Universidad Nacional de Rosario - Facultad de Ciencias Médicas

23 de Junio de 2014 | 4 ′ 43 ′′


El desempeño verbal de estudiantes universitarios



Una investigación de la Escuela de Fonoaudiología mostró que el 70% de los estudiantes de primer año prefiere el examen escrito al oral, para no poner en juego sus competencias lingüístico -comunicativas. La velocidad y fluidez del habla, los recursos para la continuidad y el diálogo, la pronunciación y el uso de gestos complementarios, fueron algunos de los aspectos del habla de los estudiantes analizados en el estudio.

La investigación fue realizada con alumnos ingresantes de Medicina, Enfermería, Fonoaudiología y Comunicación Social de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) a través de una encuesta que permitió conocer la percepción que tienen estos jóvenes sobre su propio desempeño verbal y fluidez en diversas situaciones comunicativas y comparar los resultados de las distintas carreras.

En relación a la pronunciación, los porcentajes más bajos de dificultad se encontraron en alumnos de Fonoaudiología y Comunicación Social; en cambio, en Medicina y Enfermería cerca de la mitad presenta algún problema al hablar. Sobre velocidad y fluidez, los mayores inconvenientes fueron que no se les entiende, deben repetir y que se traban al hablar. En menor medida, cortan palabras y no terminan las frases.

En Comunicación Social un 50% manifestó tener habla muy lenta, considerándola adecuada para la expresión oral. “La velocidad rápida lleva, en general, a una inadecuación en el uso de las pausas, lo cual genera un discurso acelerado, difícil de seguir y comprender, que también puede interferir con los tiempos de coordinación y dar lugar a una articulación imprecisa y quiebres en la fluidez”, explicó a Argentina Investiga Lía Bloj, titular de la cátedra “Patologías y terapéutica fonoaudiológica del habla” y agregó: “Lentificar la velocidad permite adecuar otros parámetros del habla para hacer más efectiva la comunicación”.

En relación a la percepción sobre la continuidad del habla y la fluidez también se vieron diferencias significativas entre el área salud y comunicación social; en la organización de frases adecuadas según la intención comunicativa, la espera de turnos para hablar y el sostén de la mirada, los de ciencias médicas se mostraron más vulnerables. En el diálogo, los recursos mayormente utilizados son las muletillas, los gestos y los silencios. Otros aspectos reconocidos, en menor medida, son la repetición de sílabas o palabras y el alargamiento de sonidos.

El uso de los gestos complementarios, en tanto recurso no verbal que completa la comunicación, se presentó en un 60% de todos los jóvenes. Y los gestos suplementarios, en tanto recursos de sustitución de palabras o de contenidos lingüísticos, son utilizados por un 50% aproximadamente.

Los futuros comunicadores marcan la gestualidad como un acompañante de la palabra pero, en las otras carreras, más de la mitad manifiesta usar gestos en lugar de una palabra o cuando no se acuerdan de ella.

“Las diferencias significativas que muestran los porcentajes respecto de la velocidad del habla, los recursos para la continuidad y el diálogo entre los alumnos de Comunicación Social y los del área Salud, pueden pensarse en relación al conocimiento y uso óptimo del lenguaje vinculado al campo disciplinar”, afirmó la investigadora.

Debido a las dificultades percibidas, alrededor del 70% de los jóvenes encuestados manifiesta tener mejor desempeño en los exámenes escritos que en los orales. “Los profesores vemos déficits para argumentar, tanto en los exámenes orales como en las exposiciones de trabajos en clase, que no sólo se deben al aspecto emocional, sino a la falta de recursos lingüísticos”, comentó Bloj.

La fonoaudióloga sostuvo que el pasaje por la Universidad expone a los jóvenes a la necesidad de poner en juego sus competencias lingüístico - comunicativas, tanto orales como escritas, las cuales pueden verse limitadas o no ser reconocidas por el propio sujeto. “Cobra, así, importancia la reflexión metadiscursiva y el reconocimiento acerca de cómo los fenómenos de la oralidad pueden incidir, en forma positiva o negativa, en la calidad de lo dicho según el contexto, la intencionalidad o el objetivo, y el efecto sobre el interlocutor”.

Las observaciones de este trabajo sobre las prácticas discursivas orales, con restricciones y descuido por los aspectos formales del lenguaje, llevaron al equipo de investigación a continuar explorando la temática entre los universitarios, dado que “el grado de compromiso de los jóvenes con el lenguaje tendrá su proyección tanto en la vida cotidiana como en el futuro desempeño profesional”, concluyen.


Victoria Arrabal


Prevención del Coronavirus en los barrios

En el marco de un proyecto de promoción de la salud coordinado por la UNGS, referentes de organizaciones sociales desarrollaron piezas de comunicación sobre cuidados y medidas de prevención de COVID-19 para hacerlas circular entre los y las vecinas del barrio. Transmitir las formas de cuidado y traducir su importancia al contexto particular de cada territorio son algunas de las claves del proyecto.

Usan lenguaje inclusivo como una manera de democratizarlo

Usan lenguaje inclusivo como una manera de democratizarlo

Incorporan este estilo de redacción desde la academia con de la idea de que “la negación de la otredad en la forma de comunicar implica violencia simbólica”.

“Juguemos sin pantallas”: una campaña para promover el desarrollo infantil y enriquecer el mundo de niñas y niños

En noviembre de 2018, la Universidad lanzó la primera campaña pública del país que alerta sobre una problemática que afecta a niños menores de dos años: el uso indiscriminado de pantallas digitales pone en jaque el desarrollo infantil ligado con la manifestación de habilidades emocionales, neurológicas, psicológicas y sociales.

Vocabulario académico para estudiantes

“Consecuencia”, “factor” e “hipótesis” serán algunas de las palabras del primer diccionario para estudiantes universitarios sobre vocabulario académico; que estará acompañado además por una guía de redacción que incluirá notas sobre cómo formular definiciones, cómo explicar un proceso o expresar causalidad, entre otras.

Estudiantes desarrollan aplicación para la comunicación

A partir de un estudio sobre los medios que utilizan los estudiantes para informarse en la Universidad Nacional Arturo Jauretche, surgió la iniciativa de crear una aplicación institucional. Junto a estudiantes de la carrera de Ingeniería en Informática, se trabaja sobre un conjunto de herramientas que brinde información sobre la Universidad desde los teléfonos celulares y tabletas electrónicas. El proyecto se encuentra en su etapa de pruebas, esperan contar con la aplicación antes de fin de año.

Jóvenes tucumanos reclaman aprender más sobre ciencia y tecnología

Una encuesta indica que casi el 80% de los estudiantes del último año del secundario están interesados en esos temas. Sin embargo, sólo el 13% conoce a un científico y casi la mitad considera que es un trabajo muy difícil. La investigación incluyó una encuesta realizada a 2.040 jóvenes del último año del secundario, de 120 escuelas. La televisión resultó ser el medio más influyente para informarse sobre ciencia.

Canal de videos 104

Palabras Claves