La centolla, un recurso económico para el golfo San Jorge

Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco - Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales - Sede Comodoro Rivadavia

29 de Octubre de 2012 | 8 ′ 7 ′′


La centolla, un recurso económico para el golfo San Jorge


La centolla que crece y se desarrolla en los fondos rocosos submareales de las costas del golfo San Jorge es objeto de análisis por parte de investigadores. La especie puede representar un recurso regional que contribuya al mayor desarrollo de las pesquerías locales, es por esto que especialistas estudian la flora y la fauna de los fondos rocosos submareales frecuentados por la especie y la distribución de los juveniles de centolla en el golfo, entre otros temas.

Desde el año pasado existe un proyecto en el ámbito del Instituto de Desarrollo Costero (IDC), que pretende profundizar el conocimiento acerca de la centolla y servir de guía para los cambios ambientales que ocurrirán en el futuro. El docente e investigador Julio Vinuesa se dedica al análisis de Lithodes santolla que crece en los fondos rocosos submareales en las costas del Golfo San Jorge.

La centolla representa un recurso importante para las embarcaciones costeras que operan en este golfo y también puede serlo para aquellas de media altura y altura, cuyos objetivos más importantes son la merluza y el langostino. Se cree que con una captura bien regulada y con procesados posteriores diversos, esta especie puede representar un recurso regional de interés que contribuya a un mejor desarrollo de las pesquerías locales.

La centolla presenta características de desarrollo muy particulares dentro de los crustáceos decápodos (reciben este nombre debido a que poseen cinco pares de apéndices): tienen un desarrollo embrionario extremadamente prolongado (entre 9 y 10 meses), las larvas eclosionan con mucho vitelo y son endotróficas, es decir que no necesitan alimentarse para completar su vida larval.

Esta etapa es corta y pasa por sólo tres estadios larvales que no son pelágicos, como en la mayoría de los cangrejos, sino demersales y, posiblemente, este geotactismo sea más pronunciado en la medida en que avanza su desarrollo. Se demostró que las postlarvas se asientan en fondos submareales y allí reclutan y permanecen cerca de dos años, donde encuentran refugio y alimento.

Estas pequeñas centollas se caracterizan por su color naranja rojizo y por la gran cantidad de espinas largas y agudas que le ayudan a evitar algunos depredadores; pero quedan indefensas durante su período de muda, cuando cambian el viejo caparazón por uno nuevo, cuya consistencia es flexible y coriácea, con lo cual resultan presa fácil de depredadores.

Los conocimientos sobre los juveniles de centolla en el golfo son escasos; se ha visto que en áreas costeras frente a Comodoro Rivadavia no se asentaron ni reclutaron postlarvas de la especie y tampoco fue posible capturar juveniles en búsquedas con buzos. Esto indica que posiblemente la centolla se aleje de áreas contaminadas de algún tipo o que no se produzca reclutamiento en todas las áreas rocosas del Golfo. Por otra parte, el conocimiento de la flora y la fauna de los fondos rocosos submareales frecuentados por la especie no es totalmente amplio, como tampoco la distribución de las dos principales especies invasoras costeras, Undaria (Undaria pinnatifida) y el cangrejo verde (Carcinus maenas).

La intensa pesca pirata de la centolla, realizada por embarcaciones de todo tipo que operan en el golfo, no se traduce en las estadísticas de pesca de nuestro país. Es necesario regular en forma urgente las artes que deben utilizarse dentro del golfo y las áreas de captura, y deben evitarse aquellas zonas donde se produce el desarrollo de los juveniles que, en muchos casos, coincide también con una mayor abundancia de hembras no utilizadas en la pesquería. Un conocimiento de estas áreas sería de mucho interés en las futuras regulaciones de esta pesquería para las provincias de Chubut y Santa Cruz.

El Parque Interjurisdiccional Marino Costero Patagonia Austral, con una extensión costera de aproximadamente 180 kilómetros, comprende un gran número de islas e islotes, e incluye el lecho y subsuelo marino. Este Parque está ubicado al norte del golfo San Jorge, en cercanías de Comodoro Rivadavia. Es el primero de su tipo en todo el país y su creación fue aprobada por el Congreso de la Nación. Tiene como objetivos mantener muestras representativas de los ecosistemas terrestres, costeros y también marinos; proteger el patrimonio paisajístico, cultural y natural; propiciar y facilitar las investigaciones y monitoreos ambientales, como principales actividades asociadas al manejo, y promover las actividades sostenibles compatibles con la conservación del área. Esta zona es de particular importancia en los estudios emprendidos.

El interés en los juveniles de centolla en el golfo comenzó hace varios años en el IDC y durante esos estudios pudo reconocerse el movimiento vertical que experimenta la especie y su estrecha relación con la talla de los animales: los animales más pequeños se relacionan con los fondos rocosos submareales y juveniles mayores de aproximadamente 40 mm de LC. Comienzan, en muchos casos, a frecuentar ya fondos blandos, pero nunca muy alejados de la costa y en profundidades no superiores a los 70-80 m. A partir de los 50-60 mm de LC, se los puede hallar en lugares más profundos y a distancias mayores de la costa. O sea, existe una distribución diferencial de los animales: los más pequeños ocupan áreas costeras y, a medida que van creciendo, se internan en fondos más profundos y alejados de la costa.

