Universidad Nacional del Litoral - Facultad de Ciencias Agrarias

30 de Enero de 2017 | 5 ′ 35 ′′


Extractos de lisianthus para combatir hongos del durazno

Extractos de lisianthus para combatir hongos del durazno


Investigadores de Esperanza utilizan un destilado de flores azules de Eustoma grandiflorum. Se trata de una flor de gran importancia económica por su uso en ornamentación, pero los especialistas estiman que puede tener valor agregado por su actividad biológica contra un hongo que es patógeno de frutas y puede ser una alternativa a los antifúngicos de síntesis química.

La podredumbre morena es una enfermedad causada por el hongo Monilinia fructícola, que afecta gravemente la producción de duraznos de la región y que obliga a la utilización de productos químicos para su erradicación. Sin embargo, un extracto de la flor de lisianthus podría ser una solución alternativa. Esa es la opinión de Marcos Derita, químico e investigador de la Facultad de Ciencias Agrarias (FCA) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y el Conicet, a quien le llamó la atención el color azul de una variedad de Eustoma grandiflorum, tal el nombre científico del lisianthus, que le dio indicios de que podría poseer compuestos con propiedades antifúngicas.

“Para combatir el problema de la podredumbre morena se usan cada vez más fungicidas sintéticos, sin que haya control sobre las dosis en las frutas. Sin embargo, las exigencias de los mercados internacionales respecto del límite de uso de estos productos es cada vez más importante, hecho que debe tenerse muy en cuenta cuando se van a exportar estas frutas con carozo. Por otro lado, los hongos adquieren cada vez más resistencia a los químicos y los productos usados pierden efectividad”, explicó Derita a Argentina Investiga.

Fue por eso que el investigador produjo extractos de las flores y los utilizó para controlar hongos que afectan distintas frutas de la zona. Luego de varios ensayos encontró que era muy efectivo contra un hongo que ataca a los duraznos. “Vi que había compañeros trabajando con flores azules de lisianthus en un aspecto que tenía que ver con el mejoramiento como flor de corte, y me llamó la atención el color, por eso pedí algunas para estudiarlas. Es una flor de una gran importancia económica por su uso en la elaboración de ramos, adornos florales, entre otros, pero ahora tendrá un valor agregado por tener una actividad biológica contra un hongo que es patógeno de una fruta y que reduciría las dosis de los otros fungicidas o bien los sustituiría”, contó.

Los ensayos se encuentran en su etapa preliminar, ya que queda determinar la composición del extracto floral y el o los principios activos que determina la actividad antifúngica. Por ahora fue obtenido el extracto y evaluado in vitro contra cuatro hongos que afectan a frutillas, naranjas y duraznos, con buenos resultados contra uno de duraznos.

Una flor azul

El hallazgo de las propiedades de la flor de lisianthus surgió por una investigación de Paola Gabriel, del Área de Cultivos Intensivos de la Facultad de Ciencias Agrarias (FCA) de la UNL, quien trabajaba en soluciones para contrarrestar los efectos de la temperatura en esas plantas, que producen flores muy especiales por durar mucho tiempo una vez cortadas y por lo cual tienen un gran valor comercial como ornamentales. Según la especialista, las altas temperaturas provocan que no se elonguen los tallos de la flor, un fenómeno conocido entre los ingenieros agrónomos como “arrosetamiento”. “Las varas quedan cortas, por lo cual probamos con distintas dosis de una hormona llamada giberelina. Concluimos que mientras mayores eran las dosis, mayores eran las longitudes de los tallos”, manifestó.

El lisianthus posee importancia comercial por su valor ornamental y porque existen muchas variedades, aunque los investigadores trabajaron con las azules, blancas y rosadas. “Se usan para hacer arreglos florales. La idea es promover cultivos alternativos a las producciones tradicionales y en pequeña escala”, apuntó Gabriel.

“Cuando vi la flor, su color azul fuerte me sugirió que posiblemente tenía antocianinas, que se sabe que son antifúngicas contra hongos humanos, por lo tanto, podría serlo contra hongos patógenos de las frutas. Esa acción también sucede, generalmente, con las plantas de flores amarillas o las aromáticas, que tienen composiciones químicas conocidas”, abundó Derita.

A los investigadores también les llamó la atención la durabilidad de la flor luego de ser cortada, que ronda los quince días. “Cuando veo una planta que no se enferma, esa planta me interesa, porque evidentemente posee alguna composición química que la hace fuerte”, continuó.

Frutas momificadas

Derita agregó que el hongo Monilinia fructícola actúa durante todo el año y produce manchas y cancros en la fruta, una especie de momificación cuando madura. “Es muy común y difícil de atacar, por eso usar productos alternativos es interesante”, aseveró.

El próximo paso será evaluar el extracto en el durazno cosechado, en enero y febrero, pero Derita supone que obtendrá buenos resultados, porque en la fruta los extractos siempre funcionan mejor que en el laboratorio con el hongo aislado. “Un extracto como el de lisianthus posee entre quinientas y mil moléculas, es muy complejo, con una variabilidad química importante. Pero no nos interesa aislar el principio activo, ya que puede ser que actúen en conjunto, pero sí es interesante saber qué tipo de moléculas hay”, finalizó.


Fernando López


Coronavirus: investigadores siguen sus rastros en aguas residuales

Coronavirus: investigadores siguen sus rastros en aguas residuales

Entrevistado por Argentina Investiga, el docente y especialista Gabriel Iglesias describe en qué consiste la metodología aplicada en 15 barrios bonaerenses. “La utilidad práctica es determinar en tiempo real en qué lugares circula el virus y conocer su dinámica, por dónde se propaga”, señala el investigador.

Una técnica para detectar los anticuerpos que neutralizan el SARS-CoV-2

Se trata de un tipo especial de anticuerpos, capaz de unirse al virus e impedir que este quede libre e ingrese a una nueva célula. Científicos trabajan en cuantificar estos anticuerpos en muestras de plasma humano obtenido de personas que estuvieron enfermas y lograron recuperarse. Ese plasma inmune podría utilizarse en un eventual tratamiento destinado a pacientes con COVID-19.

Zoonosis, una batalla de nunca acabar

Zoonosis, una batalla de nunca acabar

Desde épocas bíblicas se conocen enfermedades transmitidas por animales al ser humano. En la actualidad nuestra especie se enfrenta a amenazas desconocidas como es el caso del nuevo coronavirus. El doctor Roberto Mera y Sierra, de la Universidad Maza, nos abre la puerta del complejo mundo de la zoonosis.

Ácido hialurónico, clave en tumores de mama

En un paper publicado en la revista The Febs Journal, la doctora Laura Alaniz, docente-investigadora del Centro de Investigaciones y Transferencia del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires; describió la influencia del ácido hialurónico en la angiogénesis y en la acción sobre los macrófagos, que son un tipo de glóbulo blanco que rodea los microorganismos, los destruye, elimina las células muertas y estimula las respuestas inmunitarias.

Simulan el telgopor con hongos

Simulan el telgopor con hongos

Desarrollan una tecnología que permite que los hongos entretejan materiales de baja densidad, ignífugos e hidrófobos, que pueden reemplazar al poliestireno expandido (telgopor) y que puede ser aplicado en las industrias de la construcción y automotriz, y en embalajes.

Un fotodesinfectante en productos frutihortícolas para reemplazar a los agrotóxicos

Investigadores desarrollaron un fotodesinfectante para productos frutihortícolas. El producto está en tratativas para salir al mercado. Lo que permite hacer este compuesto es alargar la vida de frutas y verduras desde que se produce la cosecha hasta que llega a la góndola.

Canal de videos 104