Mejoran el crecimiento de terneros a partir de probióticos

Universidad Nacional del Litoral - Facultad de Ciencias Veterinarias

26 de Julio de 2010 |


Mejoran el crecimiento de terneros a partir de probióticos


Las experiencias muestran un mayor crecimiento de los animales y una mejor utilización del alimento balanceado. Se trata de una alternativa natural que estudian investigadores de la UNL para compensar los desbalances intestinales que sufren los terneros en crianza artificial. En esta línea, los especialistas diseñaron inóculos con bacterias ácido lácticas beneficiosas de origen bovino para prevenir enfermedades.

Famosos por mantener altas las defensas y aportar diversos beneficios para el organismo, los productos probióticos son recomendables tanto para el hombre como para los animales. Es por esto que investigadores de la UNL estudian el uso de bacterias probióticas en terneros para compensar las situaciones de desbalance de la microbiota intestinal o de enfermedades que sufren durante la crianza artificial. Gracias a microorganismos benéficos que estimulan el sistema inmunológico, es posible mejorar la producción de manera natural.

“Vimos algunas diferencias a favor del probiótico, en comparación con la alimentación normal: hay una mejora en el peso y en el consumo del balanceado comercial. Un dato interesante es que los terneros que consumen probióticos estarían en condiciones de ser deslechados -sacados de una dieta líquida- antes que los que no consumen probióticos”, señaló a InfoUniversidades Laureano Frizzo, docente e investigador del departamento de Salud Pública de la de la Facultad de Ciencias Veterinarias.

Los estudios, además de medir los efectos, analizan cuáles son los mecanismos a través de los que se generan estos beneficios. “Está muy de moda decir que los probióticos estimulan el sistema inmune, pero nosotros estamos intentando medir esos efectos mediante un estudio inmunohistoquímico”, explicó Frizzo. Para ello, evalúan parámetros del sistema inmune en tejidos de animales: “Observamos la producción de inmunoglobulina A, vemos qué pasó con las células de la defensa como los linfocitos T, los linfocitos B y los macrófagos. De esta manera podemos tener una idea más acabada de cómo los probióticos hacen su trabajo”.

Las mejores bacterias

Al igual que los humanos, los terneros nacen libres de microorganismos y entran en contacto con ellos tomándolos desde el medio, la leche materna y los alimentos en general. De allí obtienen bacterias benéficas que conforman la microbiota intestinal y que los protege frente a las enfermedades. Pero en el caso de las vacas lecheras, las crías son separadas de las madres a los cinco días de nacer, por lo que son más vulnerables a contraer enfermedades bacterianas en las guacheras.

Una forma de enfrentar este problema de manera natural es aprovechar las bacterias benéficas que se encuentran en la flora de terneros sanos y suministrárselas a otros. “Recuperamos bacterias ácido lácticas de terneros sanos, las estudiamos en el laboratorio, las seleccionamos e identificamos”, contó el investigador.

A partir de ese trabajo, diseñaron un inóculo con tres cepas bacterianas de origen bovino: Lactobacillus casei DSPV 318T, Lactobacillus salivarius DSPV 315T y Pediococcus acidilactici DSPV 006T.

Prevenir enfermedades

Para mejorar la salud de los terneros en las primeras semanas de vida, los investigadores también estudian qué efectos tienen los probióticos frente a los patógenos. “Reprodujimos experimentalmente una enfermedad, en este caso salmonelosis, que es producida por Salmonella, un patógeno primario muy común en las guacheras. Lo que hicimos fue introducir los probióticos en la dieta para ver si podíamos proteger a los terneros frente al patógeno. Los resultados preliminares muestran que no hubo una protección total, sino más bien un retardo en la aparición de las lesiones”, comentó Frizzo.

Frente a estos resultados, el equipo se plantea generar otro modelo de enfermedad empleando un patógeno que produzca sólo daño intestinal sin migración hacia otros órganos internos, como sucede en el cuadro de Salmonella. De esta manera, podrían ser más evidentes los efectos benéficos generados.

Prensa UNL
prensa@unl.edu.ar
Prensa Institucional UNL
Dirección de Comunicación


Tuberculosis: los argentinos son más resistentes

Tuberculosis: los argentinos son más resistentes

Una variante genética que está presente en el 85% de nuestra población brinda mayor protección contra la bacteria Mycobacterium tuberculosis. El hallazgo, efectuado por un equipo multidisciplinario de investigadores, también muestra que esa variación genética protectora no discrimina por sexo o por etnia.

Aportes de la ciencia en la fabricación de cerveza artesanal

Aportes de la ciencia en la fabricación de cerveza artesanal

Un grupo de investigadores desarrolla un proyecto para la reutilización de los desechos en la elaboración de la cerveza artesanal y evitar la presencia de organismos contaminantes en el medio ambiente.

Estudian si la inflamación crónica de la próstata puede ser un factor para el desarrollo de tumores

Estudian si la inflamación crónica de la próstata puede ser un factor para el desarrollo de tumores

Hace dos años que científicos del Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunológica (Cibici) trabajan sobre esta hipótesis con modelos de experimentación en animales. Reconocen que comprobar la relación de ambas patologías será un trabajo arduo, pero el conocimiento que se produzca permitirá orientar el desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas y de prevención.

Un kit sencillo y portable para detectar mercurio en el agua

Un kit sencillo y portable para detectar mercurio en el agua

Investigadores de la Fundación UADE transforman bacterias genéticamente para detectar este metal peligroso para la salud en el agua. El dispositivo es del tamaño de la palma de una mano para simplificar su transporte y puede ser operado con facilidad. Su método es más rápido que los basados en reacciones químicas.

Bacterias vs. plaguicidas

Bacterias vs. plaguicidas

Con el propósito de recuperar los suelos utilizados para explotación hortícola, de uso intensivo y contaminados con distintas mezclas de plaguicidas y derivados de hidrocarburos, investigadores analizan qué bacterias autóctonas pueden ser utilizadas para el desarrollo de biofertilizantes.

“El desafío es realizar una agricultura intensiva sin destruir el suelo”

“El desafío es realizar una agricultura intensiva sin destruir el suelo”

Entrevista a Luis Wall, director del Laboratorio de Biología de Suelos. "Se debe impulsar una agricultura basada en un mayor desarrollo de la biología del suelo. Ello implicaría, entre otras cosas, reducir la emisión de gases de efecto invernadero, porque el problema de la agricultura sólo se soluciona con mejor agricultura", afirma.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103