Universidad Nacional de Cuyo - Rectorado

06 de Junio de 2011 | 4 ′ 32 ′′


Los efectos del cambio climático en Mendoza



Expertos de Alemania y Argentina trabajan juntos con el objetivo de hacer frente al cambio climático y la protección ambiental. En territorio mendocino, la emisión de gases tóxicos y los basurales a cielo abierto son algunos de los factores que incrementan la contaminación. Para concientizar a la población y hacerla partícipe, llevan a cabo un proyecto que tiene como primer destinatario a los más chicos.

“El cambio climático es un problema que afecta a todo el mundo, es por esto que todos somos responsables del medio ambiente”, comenta a InfoUniversidades el doctor Peter Thomas, experto de la Cooperación Técnica Alemana de la Universidad Nacional de Cuyo.

Además de explicar el cambio climático a nivel mundial, sus causas y cómo afecta a algunas regiones de forma más severa que a otras, Thomas también analiza la situación mendocina en particular con el fin de concientizar a la población, empezando por los más chicos. Es por esta causa que el especialista dirige un proyecto en el que se muestra el mapa de Mendoza, con el concepto de curvatura de la Tierra y los tres oasis, de manera didáctica y no denunciante sino amable, para explicar el fenómeno del cambio climático a los niños.

Para que todos tomen conciencia y formen parte de las soluciones utilizaron una mascota, “Cuyún”, que fue presentada en un póster y luego distribuida en escuelas mendocinas. “En este póster se enseña qué significa cambio climático en Mendoza, qué nos pasa a nosotros. Porque no había herramientas en las currículas para que los docentes pudieran transmitírselo a los chicos”, dice Thomas.

En relación a las consecuencias concretas del cambio climático en Mendoza, el investigador señala que “según muestran los estudios a nivel provincial, está comprobado que los glaciares se retiran. Esos cuerpos congelados son una reserva de agua que nos sirve cuando hay sequía o aumenta la temperatura y alimentan a los ríos. Cuando los glaciares pierden su volumen, podemos tener poca agua en verano”. En cuanto al granizo, indica que si bien no está comprobado científicamente que haya un aumento de estas tormentas por el cambio climático, el tema preocupa porque se destruyen grandes extensiones de sectores agrícolas y pone en riesgo la vida de las personas.

El parque automotor mendocino es otro de los factores contaminantes ya que cada año es más grande y emite cada vez más dióxido de carbono a la atmósfera. Junto con la industria causan una gran emisión de partículas. “También está el efecto de la isla de calor; si uno mira a la ciudad desde lejos puede verse una capa oscura encima, debajo de la cual la ciudad se calienta mucho más, hay temperaturas más altas y produce malestar en la gente”, describe el especialista.

Los basurales constituyen otro factor problemático, ya que “en la provincia, son casi todos a cielo abierto, muchas veces se prenden fuego y no sólo emiten dióxido de carbono sino también gases muy tóxicos. Cuando el 60% de los residuos, materia orgánica, empieza a descomponerse, emiten metano; éste se genera cuando los residuos se descomponen sin oxígeno, porque están tapados, y es 21 veces más severo que el dióxido de carbono”.

El experto hace referencia al efecto en la agricultura mendocina: “Los promedios anuales de las temperaturas en general van a aumentar, entonces, se van a acortar los inviernos. Esto va a tener un impacto en la agricultura, porque el aumento de humedad en la llanura, combinado con el aumento de temperatura, puede generar tormentas más severas y más granizo. La vitivinicultura va a tener más humedad y, por ende, más enfermedades; razón por la que muchos inversores ya están llevando las vides a lugares más altos”.

El póster diseñado por los participantes del proyecto no sólo muestra los efectos y soluciones del cambio climático en la provincia a la vez que intenta concientizar a la población de que todos pueden participar, porque son parte de la sociedad. “Hay que resaltar que el trabajo que hacemos es llevar la investigación a la sociedad; hablo de tecnologías aplicadas, para que la gente participe de estos temas” concluye Thomas.



Cómo reducir la vulnerabilidad sísmica en estructuras civiles

Investigadores de la UNCUYO y del Conicet llevan a cabo pruebas experimentales con amortiguadores de masa sintonizados (AMS). Buscan reducir los daños que puedan sufrir las estructuras civiles por la acción de una falla cercana. El potencial uso resulta atractivo por los bajos costos en comparación con otras alternativas de protección sísmica.

Los recursos marinos argentinos y sus amenazas

Los recursos marinos argentinos y sus amenazas

El profesor e investigador Marcelo Morales Yokobori aborda la enseñanza de los recursos marinos argentinos para estudiantes de Biología. La soberanía, la importancia de la biodiversidad en el Mar Argentino, las amenazas como la pesca ilegal, o la sobrepesca, se cuentan entre los temas que con creatividad y estrategias innovadoras enseña Yokobori.

Tecnología para detectar alteraciones en alimentos, medicamentos y cosméticos

¿Estuvo un alimento expuesto a contaminación cruzada? ¿El medicamento que tengo mantiene sus propiedades farmacológicas o está alterado y puede afectar mi salud? ¿Puedo detectar si una persona tiene fiebre sólo mirando un apósito en su frente? Científicas trabajan en el desarrollo de materiales capaces de dar respuesta a todas esas preguntas.

Confort climático y reducción del riesgo ambiental en la ciudad de Neuquén

Debido a su gran amplitud térmica y al entorno árido, la ciudad de Neuquén genera condiciones adversas para sus habitantes. A través del estudio de variables como la temperatura y la humedad del suelo, un equipo de investigadores propone medidas de diseño, construcción y manejo de espacios verdes urbanos que contribuyan al confort climático.

Hallan microplásticos en las zonas costeras de Buenos Aires

Investigadoras del Instituto de Tecnología (INTEC) de UADE realizaron un muestreo de arena en las zonas costeras del Área Metropolitana de Buenos Aires para analizar la presencia de microplásticos. Los resultados arrojaron la existencia de microfibras plásticas y microperlas. Un estudio de la Universidad de Newcastle advirtió que una persona promedio podría estar ingiriendo, semanalmente, cinco gramos de microplástico, el peso equivalente a una tarjeta de crédito.

Nanotecnología y botellas recicladas para purificar el agua de efluentes urbanos

Con botellas de plástico recicladas y nanopartículas, investigadores de la Universidad Nacional de La Plata y de la Universidad Nacional del Litoral desarrollan un sistema de filtros que sirve para purificar el agua residual urbana. De este modo, a muy bajo costo, logran disminuir su carga microbiana y toxicidad para luego utilizarla para el riego en zonas semiáridas.

Canal de videos 104

Palabras Claves