La diversidad genética de los peces del Paraná

Universidad Nacional de Rosario - Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas

17 de Febrero de 2014 | 4 ′ 8 ′′


La diversidad genética de los peces del Paraná


La doctora en Ciencias Biológicas Gabriela Villanova lleva adelante un proyecto de investigación mediante el que desarrolla marcadores moleculares microsatelitales para el estudio del recurso ictícola del río Paraná. A partir de este método analiza la diversidad genética y estudia las especies de importancia económica que pueden encontrarse en riesgo debido al exceso de la pesca extractiva o a barreras que dificultan su reproducción.

Los marcadores moleculares son zonas en el ADN, características de una especie o una población. Los microsatélites, en particular, son regiones repetitivas y variables presentes en el ADN. Es decir que diferentes individuos de una misma especie pueden tener distinto tamaño de este marcador, lo que permite identificarlos.

También sirven “para saber si entre un grupo y otro hay alguna relación de parentesco y así evitar cruzarlos, ya que cuando aumenta la endogamia, pueden surgir problemas de crecimiento y hay mayores riesgos de infección y enfermedades en los peces en cultivo”, indicó a Argentina Investiga Villanova.

A partir del Programa de Promoción de la Universidad Argentina, la investigadora realizó hace dos años una estadía en el laboratorio de genética de la Universidad de Santiago de Compostela, España, para adquirir experiencia en la metodología e incorporarla en el laboratorio en el cual realiza su trabajo posdoctoral, la Plataforma de Biotecnología aplicada a la acuicultura en el IBR-Conicet.

La doctora en Ciencias Biológicas contó que se mandó a secuenciar al INDEAR una pequeña porción del genoma de cuatro especies de peces del Paraná: pejerrey, surubí, pacú y boga. Y en la actualidad está realizando estudios de crecimiento del pejerrey para reproducción y acuicultura.

Dado que se trata de una especie que crece lento, a través de los marcadores podrían seleccionarse los individuos con mayor tasa de crecimiento. “Ante un grupo que crece más rápido que otro, empezamos a formar familia y obtener la progenie de esos individuos. Esto puede servir a nivel comercial para desarrollar una línea que, en vez de llegar al tamaño adecuado en dos años y medio, lo haga en un tiempo menor”, explicó.

En forma paralela, está realizando un estudio de comparación de la diversidad de los pejerreyes que se encuentran en el río con los de un centro de reproducción de la provincia de Buenos Aires para constatar si la diversidad genética de los peces en cautiverio es comparable con lo que hay en la naturaleza. La importancia de este trabajo reside en asegurar que si las crías son devueltas al medio natural tengan una diversidad genética similar.

En cuanto al sábalo, Villanova expresó que estuvo sometido a una presión de pesca muy grande, pero hace unos años empezó a regularse el tamaño de redes y se determinaron períodos de veda. Los estudios que se están realizando de diversidad genética muestran la presencia de una alta diversidad, lo que indicaría que la población tendría la capacidad de sobreponerse. Para que esta especie, base de toda la cadena trófica, no esté en riesgo deben conservarse los ambientes de reproducción y respetarse los tamaños mínimos y máximos impuestos.

Sobre los alcances económicos y de cuidado del medio ambiente que tiene el proyecto, la investigadora explica que “la posibilidad de disponer de un set de marcadores moleculares específicos para las especies de interés comercial de la región permitirá asistir a productores de nuestro país en la evaluación de la diversidad genética de las poblaciones, la selección y organización de los stocks de reproductores y la filiación de los especímenes”.

Estos marcadores también podrán ser de utilidad para organismos gubernamentales responsables de llevar a cabo la evaluación de la diversidad genética de las poblaciones de peces en su ámbito natural así como el impacto de escapes de poblaciones en cultivo sobre las naturales.

Silvana Di Stéfano
sdistefa@unr.edu.ar
Victoria Arrabal
Secretaría de Comunicación y Medios - Dirección de Prensa


Encontraron la evidencia humana más antigua de Argentina

Encontraron la evidencia humana más antigua de Argentina

Arqueólogos tucumanos recuperaron dos mechones de pelo y fragmentos óseos de animales extintos. Las muestras son de hace 40.000 años y se descubrieron en Catamarca.

Tuberculosis: los argentinos son más resistentes

Tuberculosis: los argentinos son más resistentes

Una variante genética que está presente en el 85% de nuestra población brinda mayor protección contra la bacteria Mycobacterium tuberculosis. El hallazgo, efectuado por un equipo multidisciplinario de investigadores, también muestra que esa variación genética protectora no discrimina por sexo o por etnia.

Investigación en animales: la comida “chatarra” provoca sobrepeso hereditario

Investigación en animales: la comida “chatarra” provoca sobrepeso hereditario

Experimentos realizados con roedores evidencian que las crías de padres habituados a una dieta hipergrasa nacen con más peso o lo ganan rápidamente al llegar a la adolescencia. Así lo comprobó un estudio realizado por biólogos y médicos de la UNC y Conicet. La obesidad es una enfermedad que en Argentina afecta a 2 de cada 10 personas y al 6% de los chicos en edad escolar.

Diseñan ropa para las familias damnificadas de Entre Ríos

Diseñan ropa para las familias damnificadas de Entre Ríos

Investigadores y estudiantes de la carrera de Diseño de la Fundación UADE desarrollan indumentaria para ayudar a las personas que sufren inundaciones en el partido de Gualeguay, en Entre Ríos. La mayoría de los materiales son reutilizables y se fabrican de manera artesanal y semi-industrial para facilitar su reproducción en estas localidades.

ADN cordobés: fuerte presencia aborigen y 4500 años de antigüedad

ADN cordobés: fuerte presencia aborigen y 4500 años de antigüedad

El 76 por ciento de los cordobeses proviene, por línea materna, de antepasados nativoamericanos, y aproximadamente el 15 por ciento pertenece a un linaje local y propio de América, que se habría desarrollado específicamente en la región central de Argentina hace miles de años. Así lo demuestra evidencia hallada por científicos del Instituto de Antropología de Córdoba (Idacor) dependiente de la UNC y el Conicet, a partir del análisis de muestras genéticas actuales y antiguas recogidas en 20 localidades de la Provincia durante los últimos 10 años.

Un kit sencillo y portable para detectar mercurio en el agua

Un kit sencillo y portable para detectar mercurio en el agua

Investigadores de la Fundación UADE transforman bacterias genéticamente para detectar este metal peligroso para la salud en el agua. El dispositivo es del tamaño de la palma de una mano para simplificar su transporte y puede ser operado con facilidad. Su método es más rápido que los basados en reacciones químicas.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103