Universidad Nacional de Santiago del Estero - Facultad de Ciencias Forestales

24 de Abril de 2017 | 5 ′ 31 ′′


Invertebrados bentónicos como indicadores ambientales



Se trata de organismos que viven en el fondo de grandes masas de agua, están en contacto con el sedimento y se los considera bioindicadores de contaminación acuática. Una investigación de la UNSE se propone analizar las condiciones ambientales a través de la presencia o ausencia de estos seres en el río Dulce. El trabajo busca sentar bases para el desarrollo de herramientas biológicas que resulten de interés en el monitoreo integral de los sistemas fluviales de Santiago del Estero.

Las comunidades de macroinvertebrados, término que se utiliza comúnmente para referirse a animales invertebrados como insectos, moluscos y anélidos, son considerados como los mejores bioindicadores de contaminación acuática. Basándose en este fundamento, la licenciada en Ecología, Marta Leiva, docente e investigadora de la Facultad de Ciencias Forestales (FCF), lleva adelante su proyecto "Macroinvertebrados Bentónicos como Indicadores de Integridad Ecológica del Sistema Fluvial Río Dulce".

- ¿A qué organismos hace referencia?
- Los invertebrados bentónicos son organismos que viven en el fondo de esas masas de agua, es decir, que están en contacto directo con el sedimento en cualquier cuerpo de agua, río, lago, lagunas e inclusive, en fondos marinos. Demostraron ser buenos indicadores de las condiciones ambientales. Estas condiciones ambientales van desde lo que es contaminación del agua como así también variables físicas o morfológicas.

- ¿A qué se atribuyen estos cambios en las condiciones ambientales?
- Pueden ser cambios en las riberas, en las condiciones del canal de un río, y que se pueden dar, por ejemplo, por la construcción de una obra de infraestructura como una represa, dique, puente o una costanera en la zona de algún lecho del río.

- Y estos cambios se verían reflejados en los microorganismos bentónicos…
- Sí, de alguna forma vamos a ver reflejadas las condiciones de estos organismos. En cómo ocupan el espacio, cómo aprovechan los recursos del hábitat, qué alimentos tienen, qué características químicas pueden afectarlos.
Y ese es el propósito del seno de la investigación: aplicar esa información en lo que conocemos como biomonitoreo de los cuerpos de agua. Sería, básicamente, leer las condiciones ambientales del cuerpo de agua a través de la presencia o ausencia de organismos que encontremos y también analizar sus variables ambientales.

- ¿Cómo se realizan estos estudios en masas de agua tan extensas como el río Dulce?
- El trabajo de campo consiste en tomar muestras de agua del lecho y del sedimento en determinados períodos del año, en función de las épocas de crecida y de aquellas cuyo caudal es más estable.
De lo que es el agua, hago algunos análisis químicos, sobre todo para conocer ph, conductividad y temperatura del agua. Algunas mediciones se hacen in situ, como la profundidad del agua, la velocidad de la corriente del río, que sirven para conocer parámetros generales de calidad de agua y que en cualquier estudio de agua se hace. Y luego del sedimento se separaran todos los organismos que encuentro en ese volumen de muestra.
El paso posterior es separar manualmente, con la ayuda de una lupa. respecto del tamaño, los que yo busco, son aquellos que van desde las 250 micras, o sea, de un cuarto de milímetro, invertebrados siempre.
Una vez que están separados de sedimentos, los coloco en recipientes para luego identificarlos con el microscopio y con claves de identificación de diferentes especies, que se tienen a partir de investigaciones hechas en otras zonas, que se tomarían como base, ya que no tenemos antecedentes de esta investigación en la Provincia.

- Actualmente, en las investigaciones se habla de “trabajo interdisciplinario”, ¿éste sería el caso?
- Podríamos decir que sí, que este es un trabajo interdisciplinario, ya que la parte de medición de parámetros químicos del agua se hace en colaboración con el Laboratorio de Química de la FCF. Y lo que se refiere al tamaño de partículas en el sedimento, o sea la hidrometría, la mido en el Laboratorio de Suelos de la FCF. O sea, si bien hago yo las mediciones, uso recursos y pido ayuda de conocimientos y metodologías a otras áreas.
La parte biológica la trabajo con el apoyo del Instituto Nacional de Imnología (INALI, CONICET-UNL) de la provincia de Santa Fe. Fue el primer instituto del CONICET en Argentina y tienen mucha experiencia en el área.

