Los polinizadores silvestres y el futuro de la agricultura sustentable

Universidad Nacional de Río Negro - Escuela de Producción, Tecnología y Medio Ambiente

20 de Mayo de 2013 | 5 ′ 47 ′′


Los polinizadores silvestres y el futuro de la agricultura sustentable


La abejas, escarabajos, moscas, mariposas, pájaros y murciélagos son fundamentales en el desarrollo de los cultivos y las economías regionales ya que ofrecen un camino para la agricultura sustentable. Así lo comprobó una investigación llevada a cabo en 19 países, donde se arribó a la conclusión de que la heterogeneidad en los cultivos y la utilización de polinizadores proporcionan rendimientos económicos considerables.

La importancia de los polinizadores silvestres para los cultivos de frutas, semillas, frutos secos y estimulantes como el café sorprendió a un equipo de 50 investigadores de todo el mundo, dirigidos por el doctor Lucas Garibaldi, investigador del Conicet de la Sede Andina, que realizaron un estudio en 600 campos, con 41 sistemas de cultivo diferentes, en 19 países de todos los continentes.

El artículo de la investigación fue publicado en la última edición de la revista “Science” y resalta lo efectivo de la combinación de polinizadores silvestres con abejas de producción para los cultivos, ya que hay un grave riesgo de perder los hábitats naturales de los polinizadores silvestres. “La producción agrícola depende de múltiples factores como el agua, los nutrientes, la luz y los polinizadores. La ausencia de uno de estos componentes puede limitar la producción y reducirla considerablemente. Es por ello que los polinizadores son fundamentales, tanto para el ecosistema como para la producción económica”, explica a Argentina Investiga el doctor Garibaldi.

El estudio alienta la complementación de los polinizadores silvestres con abejas melíferas (que son las utilizadas para polinizar industrialmente). El muestreo indicó que sólo el 14% de los cultivos polinizados con abejas melíferas tiene un incremento en la producción; en tanto que la polinización, incluyendo insectos silvestres, benefició al 100% de los cultivos.

Los investigadores encontraron que la polinización brindada por insectos silvestres no puede ser reemplazada agregando colmenas de abejas melíferas a los campos agrícolas. Además de la sorpresa de los investigadores por este resultado, surgió un alerta principal, dada por la pérdida permanente de los insectos salvajes en muchos paisajes agrícolas, algo que, de continuar, derivará en consecuencias negativas para las cosechas.

“Los polinizadores silvestres -entre los que se encuentran diferentes especies de abejas, pájaros, mariposas, moscas, escarabajos y murciélagos, entre otros- viven generalmente en hábitats naturales o semi-naturales, como márgenes de los bosques, cercos vivos o pastizales. Cuando se cubre la totalidad del suelo, se desmonta, se aplican insecticidas o se monocultiva la tierra, estos hábitats se van perdiendo, disminuye la abundancia y diversidad de polinizadores y, por ende, los cultivos reciben menos visitas florales. Lo que puede ser una ventaja en la producción se transforma en una amenaza de reducción de cosecha, además del riesgo que implica depender de una sola especie polinizadora”, indicó el investigador.

Los investigadores afirman que las nuevas prácticas de gestión integrada de las abejas como insumos agrícolas y las asociaciones de diversos insectos silvestres como un servicio ecosistémico mejoran el rendimiento global de los cultivos de polinización animal y garantizan, a largo plazo, la producción agrícola sustentable.

En nuestra región

El estudio se realizó sobre cultivos de diferentes tipos y con condiciones climáticas tropicales, subtropicales y templadas, lo que brindó un panorama general de la investigación, que conlleva la aplicación a cualquier región con suelo cultivable. Se relevaron plantaciones de producciones fundamentales para las economías regionales como el café, cacao, maracuyá, algodón, mango, girasol, palma (la tercera oleaginosa más importante del mundo), tomate, sandía, almendras, arándanos, cereza y canola, entre otras. “Relevamos desde huertas familiares de pepinos en Indonesia hasta producciones industriales de almendros en California, Estados Unidos”, ejemplificó Garibaldi.

Si bien en Argentina las muestras se tomaron en Salta y Jujuy, los resultados y las recomendaciones son aplicables a cualquier granja familiar o emprendimiento agrícola del país. En Río Negro hay una gran producción frutícola que puede utilizar este conocimiento y proporcionar hábitats naturales a los polinizadores silvestres para incrementar su producción. “Estas prácticas deberían incluir la conservación o restauración de los espacios naturales o semi-naturales en las tierras de cultivo, el heterocultivo, la promoción de una gran variedad de usos del suelo, además de los diversos recursos florales y anidación y un uso más prudente de insecticidas que pueden matar a los polinizadores. Esto se aplica tanto al valle como a la zona cordillerana con la fruta fina”, especificó.

