Universidad Nacional de La Plata - Facultad de Ciencias Exactas

05 de Agosto de 2019 | 4 ′ 0 ′′


Nuevos fármacos para tratar uno de los tipos de epilepsia infantil más raros y agresivos



El Laboratorio de Investigación y Desarrollo de Bioactivos (LIDeB), perteneciente a la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, será el primero de América Latina en integrar una red de investigación del “Síndrome de Dravet”, un tipo específico de epilepsia que resulta especialmente agresivo en bebés y niños.

Mediante un acuerdo de cooperación con la Fundación Dravet Argentina, el LIDeB contará con financiamiento para montar un laboratorio que profundizará sus trabajos para encontrar nuevos agentes anticonvulsivos específicos para esta enfermedad, un tipo de epilepsia grave de la infancia, de origen genético, refractario al tratamiento farmacológico en la mayoría de los casos, que compromete el desarrollo cognitivo de los niños afectados.

El presidente de la UNLP, Fernando Tauber, acompañado por el decano de Ciencias Exactas, Mauricio Erben, el director del LIDeB, Alan Talevi, y el presidente de la Fundación Dravet Argentina, Diego Longoni, recorrieron las instalaciones del laboratorio de la UNLP. En su visita, Tauber remarcó “nosotros, como universidad pública, tenemos el deber de ocuparnos de enfermedades expulsadas por el mercado e ignoradas por los grandes laboratorios”. Y agregó: “la UNLP es la primera Universidad de América Latina que se ocupa de esta problemática y eso es para destacarlo”.

Este síndrome de Dravet es una enfermedad muy agresiva, ya que los pacientes sufren convulsiones frecuentes y, en la mayoría de los casos, no responden bien a los tratamientos farmacológicos convencionales. Los primeros síntomas y convulsiones aparecen en bebés de 4 a 6 meses de edad. Los síntomas se van agravando y se acompañan de un incremento del riesgo de muerte súbita, alteraciones neurológicas y problemas cognitivos.

Alan Talevi, director del LIDeB, explicó que “la línea de investigación histórica y más consolidada de nuestro laboratorio tiene por objeto la búsqueda de nuevas drogas antiepilépticas. Disponemos de una biblioteca de compuestos anticonvulsivos sumamente importante y en permanente expansión, que podemos orientar a la búsqueda de posibles tratamientos del síndrome de Dravet”.
“El acuerdo con la Fundación Dravet Argentina apunta a montar, en nuestro laboratorio, las instalaciones necesarias para evaluar nuestras drogas en animales que tienen, genéticamente, este tipo tan particular de epilepsia. Por otra parte, esta Fundación se encuentra vinculada al programa europeo Apoyo Dravet, que nuclea diversos hospitales y centros de investigación españoles, al que nos estamos incorporando. Al formar parte de esta red, tendríamos acceso directo a colaboraciones con unidades de investigación asociadas al programa y a nuevas fuentes de financiamiento”, señaló Talevi.

Por otro lado, el director del LIDeB agregó, “otro punto fundamental para nosotros es que la Fundación Dravet Argentina y el Programa Apoyo Dravet no sólo se ocupan de difundir qué es la enfermedad y mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados y de sus familiares, sino que también trabajan para mejorar la accesibilidad a los tratamientos disponibles y de favorecer la llegada al mercado de fármacos útiles (es decir, de promover los procesos de desarrollo y los ensayos clínicos correspondientes, que son etapas muy costosas). Por eso su labor es altamente complementaria con la nuestra: nuestra especialidad es descubrir nuevos tratamientos, y ellos trabajan para que esos nuevos tratamientos completen los estudios necesarios para llegar a los pacientes”.

El Síndrome de Dravet no se describió hasta finales de 1970 y hasta 2003 no existió un test genético que ayudara a diagnosticar la enfermedad. Esto explica que el número de afectados no se conozca con exactitud. Se estima que la incidencia de la enfermedad es de 1 entre 20.000 nacimientos, lo que la encuadra en el grupo de enfermedades raras (1/2.500).


Dirección General de Comunicación Institucional


Niños y niñas, el grupo social más vulnerable frente al aislamiento

José García Riera, psiquiatra y docente de la UNR, sostiene que los niños y las niñas son el grupo social más vulnerable desde el punto de vista psíquico ya que están en plena etapa de desarrollo. La experiencia inédita que trajo la pandemia precariza la estructura psíquica en un sujeto. Los niños procesarán esta situación según el momento evolutivo que atraviesen y de acuerdo a cómo se administre esta carga en el sistema familiar.

Cannabis y corazón

Investigadores determinaron que el vapor de cannabis mejora la función cardíaca en un tratamiento prolongado. Actualmente, estudian cómo actúa en Parkinson y epilepsia.

Diseñan un artefacto para controlar el temblor esencial

Científicos y estudiantes trabajan en el diseño de un dispositivo para el tratamiento del temblor esencial en extremidades, padecimiento que sufre al menos un 1% de la población mundial. Los especialistas indicaron que una gran cantidad de personas que padece de temblor esencial está mal diagnosticada. Se trata de una enfermedad genética y hereditaria que suele manifestarse a partir de los 40 años.

Encuentran indicios de daño genético por exposición a agroquímicos

En el estudio realizado por el área de Biología Molecular del Instituto de Medicina Regional de la UNNE se brinda una estimación del daño genético en personas expuestas a productos químicos y agentes “genotóxicos”, es decir, aquellas sustancias que pueden unirse directamente al ADN causando mutaciones que pueden derivar o no en enfermedades oncológicas

Analizar los ancestros para conocer el futuro

Analizar los ancestros para conocer el futuro

Un estudio internacional reveló que el 35 por ciento de la población patagónica tiene ancestros nativo americanos. ¿De qué sirve esta información a la medicina, la antropología o las ciencias forenses?

Aceite de cannabis para tratar a perros con epilepsia

Aceite de cannabis para tratar a perros con epilepsia

Un equipo de investigadores de las facultades de Ciencias Veterinarias y Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata analiza los efectos que produce el uso de aceites de cannabis en el tratamiento de epilepsia idiopática refractaria en perros. En los casos observados, se confirmó una disminución casi total de la frecuencia e intensidad de las convulsiones.

Canal de videos 103