Paneles antisísmicos para viviendas especiales

Universidad Nacional del Litoral - Facultad de Ingeniería Química

17 de Enero de 2011 |


Paneles antisísmicos para viviendas especiales


Se trata de bloques resistentes al agua, al fuego, con características aislantes y antisísmicas, que representan una innovación en el campo de la construcción en seco. Compatibles con otros materiales, los bloques son livianos y resistentes, aptos para la construcción de todo tipo de edificaciones rápidas y de bajo costo y se fabrican a partir de desechos de la madera. Los investigadores prueban su diseño a escala de laboratorio.

A partir de cemento y residuos de madera, investigadores de la Universidad Nacional del Litoral y el Conicet trabajan en el diseño de paneles estructurales para la construcción rápida de viviendas. Los bloques son livianos pero a la vez resistentes y tienen propiedades aislantes, térmicas, acústicas, soportan las inclemencias del tiempo, tanto como las altas y las bajas temperaturas.

Al mismo tiempo, protegen contra el fuego y el agua y tienen resistencia antisísmica, porque no se rompen catastróficamente como pasa con las placas de yeso. En caso de que la estructura sea sometida a esfuerzos de compresión y tracción propios de un sismo, quedarían sujetos entre sí por su constitución a partir de fibras. Es la gran ventaja que tienen en relación con los ladrillos huecos, por ejemplo, que se rompen y se desmoronan.

También resisten la acción de hongos y microorganismos, según explicó a InfoUniversidades Ignacio Rintoul, investigador del Conicet, que trabaja en el proyecto junto a Victorio Marzocchi, del Instituto de Tecnología Celulósica (ITC) de la Facultad de Ingeniería Química (FIQ). Los paneles son compatibles con otros materiales, ya que se les puede pegar desde un papel hasta revoques de cemento o de yeso. Y tienen una durabilidad de al menos 30 años, que es el tiempo que se emplean los paneles con características similares en otros lugares del mundo, donde son de uso habitual.

Liviandad y resistencia

La idea del equipo es lograr bloques únicos y livianos de cemento y madera. Rintoul señaló que el material “es apto para la construcción en seco, muy liviano, por lo cual es muy transportable y eficaz para la construcción en altura. Se aplica en viviendas económicas, naves industriales, locales comerciales, edificios y todo lo que implique la necesidad de liviandad y resistencia y la construcción rápida y barata”. Este tipo de construcción en seco en la actualidad está dominada por las placas de yeso, aunque el principal inconveniente de este material es su fragilidad y la dificultad para construir buenas paredes aislantes, ya que deben unirse dos bloques y colocar un material en el medio (lana de vidrio, por ejemplo).

Con desechos de madera

Los paneles aprovechan el residuo producido por la fabricación de los cajones para empacar frutas y verduras. Son los “costaneros” o partes redondas del tronco del árbol que no se utilizan y que se procesan hasta obtener una especie de tiras finas o “lana” de madera. “Esa lana debe ser tratada químicamente para que sea compatible con el cemento que se le va a agregar. De lo contrario, los azúcares que naturalmente tiene la madera envenenan la reacción del fraguado del cemento. Con una máquina universal de ensayo y una computadora realizamos pruebas de tracción para caracterizar el material”, explicó Marzocchi.

Por otra parte, ese cemento se prepara en forma muy líquida y se le agregan varios aditivos. Luego, los dos componentes se unen y se recubre la mayor cantidad de madera posible. A continuación toda la mezcla se introduce en un molde que prensa y se lo deja fraguar durante un tiempo determinado. Por último, el compuesto se desmolda para dejar evaporar el exceso de agua.

“Por ahora ensayamos en paneles de tamaño laboratorio, de 30 cm de ancho, 30 cm de largo y 7 cm de espesor y prevemos hacerlos de 1m por 2 m y 15 cm. Analizamos qué tamaño sería el ideal: uno podría imaginarse una casa con apenas seis paneles, que son las dimensiones que se manejan en varios países, donde las puertas, las ventanas, el techo y el piso estarían embutidos y todos los servicios dentro. O bien podríamos imaginarnos bloques como los de yeso para luego ir acomodándolos dentro de las posibilidades específicas de cada aplicación”, contó Marzocchi.

