Eliminan arsénico y flúor de aguas subterráneas

Universidad Nacional de Rosario - Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura

24 de Septiembre de 2012 | 5 ′ 34 ′′


Eliminan arsénico y flúor de aguas subterráneas


En el Centro de Ingeniería Sanitaria de la Facultad de Ingeniería y Agrimensura se trabaja sobre dos líneas de investigación: el agua potable y la disposición de las excretas o tratamientos de líquidos residuales. El resultado de los estudios llevados a cabo generó dos sistemas de tratamiento de aguas que cuentan con patente y marca registrada. Uno de ellos permite remover arsénico y fluoruros, y el otro se emplea para remover hierro y manganeso de las aguas subterráneas.

Menos del 1% del agua distribuida en nuestro planeta es la que se usa como fuente para la bebida, el resto está distribuido en mares, océanos y hielos, y vapor de agua. Por lo tanto, es una preocupación de los investigadores cuidar nuestros recursos hídricos y prevenir mayores deterioros en el planeta en los próximos 50 años.

Muchas poblaciones de la provincia de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires se abastecen para el consumo diario de aguas subterráneas. El problema es que estas aguas contienen concentración de arsénico y de flúor por encima de las normas de calidad de aguas para la bebida. Otras localidades poseen hierro y manganeso en las aguas subterráneas y, aunque no afectan en forma directa a la salud, causan problemas de coloración del agua, manchado de sanitarios y ropa, aún cuando se encuentren en muy bajas concentraciones.

“El arsénico es un elemento que se encuentra en aguas subterráneas y proviene de cenizas volcánicas que en otras eras geológicas se depositaron en nuestros suelos”, contó a Argentina Investiga Graciela Sanguinetti, directora del Centro de Ingeniería Sanitaria (CIS) y jefa del laboratorio de Química y Microbiología de aguas.

Ante esta problemática, desde hace muchos años, el CIS investiga la posibilidad de aplicar tecnologías apropiadas a la economía y metodologías sustentables, para eliminar no sólo el arsénico sino la concentración de flúor, hierro, manganeso y sales de las aguas y hacerlas aptas para el consumo.

Como resultado de proyectos de investigación realizados en el Centro se desarrollaron dos sistemas de tratamiento de aguas denominados ArCIS-UNR y BioCIS-UNR, que cuentan con patente y marca registrada. El proceso ArCIS permite remover arsénico y fluoruros mediante el agregado de una sal de aluminio y dos etapas de filtración. Se aplicó en plantas a escala real que operan en las provincias de Santa Fe y Buenos Aires. El proceso BioCIS consiste en remover hierro y manganeso de las aguas subterráneas mediante biooxidación y filtración. Se aprovecha la capacidad de precipitar el hierro y el manganeso que poseen ciertas bacterias presentes naturalmente en el agua subterránea.

La construcción de esas plantas está a cargo de Idear SA, una empresa cuyos profesionales son docentes e investigadores de este Centro y donde se aplica lo que se investiga. Además, el CIS realiza una asistencia técnica y análisis de fluidos a un importante número de empresas locales y regionales.

Tratamiento de líquidos cloacales

El otro proyecto que se trabaja en el Centro es el tratamiento de excretas, heces y orina. “Se buscan alternativas de saneamiento ecológico, es decir, un enfoque diferente al que desde la Ingeniería Sanitaria venimos enseñando, como el tratamiento convencional de los líquidos cloacales” señaló Sanguinetti.

La propuesta del saneamiento ecológico es sanitizar y reciclar, es decir, eliminar los microorganismos patógenos presentes en las excretas para poder reciclarlas y fertilizar los suelos. De este modo, nutrientes importantes que pertenecen al suelo, como el nitrógeno, fósforo, retornan a éste y se evita la contaminación de las aguas.

“En nuestro país, tenemos culturalmente incorporado el flush del baño. Apretamos un botoncito y una descarga de 10 a 15 litros de agua potable se lleva nuestras excretas. Pero nunca nos preguntamos adónde va a parar y si impacta al medio ambiente, por lo que esta alternativa constituye una creciente amenaza para las décadas futuras, donde se estima que la población se multiplicará exponencialmente” indicó la investigadora.

