Encuesta sobre inseguridad en La Matanza

Universidad Nacional de La Matanza - Instituto de Medios de Comunicación

23 de Octubre de 2008 |


Encuesta sobre inseguridad en La Matanza


Según un trabajo realizado por investigadores de la UNLaM, el 52% de los matanceros declaró sentirse “muy” inseguro al salir de su casa, y el 39% afirmó que, de un año a esta parte, fue víctima de algún delincuente. Por otro lado, autoridades policiales y foros vecinales coincidieron en que los índices mejoraron en los últimos meses. El análisis de sociólogos y especialistas en criminología.

La inseguridad es en la actualidad un tema relevante, especialmente en el Conurbano Bonaerense. Robos, asaltos, asesinatos, secuestros y todo tipo de hechos delictivos azotan y atemorizan, también al partido de La Matanza. Según una encuesta del Centro de Opinión Pública de la UNLaM, el 52 por ciento de los consultados manifestó sentirse “muy inseguro” o “totalmente inseguro” al salir de su casa, mientras que, por otro lado, el 20 por ciento asegura sentirse poco o nada inseguro. Definitivamente, la percepción de inseguridad es general, no sólo en La Matanza, sino en todo el Conurbano Bonaerense.
Consultado sobre el trabajo, Gustavo Aspiazu, jefe de la recientemente implementada Policía Buenos Aires 2, dijo que el delito “diminuyó en gran medida en zonas como Laferrere, San Justo, Ramos Mejía y Lomas del Mirador, jurisdicciones antiguamente muy conflictivas”, y agregó que, en este momento, las estadísticas indican que se está “muy por debajo respecto de meses como octubre, noviembre o diciembre del año pasado”. Para Aspiazu, fue determinante “el hecho de que, en abril, se haya inaugurado la Policía Buenos Aires 2, con 350 efectivos y gran cantidad de móviles trabajando todo el día en la calle”.
Con esta disposición, sostuvo, “se incrementó la presencia y operatividad en todo el Partido” y está funcionando en forma preventiva.
En coincidencia con las afirmaciones policiales, los foros de la zona hablan de disminución del delito en el Distrito y de una mayor organización vecinal, y elogian el accionar del 911. A pesar de ello, según revela la encuesta, más de la mitad de la población aún no se encuentra segura cuando sale de sus casas. Para los especialistas, una de las explicaciones es el rol de los medios de comunicación, que dan otra dimensión a hechos que, en otra época, tardaban más en difundirse.

Choferes: “Trabajar con dignidad y llegar a casa”
Uno de los casos que mayor exposición tuvo fue el asesinato del chofer de la línea 96 de colectivos, Hugo Encina, cuando en uno de sus recorridos nocturnos fue apuñalado por un pasajero que subió alcoholizado al vehículo. El caso provocó conmoción en el Partido, sobre todo en sus compañeros. Frente a este panorama, Roberto Fernández, delegado de la Unión Tranviarios Automotor, manifestó: “Lo que nosotros necesitamos es más presencia policial, con hombres capacitados y, al mismo tiempo, que la Justicia participe en esto, porque lo que vemos en la calle es que los ladrones entran por un lado y salen por el otro. Nosotros queremos trabajar con dignidad y llegar a casa como todos los días”.
En este sentido y haciéndose eco del reclamo de los trabajadores, según Aspiazu, “se montó de inmediato un operativo, que venimos haciendo hace 30 días y está dando muy buenos resultados”.