A pesar de que se emplean elementos baratos como el cemento y los desechos de madera, la tecnología que debe utilizarse para el tratamiento de las mezclas obedece a las reglas generales de la industria pesada. Esto implica máquinas robustas y grandes, y el posible tratamiento de efluentes. “Esperamos resolver estas cuestiones y así llegar a tener costos comparables con los que se manejan para la construcción en seco de paneles de yeso”, finalizó.

Para desarrollar los paneles, los investigadores se vincularon con el Centro de Investigación y Desarrollo para la Construcción y la Vivienda (Cecovi) de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), que posee una amplia experiencia en el uso de materiales y en soluciones estructurales, muchos de ellos para viviendas.

Prensa UNL
prensa@unl.edu.ar
Dirección de Comunicación


Diseñan un nuevo componente constructivo que combina madera y cemento

Diseñan un nuevo componente constructivo que combina madera y cemento

Se trata de la elaboración de paneles que permiten una fácil manipulación con un sistema rápido y sencillo de ensamblado. El método permite aglomerar en forma durable, económica y sencilla dos materiales poco compatibles entre sí como la madera y el cemento. Este material compuesto se conforma de paneles de cerramiento para viviendas, y se espera que pueda emplearse en otras casa-partes.

Viviendas, diseñan un módulo eficiente y sustentable

Viviendas, diseñan un módulo eficiente y sustentable

Investigadores desarrollaron un prototipo de módulo de vivienda prefabricada panelizada y transportable. Se utilizaron técnicas que tienen en cuenta la eficiencia y la sustentabilidad, y se logró un prototipo fácil de montar y también de trasladar. La Cámara Argentina de la Madera (CADAMDA) trabaja en la construcción del primer módulo.

Ceniza volcánica como material de construcción

Ceniza volcánica como material de construcción

La ceniza volcánica caída hace ya casi un año del complejo volcánico Puyehue - Cordón Caulle tiene, también, una finalidad positiva en el extremo norte de la región patagónica. Un equipo de investigadores diseñó un ladrillo especial que permite construir estructuras resistentes y eficientes mientras que otro grupo realiza ensayos para sustituir el cemento por ceniza volcánica fina, en la mezcla de construcción. Evalúan la aplicación de estos materiales en la construcción de viviendas.

Reutilización de residuos para construir viviendas

Reutilización de residuos para construir viviendas

Investigadores de la UTN Santa Fe trabajan en la elaboración de paneles en base a un residuo proveniente de la producción y desmote de algodón. Durante la elaboración de los paneles no se producen emisiones nocivas para la salud y, además, son de muy bajo costo. La posibilidad de reutilizar los residuos y producir materiales alternativos para la construcción son las premisas que animan la investigación.

El comportamiento térmico de viviendas sociales de Corrientes

El comportamiento térmico de viviendas sociales de Corrientes

En la etapa de diseño de una vivienda una de las instancias más trascendentes es establecer el comportamiento térmico que se pretende. Un estudio de este tipo se realiza en la actualidad utilizando programas de simulación, que posteriormente son validados con un monitoreo de variables térmicas en viviendas testigos. Los resultados del estudio servirán para optimizar el confort y el ahorro de energía en el diseño de futuras viviendas.

Diseño ambiental del hábitat de pobladores originarios

Diseño ambiental del hábitat de pobladores originarios

Desde la Facultad de Arquitectura y Urbanismo se analizan recomendaciones para el diseño ambiental de viviendas para los pueblos originarios del Chaco. Se elaboran aproximaciones espaciales y formales en las que se incorporan modos culturales y formas arquitectónicas propios del hábitat originario aborigen. Para ello, se toman en cuenta sus perspectivas, necesidades y prioridades habitacionales, una visión que los diseños convencionales de viviendas no siempre consideran.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103