Modo de controlar plagas en el trigo y la soja

Universidad Nacional de Lomas de Zamora - Facultad de Ciencias Agrarias

24 de Agosto de 2009 |


Modo de controlar plagas en el trigo y la soja


Con el objetivo de lograr un manejo integrado de plagas, investigadores de la UNLZ realizan un monitoreo de los insectos que afectan a los cultivos del trigo y la soja en la Cuenca del Salado. “Buscamos ayudar a los productores para que sepan cómo y cuándo aplicar el insecticida, y así evitar la contaminación ambiental”, explican los docentes. A partir de la rentabilidad que deja el doble cultivo de trigo y soja en el mismo año, muchas zonas que eran exclusivamente ganaderas comenzaron a practicar la agricultura, por lo que se presentan nuevos agentes que dañan las plantaciones.

Un nuevo escenario presenta nuevos riesgos. El paso de una zona tradicionalmente ganadera a la actividad agrícola no es sólo un cambio de características, sino de protagonistas. Las plagas en los cultivos de trigo y soja son el objeto de investigación de dos proyectos desarrollados por docentes de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

Bajo la dirección del ingeniero Néstor Urretabizkaya, los participantes del proyecto monitorearon, caracterizaron y determinaron las principales plagas en trigo y en soja para la zona denominada Abasto Sur bonaerense, que incluye, entre otros, los partidos de Cañuelas, Saladillo, Roque Pérez, Navarro, San Vicente y Brandsen. “El objetivo es que los productores no hagan aplicaciones innecesarias de insecticidas, porque en la zona se hicieron alrededor de cinco o seis por temporada, cuando en manejo integrado se proponen dos o tres, aplicados en el momento que corresponde en la dosis justa”, explica a InfoUniversidades Urretabizkaya.

Mediante estos proyectos, que trabajan sobre las plagas, docentes y alumnos voluntarios se dirigen a los campos de la zona y brindan charlas a los productores para que sepan cómo manejar los insectos que atacan a sus cultivos. Desde el inicio de ambos proyectos, hace ya más de cinco años, los investigadores lograron identificar plagas que se presentan en la zona. El docente graficó: “En el cultivo de trigo está el pulgón verde, que es la principal plaga de emergencia porque pica a las plantas, tiene saliva tóxica y puede provocarles la muerte. En la etapa de llenado de grano está el pulgón de la espiga, que corta la circulación de los nutrientes que van al grano, además de una oruga que estamos monitoreando”.

También para la soja lograron determinarse los insectos que dañan el cultivo. “En verano la cantidad de insectos es muy superior y, sobre todo este año, con la sequía, la tucura fue muy complicada de controlar”, sostiene el investigador y agrega: “Promediando enero aparecieron los trips, que otros años pasan inadvertidos. Más allá de esto, se les dieron herramientas a los productores para tratar las orugas en soja, que son desfoliadoras y algunas afectan los brotes. Para febrero y la primera quincena de marzo están las chinches, que son plagas que afectan directamente al grano”.

La información brindada a partir de ambos proyectos hacia los productores es de vital importancia, ya que si el productor hace las aplicaciones correspondientes se mejora en forma considerable el margen bruto y la rentabilidad del cultivo. Al tiempo que, con estas herramientas, se previenen problemas de distinta índole. Uno de los más importantes es la contaminación ambiental. “Hay distinto tipo de concientización, porque durante muchos años se hicieron siete aplicaciones por temporada, que es un nivel muy alto”, sostiene el investigador.

“La segunda cuestión es la resistencia en los insectos cuando se hacen aplicaciones desproporcionadas. En los últimos 20 años se aplicó un 40 o 50% más de dosis de insecticidas en cultivos desfoliadores de verano. Y todavía no hay resultados satisfactorios. Por último, otra consecuencia de la desinformación de los productores es la generación de nuevas plagas. Como por ejemplo los trips y las arañuelas y el mal empleo de agroquímicos que genera la aparición del bicho bolita, la babosa y los grillos, antiguamente no considerados como plagas”.

El trabajo de los docentes incluye a alumnos que se ofrecen como voluntarios para recorrer los campos y dar charlas a los productores. Además, desde la facultad se edita un folletín con información obtenida a partir de los relevamientos en la zona de acción que se distribuye a más de 400 personas. Urretabizkaya concluyó que “se busca el manejo de las plagas, llevar la población a un límite manejable, porque éstas no pueden eliminarse. Esto se da en una zona que fue históricamente ganadera y para que sirva como ejemplo, tan sólo Cañuelas, que hace 7 años tenía 4 mil hectáreas de trabajo agrícola, hoy ya tiene cerca de 80 mil”.

Noelí Cristti / Julián López
unlzinvestiga@gmail.com
Silvio Speranza
Área de Prensa


Utilizan levaduras en limones como alternativa a los agroquímicos

Utilizan levaduras en limones como alternativa a los agroquímicos

El producto combate los hongos de forma biológica. Realizaron pruebas en una citrícola y obtuvieron 90% de efectividad en la conservación de la fruta.

El impacto de las chinches en los cultivos regionales

El impacto de las chinches en los cultivos regionales

Una investigadora perteneciente al Museo de la Universidad Nacional de La Plata estudia las chinches que afectan los cultivos de frutas finas en el cinturón hortícola de la región. El análisis busca determinar cuáles son dañinas y cuáles pueden resultar beneficiosas para la producción.

Los Agroquímicos y el problema sanitario que generan

Los Agroquímicos y el problema sanitario que generan

Hace más de diez años el doctor Horacio Lucero, investigador del Instituto de Medicina Regional de la UNNE, se sumaba a un escaso número de científicos en la Argentina que daba cuenta acerca de los efectos nocivos que algunos agroquímicos tenían para la salud.

El uso de agroquímicos y compactación del suelo reducen la actividad de la fauna

El uso de agroquímicos y compactación del suelo reducen la actividad de la fauna

El Departamento de Ciencias Básicas de la Universidad de Luján investiga, a través de su División Biología, la reducción de la fauna del suelo por efecto de la compactación y el uso excesivo de agroquímicos en el campo. La hipótesis de los investigadores es que no sólo la actividad de la fauna del suelo, sino también sus efectos beneficiosos se reducen a causa del método de la siembra directa.

Con plantas nativas, ensayan insecticidas naturales que combaten plagas del maíz

Con plantas nativas, ensayan insecticidas naturales que combaten plagas del maíz

Científicas hallaron compuestos activos en plantas nativas como la santa rosa, la sombra de toro y la yerba lucera, y probaron su eficacia contra plagas como el gusano cogollero en el laboratorio. Entre otras ventajas de la investigación, se cuenta la posibilidad de producir maíz, algodón y soja orgánicos, sin agroquímicos, aspecto muy valorado en los mercados de exportación de granos.

Con un hongo como agente de crecimiento mejoran la producción de viveros

Con un hongo como agente de crecimiento mejoran la producción de viveros

Investigadores del Departamento de Tecnología de la Universidad Nacional de Luján analizan los efectos del hongo Trichoderma harzianum en los viveros forestales como promotor de crecimiento y biocontrolador de plantas. “Queríamos utilizar algún producto que sea sustentable, que no sea peligroso para los empleados de los viveros, que a su vez tenga beneficios en el crecimiento de las plantas y en el control de enfermedades” señalaron los especialistas.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y VoluntariadoJornada de Divulgación Científica

Canal de videos 103