Polos impresos: en busca de la eficiencia energética

Universidad Nacional de General Sarmiento - Instituto de Industria

30 de Septiembre de 2013 | 3 ′ 12 ′′


Polos impresos: en busca de la eficiencia energética


Mejorar el rendimiento de las máquinas eléctricas es un paso hacia la eficiencia energética. Como la energía eléctrica no puede almacenarse y se genera en el mismo instante en el que se consume, un equipo de investigadores busca reducir la energía que se pierde en el proceso de generación. Lo hacen a partir de un nuevo método llamado de polos impresos.

Ingenieros del Instituto de Industria (IDEI) de la Universidad Nacional de General Sarmiento analizan una innovadora tecnología en construcción de máquinas eléctricas, los polos impresos (Written-Pole).

“Los recursos son escasos, entonces la generación eléctrica con centrales térmicas que usan como combustible petróleo, gas o carbón para calentar las calderas tienen un horizonte de corto plazo”, destaca a Argentina Investiga la ingeniera Susana Padro Iratchet, investigadora del área de eficiencia energética del IDEI, creada en 2011, y directora del proyecto “Nuevas tecnologías empleadas para mejorar la eficiencia de la conversión electromecánica de la energía”. La investigación es codirigida por el ingeniero Pablo Massa, de la Universidad Nacional de La Plata.

Ante este panorama y preocupados por la eficiencia energética, los ingenieros comenzaron a estudiar las características y las posibles aplicaciones en Argentina de la máquina eléctrica de polos impresos, en su versiones monofásica y trifásica, según sea alimentada por una o tres fases de energía.

“Luego de 20 años y promocionado por las empresas energéticas, el uso de estas máquinas se ha extendido en Estados Unidos y en Canadá. Además Corea, Irán y Brasil están analizando emplearla como una alternativa válida para explotaciones rurales”, explica Prado Iratchet. En nuestro país el motor monofásico podría ser utilizado para riego, en bombas de extracción de agua y en explotaciones petroleras.

Su gran ventaja frente a las máquinas eléctricas convencionales es su baja corriente de arranque. Como toda máquina monofásica, el motor de polos impresos necesita de una fuerza adicional para arrancar. La diferencia, o la novedad, es que sólo consume un tercio o un cuarto de la potencia de arranque de los motores monofásicos convencionales de igual potencia, lo que redunda en una menor pérdida de energía.

“Con la tecnología de polos impresos -explica Prado Iratchet- es posible aumentar la potencia de los motores monofásicos. En la Argentina los motores convencionales consiguen hasta 4 hp (caballos de fuerza) de potencia, mientras que con el motor monofásico de polos impresos se logran potencias de entre 15 y 100 hp, con un excelente rendimiento”.

Mejorar el rendimiento de las máquinas eléctricas es un paso hacia la eficiencia energética. Como la energía eléctrica no puede almacenarse y se genera en el mismo instante en el que se consume, para Prado Iratchet la ecuación es simple: “La energía generada menos la energía de pérdida es igual a la energía consumida. Por lo que reduciendo la energía que se pierde en el proceso de generación, se incrementa la energía disponible para ser usada por los consumidores”.

Comunicación
prensa@ungs.edu.ar
Marcela Bello
Comunicación y Prensa UNGS


Bloques de hormigón con mejoras en eficiencia térmica

Bloques de hormigón con mejoras en eficiencia térmica

Un equipo de investigación desarrolló un nuevo diseño de bloques estructurales de hormigón, para mejorar sus propiedades de aislamiento térmico y contribuir a la reducción de emisiones de gases contaminantes. Las modificaciones realizadas a los bloques optimizan la eficiencia térmica de los muros frente a las oscilaciones en la temperatura del aire durante todo el año.

El conflicto petrolero analizado desde las Ciencias Económicas

El conflicto petrolero analizado desde las Ciencias Económicas

Investigadores de la Facultad de Ciencias Económicas observaron las dinámicas que se desarrollaron en la cuenca del Golfo San Jorge, donde surge una “economía de localización” o clúster, caracterizada por la especialización y concentración geográfica de la actividad vinculada al circuito petrolero. Los especialistas sostienen que “lo ocurrido en 2012 en el yacimiento petrolero de Cerro Dragón da cuenta de que un conflicto no resuelto a tiempo puede desarticular una porción del sistema productivo”.

El primer Centro de Tecnología y Extensión Forestal del país

El primer Centro de Tecnología y Extensión Forestal del país

La Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad Nacional de La Plata pondrá en marcha a mediados de año un novedoso Centro de Tecnología de la Madera destinado a investigación, capacitación, docencia y transferencia para toda la región. La iniciativa permitirá fabricar desde muebles hasta viviendas sociales y generará ámbitos participativos para favorecer el desarrollo del sector, en un marco de sustentabilidad económica, social y ambiental.

Viviendas, diseñan un módulo eficiente y sustentable

Viviendas, diseñan un módulo eficiente y sustentable

Investigadores desarrollaron un prototipo de módulo de vivienda prefabricada panelizada y transportable. Se utilizaron técnicas que tienen en cuenta la eficiencia y la sustentabilidad, y se logró un prototipo fácil de montar y también de trasladar. La Cámara Argentina de la Madera (CADAMDA) trabaja en la construcción del primer módulo.

Bioetanol, el sorgo como alternativa en la producción de biocombustible

Bioetanol, el sorgo como alternativa en la producción de biocombustible

Investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias evaluaron distintos tipos de sorgo dulce que permiten producir bioetanol a partir de su biomasa azucarada. Este cultivo puede desarrollarse en suelos desfavorables. De esta manera se reduce la utilización de combustibles fósiles y sus emanaciones tóxicas.

Investigadores desarrollaron un generador eléctrico de 30 Kw

Investigadores desarrollaron un generador eléctrico de 30 Kw

Se trata de un sistema avanzado de generación eólica, probado exitosamente en un banco de ensayos en la Universidad, luego testeado en Río Negro y, finalmente, montado y puesto en funcionamiento en Cutral Có. Es único en su tipo en el país y el primero que fabrica la empresa estatal.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103

Palabras Claves