Patógenos en alimentos frescos de venta regular

Universidad Nacional de Cuyo - Convenio Fac.Ciencias Agrarias - Fac.Cs. Aplicadas a la Industria

30 de Julio de 2012 | 4 ′ 36 ′′


Patógenos en alimentos frescos de venta regular


A partir de un muestreo en ensaladas preparadas que se comercializan en almacenes y negocios minoristas se hallaron niveles de microorganismos patógenos que superan los límites establecidos. Los alimentos crudos, en especial los vegetales, pueden transmitir patógenos comunes como escherichia coli y salmonella, entre otros. Recomiendan que no se rompa la cadena de frío y que se utilicen vegetales de estación.

La demanda actual de productos frescos y fáciles de preparar, en especial frutas y verduras, trajo consigo un aumento en el mercado de productos mínimamente procesados, “fresh cut” o listos para usar. Esta tendencia responde a la idea generalizada de que los vegetales son alimentos saludables y a que cuanto más fresco mejor es su calidad y seguridad. Pero debe tenerse en cuenta que también puede estar contaminado.

Esto se debe a que se trata de alimentos con una actividad de agua elevada, en la que la proliferación de patógenos puede darse con facilidad, según explicó a Argentina Investiga la ingeniera Fanny Martin, quien desarrolló una investigación para determinar la presencia de elementos contaminantes en este tipo de productos. En el estudio Martin analizó la calidad microbiológica de una serie de productos mínimamente procesados comercializados en el departamento de San Rafael, Mendoza. De la totalidad de muestras que estudió (ensaladas preparadas), algunas presentaron indicadores de microorganismos superiores a los límites establecidos en legislaciones de países como Francia, Chile y España.

La investigadora aclara que “usualmente” no tenemos en cuenta criterios de seguridad en los alimentos que consumimos. “El criterio habitual es la necesidad de consumir alimentos saludables, relacionando calidad y precio”, así como la información que nos llega sobre la necesidad de utilizar este tipo de alimentos. “Que un alimento sea seguro no se aprecia directamente por los sentidos”, agrega Martin.

Los alimentos mínimamente procesados son frescos y, por lo tanto, crudos. Eso implica que los riesgos para la salud pueden ser superiores a los de los alimentos que han sido tratados con cualquier proceso tecnológico. A través de ellos, pueden transmitirse microorganismos patógenos comunes, como listeria monocytogenes, escherichia coli y salmonella, entre otros.

“Son productos que, en su proceso, incluyen labores de limpieza y/o lavado, trozado y/o cubeteado y envasado, lo cual no asegura la ausencia de microorganismos o la estabilidad durante la conservación, por eso deben ser almacenados en refrigeración”, explica Martin.

Los resultados

La comprobación de la presencia de patógenos, según Martin, se debe a diferentes razones. Por un lado, las ensaladas están compuestas de diferentes vegetales que varían de acuerdo a la demanda y no por estacionalidad de los productos. Además, no se respeta la recomendación de conservar refrigerado el producto; el comerciante sólo mantiene en la heladera lo que permite su capacidad y el resto se conserva a temperatura ambiente. Esto se detectó en ciertos comercios minoristas, no así en los supermercados.

Otras conclusiones a las que llegó la investigación fueron:
-El 60 % de las muestras no posee rotulación ni declara el establecimiento elaborador y, entre las que sí están rotuladas, el 80% no posee la fecha de vida útil.
-No existe una estandarización de la manufactura en los elaboradores.
-En las ensaladas con verduras de hoja la carga microbiana se encontraba aumentada.

A partir de estos resultados, Martin elaboró una serie de recomendaciones para revertir esta peligrosa tendencia a comercializar alimentos frescos sin tomar las precauciones adecuadas. La primera es la necesidad de establecer una legislación nacional en relación a los productos mínimamente procesados. “Se recomienda tener en cuenta los criterios microbiológicos establecidos por la Guía de Interpretación de Resultados Microbiológicos del ANMAT”, dice la investigadora, y propone seguir los criterios microbiológicos de la legislación de Chile.

Los productos mínimamente procesados, provenientes de elaboradores que aplican buenas prácticas de manufactura y conservan la cadena de frío hasta la llegada al consumidor, alcanzan recuentos de microorganismos indicadores menores al límite establecido y no presentan microorganismos patógenos. “En forma conjunta a la implementación de la legislación, es conveniente realizar en los municipios talleres, asesoramientos in situ, seguimientos y controles en los establecimientos elaboradores de productos mínimamente procesados y concientización de la importancia de conservar la cadena de frío desde la elaboración hasta el consumidor” concluyó la investigadora.

Prensa UNCuyo
mily_martinv@hotmail.com
Área de Divulgación científica


Un biofertilizante para mejorar la producción de la yerba mate

Un biofertilizante para mejorar la producción de la yerba mate

Un equipo de investigadores impulsa el desarrollo de un biofertilizante que pueda ser aplicado a la yerba mate y así mejorar el crecimiento de la planta y, en consecuencia, a toda la cadena de producción.

Invertebrados bentónicos como indicadores ambientales

Invertebrados bentónicos como indicadores ambientales

Se trata de organismos que viven en el fondo de grandes masas de agua, están en contacto con el sedimento y se los considera bioindicadores de contaminación acuática. Una investigación de la UNSE se propone analizar las condiciones ambientales a través de la presencia o ausencia de estos seres en el río Dulce. El trabajo busca sentar bases para el desarrollo de herramientas biológicas que resulten de interés en el monitoreo integral de los sistemas fluviales de Santiago del Estero.

Aceite de cannabis, la UNLP está en condiciones de producirlo y controlar su calidad

Aceite de cannabis, la UNLP está en condiciones de producirlo y controlar su calidad

La Universidad Nacional de La Plata trabaja en el desarrollo de dos proyectos científicos sobre el uso medicinal del aceite de cannabis, un producto que ha mostrado buenos resultados como agente anticonvulsivo en pacientes con epilepsia y otras enfermedades. Cabe aclarar que la autorización para trabajos científicos y su producción aún no está permitida en el país y es imperioso hacer evaluaciones farmacológicas controladas.

Elaboran en Santa Fe un nuevo queso probiótico

Elaboran en Santa Fe un nuevo queso probiótico

Investigadores santafesinos desarrollaron una variedad del lácteo fresco de pasta hilada que posee bacterias beneficiosas para la salud.

Preocupa el aumento de infecciones que resisten la acción de los antibióticos

Preocupa el aumento de infecciones que resisten la acción de los antibióticos

El elevado y mal consumo de antibióticos ha generado bacterias mucho más resistentes. La principal arma con la que contaba el hombre para hacer frente a infecciones, ya tiene quien la resista. En 2013, según la Revisión sobre la Resistencia Antimicrobiana, se produjeron en el mundo 700.000 muertes atribuibles a la resistencia antibiótica. Se estima que en 2050 habrá unas diez millones de muertes atribuibles a todo tipo de infecciones sin que los antibióticos puedan ejercer su acción terapéutica.

Investigadores platenses buscan microorganismos para uso industrial en la Antártida

Investigadores platenses buscan microorganismos para uso industrial en la Antártida

Un equipo de investigadores de la facultad de la Ciencias Exactas realiza expediciones a la Antártida en búsqueda de microorganismos activos a bajas temperaturas con interés biotecnológico. En medio de un paisaje hostil y con temperaturas inferiores a los cero grados centígrados, los científicos salen a “cazar” organismos microscópicos capaces de producir enzimas para uso en la industria alimenticia.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103

Palabras Claves