Universidad Nacional de Rosario - Facultad de Psicología

24 de Diciembre de 2012 | 5 ′ 56 ′′


Estudian las consecuencias del trabajo intelectual

Estudian las consecuencias del trabajo intelectual


Investigadores analizan la relación de los docentes y de los trabajadores de medios de comunicación con su objeto de trabajo, y definen una nueva categoría llamada “trabajo inmaterial”. La investigación es novedosa en el tema ya que no sólo analiza la inmaterialidad, sino también las condiciones de trabajo.

En las condiciones actuales de trabajo la imaginación, la intelectualidad y la creatividad forman parte necesaria de la jornada laboral. “Adáptese a los cambios”; “Tenga iniciativa”; “Anticípese a los problemas”, son órdenes que requieren de un capital intelectual por parte del trabajador, más que del uso de la fuerza física y, en ocasiones, derivan en problemas de angustia o estrés.

Un proyecto de investigación de la Facultad de Psicología trabaja en esta temática. “Hoy, el trabajo humano se distancia de las actividades repetitivas que antes lo caracterizaban, ya que estas funciones, en la actualidad, están a cargo de máquinas. Cada vez más, el trabajo exige del trabajador una fuerza accesoria a la física, que llamamos fuerza intelectual”, contó a Argentina Investiga el doctor Jorge Kohen, director del proyecto e investigador junto a la doctora Marité Colovini.

Así surge la definición del concepto de trabajo inmaterial. “El punto de partida de esta investigación es la concepción de que, en el trabajo de docentes e investigadores y en los trabajadores de prensa, el objeto de trabajo no es una materia prima palpable. Lo que el trabajador produce es una modificación sobre una materia que no es concreta, material, sino que se trabaja sobre lo subjetivo”.

A modo de ejemplo, Kohen señaló: “En particular, el maestro trabaja sobre un niño produciendo una subjetividad, transformándolo en un sujeto inserto en la sociedad que pueda desenvolverse. Se trabaja con la subjetividad y se produce subjetividad. De esa manera, llegamos al trabajo inmaterial, una nueva fase de la producción capitalista actual, en la cual lo principal es la producción de subjetividad”.

En la investigación, que desarrollan desde hace tres años años, queda reflejado cómo se modificaron las reglas y el tipo de trabajo con el paso de los años y la inclusión de las nuevas tecnologías en el mercado laboral. “Ya no se requiere exclusivamente de un trabajo físico, con herramientas como en la construcción, donde el centro del desgaste es el aparato óseo-muscular más que el aparato psíquico. Hoy, el trabajador se involucra con todos los sentidos, como el caso del trabajador de comunicaciones, el que transforma el hecho en una noticia. Del hecho a la noticia hay un proceso de interpretación y una técnica, y el que interpreta involucra todos sus sentidos”, remarcaron Kohen y Colovini.

Las ideas y el conocimiento son, entonces, la materia prima de este tipo de trabajo y la subjetividad es definida como “los distintos modos de dar significados al mundo, las distintas maneras de pensar, de sentir, de vida, de existencia, que se da en el capitalismo globalizado, que tiene a la información y a la informática como los dos grandes pilares de su modo de acumulación”, explicó Kohen.

Angustia, estrés, enfermedades “del existir” y posibles soluciones

Las patologías emergentes de este trabajo inmaterial surgen cuando los trabajadores desconocen cuál es el objeto del trabajo. Y eso les genera una carga cuyo impacto es el estrés, dolor de cabeza, síntomas psicosomáticos y psíquicos, que muchas veces deriva en el cambio de trabajo. “Las denominamos enfermedades del existir, porque el trabajador se involucra en el trabajo con toda su afectividad y su ‘ser’, dándose el desgaste en el ambiente laboral que lo afecta en su totalidad como sujeto. Se reconoce como un problema del existir, una fuerte relación de trabajo que influye en la vida familiar y social”, sostuvieron.

Esas enfermedades del existir comienzan con angustia, como estado psíquico negativo, que lleva en su devenir a cuadros complejos y definidos como la depresión o la fobia. En casos extremos, el exceso de trabajo puede causar la muerte súbita, conocida como Enfermedad de Karochyen, que afecta a personas jóvenes.