- Definiendo a los proyectos de investigación como ciencia aplicada, ¿cuál es la intención de este proyecto en cuanto a su beneficio para la comunidad?
- Se espera contribuir al conocimiento de la diversidad y funcionamiento ecológico del río Dulce; así como determinar los patrones de distribución de los ensambles bentónicos en relación a las presiones antrópicas sobre el sistema.
- A partir de este conocimiento, se pretende sentar bases para el desarrollo de herramientas biológicas que resulten de interés en el monitoreo integral de los sistemas fluviales de la Provincia.

Leiva es Licenciada en Ecología, egresada de la Facultad de Ciencias Forestales (FCF) de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE), actualmente es becaria del CONICET a través del Programa de Becas Cofinanciadas.


Liana Chazarreta


Lavado de manos en la pandemia: con la frecuencia adecuada, pero sin la duración suficiente

Una encuesta realizada por investigadores de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC detectó que pese a conocer el procedimiento correcto, tres de cada cuatro personas no respeta el tiempo recomendado por la OMS: entre 40 y 60 segundos. Un 42% de los encuestados tiene niños a su cargo, y de ese grupo un tercio no siempre controla que ellos se laven las manos en momentos adecuados.

Hallan microplásticos en las zonas costeras de Buenos Aires

Investigadoras del Instituto de Tecnología (INTEC) de UADE realizaron un muestreo de arena en las zonas costeras del Área Metropolitana de Buenos Aires para analizar la presencia de microplásticos. Los resultados arrojaron la existencia de microfibras plásticas y microperlas. Un estudio de la Universidad de Newcastle advirtió que una persona promedio podría estar ingiriendo, semanalmente, cinco gramos de microplástico, el peso equivalente a una tarjeta de crédito.

Análisis de la pandemia más allá de sus metáforas

Especialistas de la UNL plantean algunas claves para pensar la pandemia causada por el virus COVID-19 desde las ciencias sociales. La necesidad de estudiar un escenario de crisis y profundas desigualdades, donde vuelven a pensarse las redes comunitarias, el rol del Estado y las políticas públicas. Un análisis sobre la dimensión de esta pandemia que coloca a la ciencia frente a un escenario inédito.

Nanotecnología y botellas recicladas para purificar el agua de efluentes urbanos

Con botellas de plástico recicladas y nanopartículas, investigadores de la Universidad Nacional de La Plata y de la Universidad Nacional del Litoral desarrollan un sistema de filtros que sirve para purificar el agua residual urbana. De este modo, a muy bajo costo, logran disminuir su carga microbiana y toxicidad para luego utilizarla para el riego en zonas semiáridas.

Producen nanocápsulas de origen natural para conservar alimentos

A partir de plantas aromáticas, como el orégano, el laurel, el romero y otras especies, extraen aceites esenciales con propiedades antioxidantes y antimicrobianas que prolongan la vida útil de los alimentos. Bajo la forma de cápsulas diminutas, lograron incorporar esos aditivos naturales en pescados, nueces y leche de soja. Comprobaron que mantienen el producto en buen estado, entre un 30% y 50% más que los conservantes artificiales. El proyecto es desarrollado por un equipo interdisciplinario, en el marco del Programa Institucional y Multidisciplinar (Primar) en Temas Prioritarios, que impulsa la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la UNC.

Mujeres ingenieras, mujeres que resisten

Mujeres ingenieras, mujeres que resisten

Virgina Mazzone fue la primera graduada de Ingeniería en Automatización y Control Industrial (IACI) en la Universidad Nacional de Quilmes. La especialista explora las condiciones de modelado, monitoreo y optimización de procesos biológicos con bacterias y de productos de uso corriente en la industria siderúrgica. En diálogo con Argentina Investiga habla de su trabajo y opina sobre la actualidad de un campo históricamente dominado por los hombres.

Canal de videos 104