El 90% o más de los líquidos cloacales en los países en vías de desarrollo se eliminan sin ningún tratamiento en recursos hídricos. Las alternativas ecológicas de saneamiento proponen eliminar o disminuir al máximo el uso de agua potable como medio de transporte de las excretas. Para ello, se construyen “baños secos”, con almacenamiento y tratamiento in situ de las heces y, por otro lado, se construyen sistemas simples para disposición de las aguas grises, que provienen de cocinas y lavaderos. “Estas alternativas deberían tenerse en cuenta para nuevos emprendimientos, ponerlas en marcha en algunas casas y ver cómo funcionan”. Como las decisiones sobre el saneamiento son políticas, sería importante demostrar a los políticos, a través de experiencias a escala piloto, que estos sistemas funcionan. Esto ya ha sido demostrado en países europeos”, puntualizó Sanguinetti.

El Centro de Ingeniería Sanitaria fue creado en 1970 con el objetivo de ofrecer soluciones desde la ingeniería a los problemas de saneamiento básico y de contaminación de aguas, a partir de las tecnologías apropiadas y el desarrollo sustentable. Los profesionales capacitados para enfocar las actividades desde la ingeniería, la química y la biología, trabajan en el Centro en docencia, investigación y asistencia social.

Silvana Di Stéfano
sdistefa@unr.edu.ar
Silvana Di Stefano
Secretaría de Comunicación y Medios - Dirección de Prensa


Prueban métodos innovadores para clasificar el vino

Prueban métodos innovadores para clasificar el vino

El origen geográfico del vino es un factor importante para determinar su valor comercial. En busca de determinar la procedencia de vinos blancos argentinos, investigadoras/es pampeanos prueban técnicas y métodos sencillos, de bajo costo y de resultados más rápidos que los que se emplean actualmente. De este modo, pretenden desarrollar un instrumento que sea de utilidad para los entes reguladores de la actividad vitivinícola y las bodegas.

Un envase inteligente que ‘avisa’ que un alimento puede estar en mal estado

Un envase inteligente que ‘avisa’ que un alimento puede estar en mal estado

Un equipo de científicos desarrolló un film para envasar alimentos que posee propiedades extraordinarias: se fabrica a partir de fuentes naturales renovables, es rápidamente biodegradable, económico y comestible. Y, por si fuera poco, retrasa la oxidación del contenido y avisa si la comida se deterioró.

Bacterias que ayudan a plantas para combatir hongos

Bacterias que ayudan a plantas para combatir hongos

En esta entrevista a Claudio Valverde, docente investigador que examina estrategias naturales para reducir la utilización de pesticidas. “Nuestros esfuerzos se concentran en trabajar con bacterias no modificadas genéticamente que exhiben capacidades para contrarrestar los efectos nocivos de los hongos, que habitualmente se combaten con pesticidas”, explica.

Detección de arsénico y reducción en aguas subterráneas

Detección de arsénico y reducción en aguas subterráneas

Un equipo de investigadores avanza en la optimización de una técnica analítica sencilla, económica y sensible para la detección y cuantificación in situ de arsénico en agua de pozo de comunas y municipios de la provincia de Santa Fe.

Arsénico en agua para consumo, logran bajarlo a niveles aceptables

Arsénico en agua para consumo, logran bajarlo a niveles aceptables

Investigadores de la Universidad Nacional de Salta lograron la disminución del arsénico en agua destinada a consumo en poblaciones aisladas del Noroeste Argentino. Un problema de mucha gravedad en la región, en particular para pueblos originarios y campesinos del norte y la puna salteña dado que el alto contenido de este elemento provoca malformaciones, enfermedades en la piel y oncológicas.

Preocupa el aumento de infecciones que resisten la acción de los antibióticos

Preocupa el aumento de infecciones que resisten la acción de los antibióticos

El elevado y mal consumo de antibióticos ha generado bacterias mucho más resistentes. La principal arma con la que contaba el hombre para hacer frente a infecciones, ya tiene quien la resista. En 2013, según la Revisión sobre la Resistencia Antimicrobiana, se produjeron en el mundo 700.000 muertes atribuibles a la resistencia antibiótica. Se estima que en 2050 habrá unas diez millones de muertes atribuibles a todo tipo de infecciones sin que los antibióticos puedan ejercer su acción terapéutica.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103

Palabras Claves