Surge entonces la pregunta: ¿cómo se evita el desgaste que ocasiona el trabajo inmaterial? En este sentido, los investigadores reconocen cuatro opciones a tener en cuenta para no caer en estas enfermedades y patologías frecuentes.

En primer lugar, el aporte de elementos para que esa producción de subjetividad sea liberadora y no alienada, “que esté acorde con objetivos colectivos”. Un segundo elemento a considerar es la posibilidad de que ese trabajo no irrumpa en la totalidad de la vida privada del trabajador; que la jornada tenga un principio y un fin, “que no invada su momento de reproducción”. El tercer punto es la concordancia entre la autovaloración y la valoración social de ese trabajo, ya que “la relación con los otros tiene que ver con el reconocimiento: hace sentir bien que los pares te reconozcan”. El cuarto y último ítem señalado es el referido al acompañamiento que el trabajador debe tener por parte de la institución en la cual trabaja, “que no se quede sólo con la angustia, que la pueda descargar y convertir en un elemento positivo, que la angustia no sea psicopatologizada y medicalizada”.

Sobre este último aspecto, los investigadores apuntan: “Nuestra postura sobre el trabajador inmaterial es que, por ejemplo, un docente puede retornar saludablemente a su ambiente de trabajo en la medida en que sea acompañado y atendido en el padecimiento, en el sufrimiento. Asimismo, que la institución tenga dispositivos para que la problemática sea tratada”.


Silvana Di Stefano


La cuarentena de los adultos mayores

La cuarentena de los adultos mayores

Desde hace varios años los adultos mayores son parte de la comunidad universitaria de la UNLa, en el campus universitario realizan actividades culturales, de recreación, de aprendizaje y de estimulación. Silvia Molina, quien investiga y trabaja desde el Centro del Adulto Mayor y la Especialización en Gerontología, explica cómo atraviesan los adultos mayores el ASPO y cómo los acompaña la Universidad.

Cultivo de frutillas “sin suelo”, una alternativa de producción sustentable

Evalúan un nuevo sistema de producción de frutillas sin suelo, para reducir el uso de agroquímicos. Se busca la implementación de alternativas sustentables para el manejo del suelo y los sustratos bajo invernadero. El objetivo es reemplazar el bromuro de metilo, un desinfectante de suelos y sustratos que daña la capa de ozono y la salud de las personas.

Los efectos de la pandemia en la salud mental de la población

Investigadores desarrollan un estudio epidemiológico sobre el impacto anímico del COVID-19 en población adulta de la Argentina y América Latina. Los resultados preliminares del estudio arrojan que entre el 50 y el 70% de los entrevistados tienen dificultades para dormir, se sienten deprimidos, decaídos o sin esperanzas.

COVID-19: Estudian los efectos del aislamiento social en la salud mental y física

Un grupo de profesionales del área de psicología y de la actividad física y salud elaboró una encuesta online con el objetivo de conocer qué hábitos y conductas se modificaron con la cuarentena. Sostienen que la práctica de actividad física es clave para combatir el estrés y la depresión. La investigación es parte de un estudio a nivel mundial en el que intervienen más de diez países.

El bajo peso y la obesidad mórbida impactan en la calidad del semen

Un equipo de investigadores analizó datos de más de 20 mil pacientes para relacionar el Índice de Masa Corporal con la ocurrencia de patologías seminales. A partir de la información analizada proponen redefinir las categorías en las que se encuadran a los pacientes. Los nuevos valores de referencia constituyen una potencial herramienta de uso clínico para los andrólogos y reproductólogos.

Las consecuencias fisiológicas del trabajo en los cuerpos de antiguos habitantes

Un análisis bioarqueológico de la UNCUYO ayudó a comprender algunas características del sistema laboral colonial de Mendoza. Además de revelar altos niveles de actividad física, tanto en mujeres como hombres entre los 35 y los 50 años, un dato sorprendente proviene del rol de la mujer, con su incorporación de forma sustanciosa al mundo productivo en actividades nuevas, y el impacto fisiológico y de salud del trabajo que varió de acuerdo a la posición estamental que ocupó.

Canal de videos 104