Universidad Nacional de Cuyo - Instituto de Ciencias Básicas

15 de Junio de 2015 | 4 ′ 11 ′′




Investigadores desarrollaron un procedimiento que obtiene el metal, cada vez más usado industrialmente, de rocas de aluminosilicatos. El desarrollo es tan importante que la Universidad tramitó por primera vez una patente internacional. El nuevo método es amigable con el medio ambiente, ya que no deja pasivos ambientales como otros procedimientos.

Un nuevo procedimiento de recuperación de litio de rocas minerales fue desarrollado por investigadores de la UNCuyo, por lo que la Universidad decidió -junto al Conicet- tramitar por primera vez una patente internacional, lo que permitirá proteger los derechos de uso de esta tecnología en todo el mundo.

El método fue desarrollado por el investigador doctor Mario Rodríguez, del laboratorio de Metalurgia Extractiva y Síntesis de Materiales (MESiMat) de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, a quien acompañaron en los estudios y pruebas sus colegas, el doctor Daniel Rosales y la doctora María del Carmen Ruiz. Los minerales con los que trabajaron se extrajeron de la mina Las Cuevas, ubicada en el departamento San Martín, al noreste de la provincia de San Luis, y corresponden a la familia de los aluminosilicatos de litio: espodumeno, lepidolita y petalita.

Es la primera vez que, a partir de ellos y por un método directo, se obtiene litio, un metal cada vez más utilizado a nivel industrial, sobre todo para fabricar baterías de dispositivos electrónicos móviles, y también de vehículos híbridos y eléctricos. “En la Argentina se explota litio pero bajo otro tipo de ocurrencia: los salares -explicó Rodríguez a Argentina Investiga-. En el NOA está el ‘Triángulo del litio’, la zona de las mayores reservas mundiales de este metal, en los salares de Bolivia, Chile y Argentina”.

Según detalló el investigador, lo que descubrieron es una alternativa de extracción de litio: se muele la roca y, a través de tratamientos químicos, se recupera el metal bajo la forma de diferentes sales. Por otro lado, aclaró que este método es amigable con el medio ambiente, ya que no deja pasivos ambientales como otros procedimientos que se utilizan actualmente para la recuperación del metal y que, además, demandan un alto consumo de energía. “El nuestro es un proceso alternativo que disminuye en forma apreciable los costos ya que hace un aprovechamiento intensivo del mineral porque, además de litio, se obtienen varios subproductos que también son comercialmente importantes”, amplió Rodriguez.

El litio tiene usos tan variados como la formulación de grasas lubricantes o de remedios psiquiátricos, hasta la fabricación de vidrios especiales y aleaciones. También se utiliza como absorbente de CO2 en aires acondicionados y submarinos y, por supuesto, para la fabricación de las mencionadas baterías ion litio, usadas en la industria electrónica.

Es importante mencionar que estos minerales ocurren en varios sitios del planeta; de ahí la importancia de que la UNCuyo y el Conicet hayan tramitado patentar el método a nivel internacional, ya que permitirá posicionar a la Universidad como uno de los lugares públicos del país que hace desarrollos tecnológicos y, además, le permitirá poder vender o licenciar el método de recuperación del litio a un socio internacional (alguna empresa minera) que quiera comprar la patente o asociarse con la UNCuyo / Conicet para comercializarla.

La importancia de la patente internacional

Es la primera vez que la UNCuyo presenta una solicitud de patente internacional por la vía del sistema internacional de patentes PCT (Patent Cooperation Treaty). Hasta ahora habían sido sólo 35 las patentes solicitadas por instituciones, 12 científicas públicas de la Argentina y la UNCuyo es la número 13 en solicitarlo.

El Conicet, cotitular de la patente que presenta la UNCuyo, es el que lidera el listado, seguido por las universidades nacionales del Litoral y de La Plata. Completan la nómina las universidades de Rosario, Córdoba, Quilmes, UBA, Tucumán, Católica de Córdoba, San Martín, Santiago del Estero y el INTA.



Un proyecto de educación ambiental que premia a las escuelas que reciclan

Universitarios y alumnos de primaria y secundaria de Bahía Blanca participarán de “Re creo”, una iniciativa basada en la recolección de material recuperable, con beneficios económicos y capacitación.

Una herramienta para mejorar el confort térmico-lumínico de edificios escolares de Resistencia

A partir de una tesis doctoral, una arquitecta investigó la relación entre la disposición y material de zonas vidriadas de instituciones educativas con problemáticas relacionadas al calor y la luminosidad.

La producción diaria de leche por vaca en La Pampa supera a la media nacional

Así lo indica un estudio realizado por un equipo de investigadores que describió la estructura productiva de la lechería en La Pampa. El sector es importante para el desarrollo provincial, aunque el volumen es reducido comparado con el resto de las provincias de la Región Pampeana. Los datos relevados podrían servir de insumo para el diseño e implementación de políticas públicas en el área.

Producción de Arroz: utilizan drones para saber dónde aplicar herbicidas y combatir malezas

Un proyecto articulado de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE y el Ministerio de la Producción de Corrientes realiza ensayos con tecnología de dron en campos arroceros para identificar sólo los sitios específicos que requieren aplicación de herbicida contra malezas y evitar la aplicación en el total de la superficie del cultivo, como se realiza actualmente.

Producción de sidra con sello universitario

Estudiantes y docentes investigadores trabajan para generar valor a la producción frutícola rionegrina mediante la investigación y desarrollo de nuevos productos en un rubro clave para la economía regional, como es el caso de la sidra.

Investigadores lograron producir biocombustible con suero de queso

Investigadores lograron producir biocombustible con suero de queso

Este desarrollo tecnológico traerá beneficios económicos y aportará a la sustentabilidad del medioambiente. El principal insumo es uno de los desechos más contaminantes de la industria alimentaria. El lactosuero posee un elevado contenido de materia orgánica y, en la actualidad, requiere ser tratado para no contaminar suelos, napas, ríos o lagunas.