Universidad Nacional de La Plata - Facultad de Ciencias Exactas

02 de Marzo de 2020 | 3 ′ 24 ′′




Con botellas de plástico recicladas y nanopartículas, investigadores de la Universidad Nacional de La Plata y de la Universidad Nacional del Litoral desarrollan un sistema de filtros que sirve para purificar el agua residual urbana. De este modo, a muy bajo costo, logran disminuir su carga microbiana y toxicidad para luego utilizarla para el riego en zonas semiáridas.

El trabajo es abordado por el Laboratorio de Nanobiomateriales, perteneciente al Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (CINDEFI) de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP, y el Laboratorio de Ecotoxicología de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Universidad Nacional del Litoral.

Guillermo Castro, responsable del Laboratorio platense explicó que este proyecto se inició “por una demanda concreta de la Municipalidad de San Justo, Provincia de Santa Fe, y la Cooperativa de Servicios Públicos, Sociales, de Asistencia Social y Vivienda de esa localidad, responsables del mantenimiento y tratamiento de la red de desagües cloacales. Ambos organismos plantearon la necesidad de mejorar el tratamiento de efluentes urbanos y explorar la posibilidad de reutilizarlos como riego en la zona agrícola-ganadera, disminuyendo problemas de contaminación y aumentado el aprovechamiento de la tierra”.

Cabe aclarar que San Justo es una localidad de 22.000 habitantes ubicada en la zona centro de Santa Fe, con una intensa actividad agrícola ganadera. Allí, los efluentes urbanos insuficientemente tratados resultan un motivo de preocupación por su potencial como fuente de contaminación ambiental, especialmente de cursos de agua superficiales destinados a recreación y consumo.

Castro expresó que “el trabajo consiste en varias etapas: en primer lugar, se caracteriza fisicoquímicamente el efluente urbano generado y se identifica el contenido y composición de microorganismos, por ejemplo, la cantidad de coliformes fecales, y se determina la ecotoxicidad de diferentes concentraciones de los efluentes sobre especies planctónicas nativas y exóticas”. Esta etapa está a cargo del Laboratorio de Ecotoxicología de la UNL, liderado por la doctora Ana M. Gagneten, contó.
“Posteriormente, se construye el sistema de purificación con filtros de plásticos reciclados, cuyo origen son las botellas descartables de gaseosa, y se aplican técnicas nanotecnológicas. Para el tratamiento del efluente se sintetizan nanopartículas de plata, que son absorbidas en soportes plásticos de PET (polietileno tereftalato), proveniente del reciclado de botellas plásticas de consumo. Para ello, se utiliza un cabezal termoregulado para fundir el plástico y hacer "chips" conteniendo las nanopartículas”.
“En una tercera etapa, estos chips con actividad antimicrobiana se ponen en contacto con volúmenes determinados de efluentes y se estudia su capacidad biocida. Asimismo, se determina la composición microbiana y fisicoquímica del efluente antes y después del filtrado, así como su toxicidad en especies de microalgas y microcrustáceos, y en células de mamífero”.

Este desarrollo permite eliminar las bacterias aplicando nanotecnología de bajo costo con soportes sólidos que contienen nanopartículas de plata. Estos filtros podrían ser utilizados por empresas y municipios para producir agua de riego, manteniendo los nutrientes, al tiempo que se disminuye la carga bacteriana. De este modo se reduce sensiblemente el impacto ambiental aumentando la sustentabilidad, características del concepto de economía circular.


Dirección General de Comunicación Institucional


Los gases del tránsito vehicular son el principal contaminante del aire en la ciudad de Córdoba

Mediciones efectuadas por investigadores identificaron valores de dióxido de nitrógeno (NO2) por encima de los límites máximos recomendados internacionalmente. La topografía de la ciudad tampoco ayuda: Córdoba se ubica en una depresión, por lo cual la circulación y remoción del aire es mucho más lenta.

Producen nanocápsulas de origen natural para conservar alimentos

A partir de plantas aromáticas, como el orégano, el laurel, el romero y otras especies, extraen aceites esenciales con propiedades antioxidantes y antimicrobianas que prolongan la vida útil de los alimentos. Bajo la forma de cápsulas diminutas, lograron incorporar esos aditivos naturales en pescados, nueces y leche de soja. Comprobaron que mantienen el producto en buen estado, entre un 30% y 50% más que los conservantes artificiales. El proyecto es desarrollado por un equipo interdisciplinario, en el marco del Programa Institucional y Multidisciplinar (Primar) en Temas Prioritarios, que impulsa la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la UNC.

Una vía para salvar al 90% de los pacientes que fallecen por cáncer

Más de 50 mil muertes por año se podrían evitar en Argentina con terapias efectivas para tratar la metástasis, el proceso causante de la mayor parte de los decesos por cáncer. Científicos y médicos investigan cómo se produce, ya que su conocimiento permitiría buscar terapias para nuevos tratamientos.

Ácido hialurónico, clave en tumores de mama

En un paper publicado en la revista The Febs Journal, la doctora Laura Alaniz, docente-investigadora del Centro de Investigaciones y Transferencia del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires; describió la influencia del ácido hialurónico en la angiogénesis y en la acción sobre los macrófagos, que son un tipo de glóbulo blanco que rodea los microorganismos, los destruye, elimina las células muertas y estimula las respuestas inmunitarias.

Direccionar las drogas; una nueva estrategia terapéutica contra el cáncer

Investigadores del Instituto de Ciencias de la Tierra y Ambientales de La Pampa (INCITAP) buscan, a través de un tipo de molécula, direccionar las drogas al órgano o tejido afectado por la enfermedad e intentar disminuir así los efectos secundarios en pacientes. El trabajo se realiza en un contexto en el que la mortalidad por cáncer de colon en La Pampa, hasta el 2017, registró la mayor tasa ajustada en varones de la Argentina, según datos estadísticos del Instituto Nacional del Cáncer (INC).

Reducen la carga contaminante de la vinaza

Reducen la carga contaminante de la vinaza

En ensayos de laboratorio, investigadores tucumanos mejoran la composición de uno de los principales efluentes de la actividad sucroalcoholera