Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires - Departamento de Ciencias Básicas y Experimentales

16 de Agosto de 2010 |


La materia blanda desde el mundo nano

La materia blanda desde el mundo nano


Sus orígenes pueden remontarse a la Antigua Roma, y aunque en cierto sentido pueda considerársela una moda, la nanociencia llegó para establecerse como tema de investigación científica por mérito propio. Es por esto que comprender las propiedades, estructura y comportamientos de los materiales blandos a escala del nanómetro es el objetivo de un grupo de investigadores que analiza su potencial como moldes para fabricar estructuras híbridas con fines tecnológicos, terapéuticos y de diagnóstico.

El interés por estudiar materiales blandos a escala nanométrica impulsó a un grupo de investigadores a trabajar en un proyecto cuyo objetivo es comprender las características, comportamiento y aplicaciones de sistemas nanoestructurados. Estos sistemas son estructuras de materiales compuestas por átomos y moléculas que tienen la particularidad de ser del tamaño de unos pocos nanómetros, es decir, la millonésima parte del milímetro.

En el área de las nanociencias, el grupo de trabajo que encabeza Marcelo Ceolín, profesor titular de Física, analiza las estructuras formadas por materiales “blandos” (polímeros naturales y artificiales basados en carbono, oxígeno, azufre y nitrógeno). “Tratamos de entender cómo son afectadas las propiedades de estos sistemas cuando cambia el tamaño y la composición química, cómo responden a estímulos externos como el calor, la electricidad, la luz, etc. También nos interesa explorar su potencial como moldes a escala nanométrica para fabricar estructuras híbridas (orgánicas-inorgánicas) y utilizarlas con fines tecnológicos, terapéuticos o de diagnóstico”, señaló el investigador a InfoUniversidades.

“Las propiedades de un átomo de un cierto material están gobernadas por las interacciones entre sus electrones y su núcleo y entre los propios electrones del átomo. Cuando muchos de estos átomos se agrupan para formar un sólido, sus propiedades se modifican enormemente debido a las interacciones mutuas entre los átomos. A mitad de camino, cuando sólo se agrupan unos cuantos centenares de átomos, las propiedades del conjunto no son ni las del átomo aislado, ni las de un agrupamiento de muchísimos átomos. En este estado, surgen muchas propiedades que no aparecen en los otros dos, y eso es lo que estudiamos nosotros”, explicó Ceolín.

La nanociencia puede dividirse en dos grandes “corrientes”: la nanociencia ‘per se’, que se dedica a estudiar las propiedades de los materiales con el fin de entenderlas y la nanotecnología, orientada a utilizar materiales a escala nanométrica con fines tecnológicos. “En la actualidad hay muchos materiales en el mercado que se basan en el uso extensivo de nanoestructuras: cosméticos, antirreflectantes para los vidrios de los autos, aditivos de lubricantes, productos farmacéuticos. Incluso, hay lavarropas con filtros para el agua que usan nanopartículas de plata para matar bacterias y algunas prendas de vestir que también las han incorporado en sus tejidos”, ejemplifica Ceolín y aclara que el trabajo que hace su grupo de investigación es ciencia básica, aunque orientado al desarrollo de aplicaciones tecnológicas.

El enorme interés por la nanociencia se despertó a partir del descubrimiento de interesantes propiedades ópticas y electrónicas de los materiales nanoestructurados y su potencial aplicación tecnológica. “Aquellos investigadores interesados en las propiedades ópticas de los materiales comprendieron que estas partículas (metálicas y semiconductores) respondían en forma selectiva a los colores (longitud de onda) y eso abrió grandes perspectivas en el área de las comunicaciones”, aclaró Ceolín y señaló que en cierto sentido, puede considerarse a la nanociencia como una moda que “ha crecido mucho en los últimos 10 años y que vino para establecerse como tema de investigación científica por mérito propio”.

El investigador -que realiza sus trabajos en el Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (UNLP-Conicet)- destaca que las nanopartículas no son un descubrimiento moderno. En la Roma Antigua se conocían ese tipo de comportamientos, aunque nunca habían sido comprendidos cabalmente. Los romanos fabricaban vasos de vidrio con incrustaciones de “oro coloidal” (nanopartículas de oro) que al observarlos a trasluz mostraban una tonalidad rojiza que no se observaba cuando la luz se reflejaba en ellos. “El ejemplo más conocido es la ‘copa de Licurgo’ que se exhibe en el Museo Británico”, cuenta.


Claudio Spiga


Las dietas occidentales afectan a los espermatozoides

Las dietas occidentales afectan a los espermatozoides

Investigadores de la UNCUYO y del Conicet comprobaron que una alimentación elevada en grasas genera alteraciones en el desarrollo espermático y la producción seminal. El estudio realizado en modelos animales también sugiere que el reemplazo parcial por aceite de oliva virgen extra podría ayudar en la recuperación de los parámetros de normalidad.

Nanotecnología y botellas recicladas para purificar el agua de efluentes urbanos

Con botellas de plástico recicladas y nanopartículas, investigadores de la Universidad Nacional de La Plata y de la Universidad Nacional del Litoral desarrollan un sistema de filtros que sirve para purificar el agua residual urbana. De este modo, a muy bajo costo, logran disminuir su carga microbiana y toxicidad para luego utilizarla para el riego en zonas semiáridas.

Películas antimicrobianas para envases de alimentos

En el Laboratorio de Investigación en Postcosecha de Frutas, de la Facultad de Ciencias de la Alimentación (UNER), se obtuvieron películas biodegradables antimicrobianas, materiales evaluados para su utilización en envases alimentarios. La creación de películas biodegradables y/o comestibles aporta soluciones a las problemáticas de la conservación de alimentos, la salud humana y la contaminación ambiental.

Direccionar las drogas; una nueva estrategia terapéutica contra el cáncer

Investigadores del Instituto de Ciencias de la Tierra y Ambientales de La Pampa (INCITAP) buscan, a través de un tipo de molécula, direccionar las drogas al órgano o tejido afectado por la enfermedad e intentar disminuir así los efectos secundarios en pacientes. El trabajo se realiza en un contexto en el que la mortalidad por cáncer de colon en La Pampa, hasta el 2017, registró la mayor tasa ajustada en varones de la Argentina, según datos estadísticos del Instituto Nacional del Cáncer (INC).

Limones: científicos desarrollan un sistema para detectar temprano una enfermedad letal

Se trata del temible HLB, que es considerado el cáncer de los cítricos, por su rápida diseminación y por la virulencia con que actúa.

Nanoarcillas: La arcilla más preciada

Un investigador transforma arcillas de San Juan en nanoarcillas. El producto final será una mezcla con otros polímeros, materiales muy demandados por la industria. Además significaría que la provincia de San Juan es un valioso reservorio de esas arcillas.

Canal de videos 104