Producción caprina: innovador proyecto para imprimirle valor agregado

Universidad Nacional de Santiago del Estero - Facultad de Agronomía y Agroindustrias

27 de Octubre de 2014 | 4 ′ 10 ′′


Producción caprina: innovador proyecto para imprimirle valor agregado


Santiago del Estero se considera la primera provincia productora de ganado caprino del país, con un total de 706.668 cabezas (CNA 2008). Esta actividad es desarrollada por pequeños productores como economía de subsistencia. Para imprimirle valor agregado, investigadores desarrollaron un cultivo de bacterias para la obtención de salamines de alta calidad higiénica y sensorial. De esta manera aprovechan la carne de cabras maduras, que ya no son utilizadas para su consumo directo.

En la Universidad, a través del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos (ICYTA), el equipo dirigido por la doctora Sandra Martínez, docente investigadora de la Facultad de Agronomía y Agroindustrias (FAyA), lleva adelante el proyecto llamado “Fermentación de salames con bacterias lácticas probióticas: desarrollo de una cámara de maduración a escala piloto”.

Martínez explicó a Argentina Investiga que “el objetivo de este proyecto es desarrollar y agregar valor a carnes caprinas fermentadas a partir del uso de stárters autóctonos. Creemos que es una respuesta a la demanda de los pobladores”. “Para su elaboración -agregó- se utilizaron dos tipos de mezclas. Una de 100% carne de capones caprinos, y la otra con 50% de carne capones caprinos y 50% de cerdo”.

La investigadora afirmó que este trabajo se desarrolló como parte de una tesis doctoral a cargo de la ingeniera Teresa Nediani, quien se encargó de aislar dos tipos de bacterias que optimizan la maduración del producto. Estas bacterias le dan el sabor, el aroma y el color al producto, y también inhiben el desarrollo de bacterias patógenas en el salame.

Este innovador proyecto permitirá utilizar la carne de cabras maduras, que ya no son empleadas para su consumo cárnico directo y así darle un valor agregado a la producción caprina por fuera del consumo primario.

Los productos elaborados por el equipo de trabajo en este proyecto cumplieron con los límites fijados por el Código Alimentario Argentino (artículo 302) para calidad e inocuidad microbiológica. El cultivo iniciador desarrollado es óptimo y conlleva a la obtención de salamines de alta calidad higiénica y sensorial.

“Por el momento, se desarrollaron cuatro tipos de salames con variedad de ingredientes. Dos de ellos compuestos con un 50% de carne caprina y 50% de porcina, mientras que los otros dos son 100% carne caprina. A la fecha, se realizan testeos para consultar los atributos y la aceptación del producto, en lo que se refiere a su apariencia, aroma, sabor y textura”, explicó Martínez.

En el marco de este proyecto se desarrollaron los equipamientos para el proceso de maduración de los salames: “Este es un proyecto interinstitucional que tenemos con la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnologías, con el propósito de aportar a la enseñanza de las ingenierías a través de la elaboración de productos tecnológicos”.

“Hemos elaborado la cámara para maduración de salames y estamos terminando de desarrollar una cámara para maduración de quesos. Nosotros, de esta manera, favorecemos la competitividad de los productos al garantizar que éstos sean elaborados y tengan las condiciones tecnológicas siempre constantes. Aseguramos así que un alimento se puede producir siempre de la misma manera y obtener una calidad homogénea, lo que nos permite agregar valor en la cadena de producción”.

“De esta manera aportamos a la calidad, teniendo una regularidad en la producción de los alimentos. Por supuesto, esto depende de diversos factores como la composición láctea según la época del año y la contextura de una carne; no sólo tomando en cuenta la raza o la edad del animal, sino también la disponibilidad de las pasturas que hay en las diferentes épocas del año como parte del alimento que recibe el animal”.

“Desde el momento en el que la carne se convierte en otro producto, desde el equipo de trabajo garantizamos que éste tenga una calidad uniforme”, finalizó la investigadora.

Liana Chazarreta
liana@unse.edu.ar
Liana Chazarreta
Centro de Comunicación Institucional (CECOMI)


Alimentan pollos con sustancias probióticas para mejorar el rendimiento

Alimentan pollos con sustancias probióticas para mejorar el rendimiento

Una investigación evalúa la inclusión de sustancias probióticas y prebióticas, bacterias y levaduras en la alimentación de pollos, con el objetivo de prevenir el desarrollo de enfermedades y mejorar la asimilación de nutrientes.

Según un estudio, el 66% de los salmones rosados que se comercializan en la Ciudad de Buenos Aires contienen residuos de antibióticos

Según un estudio, el 66% de los salmones rosados que se comercializan en la Ciudad de Buenos Aires contienen residuos de antibióticos

Una investigación del Instituto de Tecnología (INTEC) de la Fundación UADE determinó que el 66% de los filetes de salmón rosado importados de Chile que se comercializan en las pescaderías de la Ciudad contienen residuos de medicinas. Detectaron la presencia de antibióticos utilizados durante su crianza y que pueden afectar nuestra salud.

Elaboran en Santa Fe un nuevo queso probiótico

Elaboran en Santa Fe un nuevo queso probiótico

Investigadores santafesinos desarrollaron una variedad del lácteo fresco de pasta hilada que posee bacterias beneficiosas para la salud.

Buscan nuevos probióticos para animales

Buscan nuevos probióticos para animales

Investigadores santafesinos trabajan en la producción de nuevas bacterias indígenas, beneficiosas para la cría intensiva de bovinos, porcinos y aves. Son una buena alternativa a algunos antibióticos.

Estudian cómo las bacterias gestionan sus reservas de energía

Estudian cómo las bacterias gestionan sus reservas de energía

Un proceso investigado por santafesinos puede significar un gran impacto tecnológico para la biorremediación y las biorrefinerías. Se trata del análisis del rol del glucógeno que permite estudiar el papel de acumulación temporal del carbono en organismos de interés tecnológico que se usan en biorremediación, el sistema que utilizan las bacterias para digerir compuestos tóxicos y guardarlos en glucógeno.

Preocupa el aumento de infecciones que resisten la acción de los antibióticos

Preocupa el aumento de infecciones que resisten la acción de los antibióticos

El elevado y mal consumo de antibióticos ha generado bacterias mucho más resistentes. La principal arma con la que contaba el hombre para hacer frente a infecciones, ya tiene quien la resista. En 2013, según la Revisión sobre la Resistencia Antimicrobiana, se produjeron en el mundo 700.000 muertes atribuibles a la resistencia antibiótica. Se estima que en 2050 habrá unas diez millones de muertes atribuibles a todo tipo de infecciones sin que los antibióticos puedan ejercer su acción terapéutica.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103