La conclusión que obtuvo un consenso generalizado de todos los investigadores fue que la heterogeneidad en los cultivos y la producción agrícola sustentable proporcionan rendimientos económicos considerables, y es indispensable fomentarla con políticas de Estado, tal como se hace en nuestro país con la ley de Bosques.

“Esta fue una experiencia por demás enriquecedora, porque la asociatividad es un pilar fundamental para la ciencia y para la producción de conocimiento. Fue una apuesta grande, porque llevó mucho tiempo y el compromiso de muchos colegas, pero los resultados aportan conocimiento importante a la economía social. Mi idea siempre es trabajar sobre problemáticas aplicables, para generar una teoría sólida que resuelva problemas a nivel local y regional”, aseguró; sabiendo que, en este caso, los resultados de esta investigación tendrán alcance mundial.

Lucas Garibaldi tiene 31 años y se graduó como Ingeniero Agrónomo en la UBA, donde también se doctoró en Ciencias Agropecuarias. Desde 2011 es docente investigador en la Sede Andina de la Universidad, Bariloche.

Paulina Andrés
Comunicacioón rectorado UNRN
Área de Comunicación


Una vistosa planta vive sin sus polinizadores… los murciélagos

Una vistosa planta vive sin sus polinizadores… los murciélagos

En estos días, en la Facultad de Agronomía se puede ver florecido un notable ejemplar de solandra maxima. Su reproducción depende de ciertos quirópteros que en estas latitudes están ausentes. ¿Cómo y cuándo llegó al parque de la facultad?

Invertebrados bentónicos como indicadores ambientales

Invertebrados bentónicos como indicadores ambientales

Se trata de organismos que viven en el fondo de grandes masas de agua, están en contacto con el sedimento y se los considera bioindicadores de contaminación acuática. Una investigación de la UNSE se propone analizar las condiciones ambientales a través de la presencia o ausencia de estos seres en el río Dulce. El trabajo busca sentar bases para el desarrollo de herramientas biológicas que resulten de interés en el monitoreo integral de los sistemas fluviales de Santiago del Estero.

El Yaguareté resiste en el tres por ciento de su hábitat

El Yaguareté resiste en el tres por ciento de su hábitat

Un estudio sobre el Bosque Atlántico determinó que la especie está en peligro y que podría desaparecer en pocas décadas. El trabajo, que fue publicado en la revista “Scientific Reports” y está basado en datos provenientes de 14 grupos de investigación de diferentes países, estima que quedan menos de 300 ejemplares y que debe frenarse su mortandad para lograr la conservación de la especie.

El uso de agroquímicos y compactación del suelo reducen la actividad de la fauna

El uso de agroquímicos y compactación del suelo reducen la actividad de la fauna

El Departamento de Ciencias Básicas de la Universidad de Luján investiga, a través de su División Biología, la reducción de la fauna del suelo por efecto de la compactación y el uso excesivo de agroquímicos en el campo. La hipótesis de los investigadores es que no sólo la actividad de la fauna del suelo, sino también sus efectos beneficiosos se reducen a causa del método de la siembra directa.

Antioxidantes naturales del maní para mejorar aceites

Antioxidantes naturales del maní para mejorar aceites

Investigadores analizan el empleo de antioxidantes del maní para optimizar la calidad de aceites vegetales. También estudiarán su aplicación en otros comestibles, con el objetivo de obtener productos alimenticios funcionales. Se trabajará en obtener un producto de mejor calidad y evitar el tostado de la oleaginosa que da mal aspecto al aceite final. Otro de los objetivos del estudio es diversificar las alternativas productivas de la región.

Producción sustentable de alimentos, analizan cómo potenciarla

Producción sustentable de alimentos, analizan cómo potenciarla

Una investigación, llevada a cabo por un docente de la Universidad Nacional de Río Negro y que involucró a 35 científicos de doce países, da respuesta a uno de los problemas clave del desarrollo: la sustentabilidad de los sistemas de producción primaria. El trabajo hace hincapié en la “intensificación ecológica” que implica una mayor diversidad de polinizadores para obtener mayor rendimiento en distintos cultivos. Los resultados fueron difundidos por la prestigiosa revista científica “Science”.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103

Palabras Claves