final de ciclo”.

Investigadores están desarrollando un método con el que pretenden detectar de manera anticipada la presencia del hongo en los cultivos de soja. Se trata del diseño de estrategias tecnológicas que permiten obtener buenos resultados en el control de la enfermedad.
“Los ensayos son sensibles y específicos. Además, permiten un diagnóstico rápido y acertado de las enfermedades”, afirmó María Latorre Rapela, investigadora del Laboratorio de Microbiología General de la FBCB.

Hasta la fecha no se conocen equipos de este tipo para detectar la presencia del hongo. Por este motivo, en la actualidad la herramienta más común de prevención para el control es la aplicación de fungicidas en los campos cultivados.
“Lo primero que hacemos es estudiar el hongo, ya que se conoce poco acerca de sus características poblacionales en la soja de la zona. A partir de las muestras que recibimos, aislamos el hongo y analizamos las características genotípicas (estudio de la variabilidad genética mediante el uso de marcadores moleculares) y fenotípicas (estudio de las características morfológicas -color, pigmento y esporulación, entre otros)”, explicó Latorre.

La enfermedad

Las enfermedades de fin ciclo (EFC) son unas de las más frecuentes en los cultivos de soja. Ocasionan un gran deterioro en la calidad de la oleaginosa y disminuye su rendimiento.
Uno de los principales problemas ligados a estas enfermedades es que los síntomas se manifiestan de forma visible recién en etapas intermedias o avanzadas de la reproducción, cercanas al momento de la cosecha.
La Cercospora kikuchii es un fitopatógeno que produce EFC como el tizón de la hoja o la mancha púrpura en la semilla. Este microorganismo está ampliamente distribuido a nivel mundial y tiene una alta prevalencia en el territorio de Santa Fe y el resto de la región agroproductiva del país.
La relevancia socioeconómica de estas enfermedades hizo que el trabajo de investigación de Latorre Rapela fuera reconocido por la Asociación Argentina de Micología. “La originalidad del proyecto reside en que uno de los objetivos es tratar de lograr una detección precoz de este tipo de hongo en la planta, para poder controlar las enfermedades que produce y disminuir las mermas”, indicó la investigadora.


Prensa Institucional UNL


Simulan el telgopor con hongos

Simulan el telgopor con hongos

Desarrollan una tecnología que permite que los hongos entretejan materiales de baja densidad, ignífugos e hidrófobos, que pueden reemplazar al poliestireno expandido (telgopor) y que puede ser aplicado en las industrias de la construcción y automotriz, y en embalajes.

Un fotodesinfectante en productos frutihortícolas para reemplazar a los agrotóxicos

Investigadores desarrollaron un fotodesinfectante para productos frutihortícolas. El producto está en tratativas para salir al mercado. Lo que permite hacer este compuesto es alargar la vida de frutas y verduras desde que se produce la cosecha hasta que llega a la góndola.

Relevan en aserraderos hongos causantes de algunas patologías

Más de 40 especies de hongos fueron detectadas en el aire interior de aserraderos, como parte de un estudio que buscaba analizar la composición y concentración de la micota aérea en estos talleres.

Un compuesto de la frutilla protege cuatro cultivos

Un compuesto de la frutilla protege cuatro cultivos

Investigadores tucumanos aplican un extracto de esta fruta sobre caña de azúcar, soja, citrus y en la misma frutilla, para combatir enfermedades. Estimula las defensas y ayuda al crecimiento.

Investigar para cuidar el ambiente y la salud

Investigar para cuidar el ambiente y la salud

El Instituto de Biotecnología de Misiones (InBioMis) se creó el 12 de junio de 2012, con el objetivo de promover y realizar estudios e investigaciones científicas tecnológicas en el campo de la biotecnología, fortaleciendo la formación de proyectos multidisciplinarios y abordando distintas líneas de investigación.

Aportes para optimizar la producción de soja y girasol

Un estudio detalla el impacto de las plagas insectiles de fin de ciclo en dos de los cultivos oleaginosos más importantes de Argentina y revela el modo en que afectan el rendimiento en grano, tamaño y calidad de semillas.