Buceos realizados en las inmediaciones de Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia fueron infructuosos en el hallazgo de centollas pequeñas en las restingas submareales y arrecifes costeros. Esto aporta cierto grado de incertidumbre en el futuro de la pesquería, ya que no se produciría el reclutamiento en todas las costas rocosas del Golfo.

Surgen, entonces, interrogantes importantes para el futuro del recurso: El asentamiento y posterior desarrollo ¿se produce en todos los fondos rocosos submareales?; los fondos de cría ¿son todos iguales?, ¿las características del agua son similares?, ¿hay diferencias de abundancia en las distintas áreas? Si es así, ¿están relacionadas con los tipos de fondo y/o la biota acompañante?, ¿existen interacciones con otros cangrejos, por ejemplo, con el cangrejo verde invasor?

Todas estas preguntas nos indican que es importante efectuar un relevamiento más detallado de los fondos rocosos submareales donde habitan los juveniles, si se quiere tener una idea de las posibles variaciones en el reclutamiento y el desarrollo exitoso posterior.

Se demostró que la alimentación de estos juveniles está vinculada a la presencia de una treintena de especies locales y a la gran complejidad estructural de estos fondos, que le aportan no sólo alimento, sino también refugio de sus predadores.

El proyecto sobre los fondos de cría de la centolla que se lleva a cabo en el Instituto de Desarrollo Costero contribuirá a profundizar el conocimiento del sublitoral de todo el golfo y se espera que pueda responder las preguntas esbozadas.

Se torna evidente la necesidad de profundizar el estudio de este complejo sistema ecológico, para ello es fundamental un mayor conocimiento de la etiología de estos crustáceos y de las demás especies que componen este ecosistema. En este sentido es muy importante tener un control minucioso de las áreas de monitoreo que permita conocer ampliamente las variables que puedan alterar dicho sistema ecológico e impactar en forma negativa sobre este importante recurso en particular y sobre todo el ecosistema en general. Para ello es vital el control y la regulación de la pesca, como así también, los procesos de contaminación ambiental y la acción del cambio climático, por ejemplo, la temperatura del agua.

Daniel Pichl
dpichl@unpata.edu.ar
Daniel Pichl y Norma Escalante
Dirección de prensa


Plagas, elaboran un plan de control con un sistema de trampas de luz

Plagas, elaboran un plan de control con un sistema de trampas de luz

Investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias implementaron un sistema de trampas de luz para discernir las fluctuaciones poblacionales de los principales lepidópteros adultos nocturnos. De esta manera pueden determinar los momentos de aparición de las larvas en los diferentes cultivos de la zona agrícola de influencia, con el objetivo de elaborar un plan de control de plagas.

Desechos pesqueros para disminuir la contaminación ambiental

Desechos pesqueros para disminuir la contaminación ambiental

Investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas proponen utilizar los residuos de crustáceos marinos para generar formulados alimenticios como fuente de proteínas y antioxidantes naturales. Con distintas estrategias biotecnológicas, el proyecto apunta a convertir las 76 mil toneladas de desechos generados por la industria pesquera en productos con valor agregado, y además reducir la contaminación ambiental y visual que producen.

Optimizan modelo de producción mixta de arroz - peces

Optimizan modelo de producción mixta de arroz - peces

Una iniciativa tecnológica podría optimizar la producción de arroz en Corrientes. Esto no es poco si se tiene en cuenta que se trata de la provincia líder a nivel nacional en el cultivo de este cereal, tanto en producción como en área de siembra. El proyecto busca producir arroz orgánico -libre de pesticidas- y las especies de peces que se cultivarán son las nativas pacú y sábalo, de valor comercial potencial muy bueno.

Proyecto Pampa Azul: “Conocemos mejor la superficie de Marte que el fondo de los océanos”

Proyecto Pampa Azul: “Conocemos mejor la superficie de Marte que el fondo de los océanos”

La frase pertenece a Ricardo Sahade, biólogo y coordinador científico de una de las primeras misiones de Pampa Azul, el proyecto a largo plazo que Argentina puso en marcha para conocer en profundidad su espacio marítimo. Durante los próximos 10 años, distintas embarcaciones viajarán para estudiar el mar en 5 áreas estratégicas. Llevarán instrumentos sofisticados como vehículos operados a control remoto, que permiten tomar muestras sin agredir a los ecosistemas marinos.

Por el cambio climático y la deforestación, hay más parásitos en aves

Por el cambio climático y la deforestación, hay más parásitos en aves

Un estudio en especies silvestres demostró que el incremento de las precipitaciones, la pérdida de vegetación y el hacinamiento de los pichones incrementan los casos de un tipo de enfermedad parasitaria: la miasis. Según concluyeron los investigadores, esta parasitosis es un tipo particular de infección dado que el parásito busca en forma activa al individuo en el que va a hospedar, incluso pudiendo recorrer grandes distancias.

La maricultura costera y el trabajo sustentable

La maricultura costera y el trabajo sustentable

Investigadores del Instituto de Desarrollo Costero llevan adelante diversos estudios orientados al desarrollo de la maricultura costera, una actividad de historia reciente en Argentina. Los especialistas trabajan en el perfeccionamiento del cultivo de mejillones, y en especies nuevas para la acuicultura clásica como el mero austral y la centolla. Mediante los estudios se apunta a la creación de fuentes de trabajo adecuadas y sustentables para el ambiente donde se desarrollan.

Canal de videos 103

Palabras Claves