El robo, el delito más común
“El delito más común es el robo, el arrebato”, coincide la policía con el 80 por ciento de los encuestados. Asimismo, el 39 por ciento afirma haber sido víctima de algún delito en los últimos 12 meses.
Frente a esta perspectiva, las autoridades intentan avanzar en la tarea de prevención: “La policía Buenos Aires 2 está haciendo operativos sorpresivos, relámpagos y dinámicos, en los que operamos durante 15 o 20 minutos en un lugar, y luego nos vamos a otro sitio, o paramos algún transporte público. Estos operativos son esporádicos y se hacen en distintos puntos del Partido con muy buenos resultados”, manifestó Gustavo Aspiazu.
La Matanza es un distrito con 352 kilómetros cuadrados, con más de dos millones de habitantes -el más numeroso de la Provincia de Buenos Aires- y, en materia de personal policial, cuenta con sólo 1.950 efectivos en servicio: 1.600 de la Jefatura Departamental y 350 de la nueva Policía Buenos Aires 2.
“Estamos redoblando el esfuerzo para poder brindar la seguridad necesaria en cada rincón de La Matanza”, concluyó Aspiazu. La gente, aún, se siente insegura.
Entre las problemas que los encuestados identificaron como fundamentales para la iniciación en el delito se encuentran tres claras opiniones: en primer lugar, la desocupación y la falta de educación, con el 19%; seguida del consumo de drogas, con el 17; y, por último, la pobreza y la exclusión social, con el 12%.

Sociedad y medios
Según los especialistas, la percepción de la inseguridad, en general, se asocia con los hechos cometidos por los sectores más vulnerables. El sociólogo especialista en criminología, Emilio Ayos, explicó al diario “Uno” (Universidad, noticias y opinión, el periódico de la UNLaM) que esto sucede porque el imaginario de la comunidad relaciona al delito sólo con una franja de todas las ilegalidades que se cometen. “Las faltas se asocian al rango social más bajo”, sostuvo. Según el sociólogo, esta distinción está, además, avalada por el sistema penal: “Esos casos se denuncian y algunos son sentenciados; en cambio, la cifra se reduce con las faltas cometidas por la clase alta, porque no califican como delitos”. En su análisis sostuvo que las condenas penales y sociales excluyen todas las conexiones que unen un acto ilegal con las fuerzas de seguridad y los sectores con más poder: “Hay causas que no sólo involucran al que roba un auto o al que secuestra, sino que implican el accionar de grupos con más poder, quizás vinculados al aparato estatal o a las fuerzas de seguridad”, ratificó Ayos.
Para el especialista, los medios de comunicación también influyen en esta construcción: “Instaurar la inseguridad como tema de agenda pública no es un dato menor. Los medios tienen un papel importante y no es neutral. Hay fuerzas políticas en pugna y uno no puede pensar el problema como un reflejo natural ajeno a eso”. Según Ayos, esto sucede claramente con el grado de violencia de los delitos: “Que los medios de comunicación dispongan una mayor exposición de hechos de violencia no implica necesariamente que en la realidad sea así”.

Para el sociólogo, la solución para la inseguridad “no es la intensificación de la presión sobre los sectores más empobrecidos o el aumento de la rigurosidad en el sistema penal. Eso no va a solucionar esa violencia”, sentenció. En cambio, propuso “integrar los delitos de cuello blanco, aquellos que abarcan a los sectores de mayor poder de la sociedad”.
“Si algo refleja la encuesta -concluyó- es ese miedo por los actos y prácticas ilegales que producen las fuerzas del orden y que no son tomadas como tales. Existe un vacío que es claro y que vivimos todos”.

Guillermo Spina
gspina@unlam.edu.ar
Guillermo Zanetto, Luz Zalacain y Marina Dioguardi
Área de Prensa y Difusión


El rol de los obreros en la innovación de las PyMEs

El rol de los obreros en la innovación de las PyMEs

Un trabajo da cuenta de la activa participación de los empleados de baja y media calificación al momento de buscar soluciones creativas e innovadoras.

La mirada de los jóvenes ante la discriminación

La mirada de los jóvenes ante la discriminación

Un equipo de docentes llevó adelante un estudio que arrojó importantes reflexiones sobre la temática. Al respecto, Victoria Santorsola habla de la importancia de la educación para reconocer los derechos que garantizan la inclusión social y buscar soluciones ante actos discriminatorios.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103