Universidad Nacional de Tucumán - Facultad de Bioquímica, Química y Farmacia

11 de Agosto de 2014 | 4 ′ 1 ′′


Limón: científicos combaten sus enfermedades en forma biológica



Docentes avanzan en el empleo de levaduras capaces de reducir la incidencia del moho de la fruta y la podredumbre del pedúnculo, enfermedades fúngicas que afectan al limón poscosecha. Los investigadores aíslan levaduras de cítricos de plantas de Tucumán para emplearlas como biocontroladores y así evitar el uso de fungicidas.

Argentina es el primer exportador mundial de limones y Tucumán aporta el 84% de ese total que son cultivados en una superficie de 34.000 hectáreas, de acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Teniendo en cuenta esta realidad, un grupo de investigadores de la Facultad de Bioquímica, Química y Farmacia de la Universidad Nacional de Tucumán, quienes también se desempeñan en la Planta Piloto de Procesos Industriales Microbiológicos (PROIMI), desarrollan una línea de trabajo orientada a encontrar alternativas para el control biológico de las enfermedades de los limones poscosecha.

El tema que estudian los bioquímicos y doctores en Ciencias Biológicas, Julián Dib y Verónica Fernández Zenoff con la colaboración de Luciana Contreras, alumna de la licenciatura en Biotecnología y de la bioquímica Lydia Garnica, es una alternativa novedosa para tratar los limones con enfermedades fúngicas.

Los investigadores señalaron a Argentina Investiga que las enfermedades poscosecha más comunes y severas que afectan a los cítricos son el moho verde y el moho azul, causados por Penicillium digitatum y P. italicum, respectivamente, que ingresan al fruto por las heridas que se producen en su superficie. En menor grado, los cítricos son afectados por Phomopsis citri, que causa la podredumbre peduncular.

Contreras contó que el trabajo consistió en aislar levaduras de cítricos (de limones, naranjas, pomelos y mandarinas) de plantas de Tucumán que no tenían ningún tipo de tratamiento con fungicidas y que podrían evitarse con el uso estos biocontroladores. “En la primera etapa se realizaron ensayos in vitro en el laboratorio en placas donde se enfrentó a las levaduras denominadas “killer” con los hongos patógenos y vimos resultados satisfactorios”, detalló la joven investigadora. Estas levaduras se denominan “killer” porque son capaces de matar a los hongos u organismos patógenos presentes en la fruta. Agregó que luego se realizaron ensayos in vivo. “Inoculamos la fruta con la levadura que mejor resultado daba en la etapa in vitro y con el patógeno, para observar los resultados”, detalló.

Esta alternativa biológica para combatir enfermedades en el limón puede resultar fundamental para los productores tucumanos, ya que en algunos países de la Unión Europea existen barreras fitosanitarias para la fruta sometida a tratamiento con fungicidas que podrían evitarse con el uso estos biocontroladores.

Julián Dib explicó que uno de los principales problemas poscosecha son las pérdidas producidas por enfermedades fúngicas y que eso motivó al equipo de trabajo para abordar esa área. “En la actualidad existen alternativas para solucionar este problema a partir de sustancias químicas como fungicidas, pero que pueden tener efectos residuales, provocar efectos negativos sobre la población. Nosotros planteamos una alternativa que es la producción orgánica”, aseguró.

Dib precisó que las levaduras son organismos muy nobles, que se usaron durante miles de años para producir vino, cerveza y pan. “Lo bueno de estas levaduras es que están aisladas de plantas cítricas de Tucumán, que no traemos microorganismos de un ambiente extraño, eso es una ventaja. De 400 levaduras aisladas, sólo un 15% ha demostrado una actividad antagonista frente a estos hongos”, describió el profesional.

“Además de probar el efecto killer de las levaduras frente a los agentes patógenos, paralelamente clasificamos las levaduras con técnicas de la biología molecular, se les extrae el ADN y se amplifica una región de ese ADN para poder investigar”, concluyó la co-directora de la tesina.



Desarrollaron un dispositivo que elimina el Covid-19 del ambiente

Desarrollaron un dispositivo que elimina el Covid-19 del ambiente

Cinco ingenieros egresados de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNR desarrollaron el Darpas, un artefacto basado en tecnología de radiación ultravioleta, capaz de eliminar el 99% de virus de cualquier ambiente, incluido el Covid-19. El dispositivo se maneja de forma remota y no utiliza productos químicos, por lo que no genera residuos.

Una técnica para detectar los anticuerpos que neutralizan el SARS-CoV-2

Se trata de un tipo especial de anticuerpos, capaz de unirse al virus e impedir que este quede libre e ingrese a una nueva célula. Científicos trabajan en cuantificar estos anticuerpos en muestras de plasma humano obtenido de personas que estuvieron enfermas y lograron recuperarse. Ese plasma inmune podría utilizarse en un eventual tratamiento destinado a pacientes con COVID-19.

Identifican el origen geográfico de cítricos a partir de sus minerales

La identificación de origen constituye un valor agregado para los productos primarios y elaborados. En ese aspecto, una línea de investigación avanzó en la determinación de la procedencia geográfica de cítricos mediante el análisis de sus elementos minerales. Los resultados otorgarán la posibilidad de colocar a estos productos en mercados específicos más rentables.

Ácido hialurónico, clave en tumores de mama

En un paper publicado en la revista The Febs Journal, la doctora Laura Alaniz, docente-investigadora del Centro de Investigaciones y Transferencia del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires; describió la influencia del ácido hialurónico en la angiogénesis y en la acción sobre los macrófagos, que son un tipo de glóbulo blanco que rodea los microorganismos, los destruye, elimina las células muertas y estimula las respuestas inmunitarias.

Relevan en aserraderos hongos causantes de algunas patologías

Más de 40 especies de hongos fueron detectadas en el aire interior de aserraderos, como parte de un estudio que buscaba analizar la composición y concentración de la micota aérea en estos talleres.

Desarrollan nanopartículas que logran matar células cancerígenas

Se probaron con éxito en cultivos in vitro de glioblastoma multiforme, uno de los tumores cerebrales más comunes y letales que se conocen. Se trata de partículas multifuncionales, 10 mil veces más pequeñas que un cabello humano, que pueden viajar dentro de células de la sangre y transportar cualquier tipo de fármacos. Actúan con alta precisión y no provocan los efectos secundarios nocivos de las terapias actuales. Investigadores viajaron a España para realizar ensayos en ratones en un centro de alta tecnología.

Canal de videos 103