Producen combustible derivado de residuos

Universidad Nacional de General Sarmiento - Instituto del Conurbano

21 de Diciembre de 2015 | 8 ′ 18 ′′


Producen combustible derivado de residuos


Mientras que el rumbo previsible sería el de los basurales, un proyecto entre la UNGS y la empresa ARX Arcillex SA cambiará su hoja de ruta, con el desarrollo de tecnologías de valorización energética para producir combustible derivado de residuos.

En el marco de la convocatoria “Fondo de Innovación Tecnológica Regional (FITR) - Ambiente y Desarrollo Sustentable, 2013” que administra el Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC) del ministerio de Ciencia de la Nación, fue seleccionado el proyecto presentado por el Instituto del Conurbano (ICO) de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) y por ARX Arcillex SA para la producción de combustible derivado de residuos (CDR) y reciclado de materiales diversos (RMD). El combustible será elaborado a partir de la fracción segregada, triturada y deshidratada de los residuos industriales no especiales y de los residuos domésticos provenientes de los planes de recolección diferenciada de los municipios.

Entre sus principales objetivos, el proyecto plantea la disminución de los volúmenes de residuos dispuestos en los rellenos sanitarios, el desarrollo de una planta piloto para la producción de 150 toneladas por día de CDR y la posibilidad de optimizar la transformación de desechos en combustibles alternativos útiles para su empleo en procesos productivos industriales de fabricación de arcilla expandida. “Desde 2010, los equipos de Ecología del ICO trabajamos en distintas líneas para promover el reciclaje de residuos y su posterior uso en procedimientos industriales”, explica a Argentina Investiga la docente Raquel Bielsa, responsable y coordinadora de esta iniciativa, quien agrega que “para la Universidad es un gran desafío ver plasmadas en un proceso industrial las tecnologías que investigamos. La evaluación fue muy exigente, pero logramos demostrar la sustentabilidad económica y financiera y la factibilidad ambiental del proyecto”.

De acuerdo al Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS) de la provincia de Buenos Aires, los residuos industriales no especiales son aquellos objetos y sustancias desechados por las industrias que pueden ser recuperados. El año pasado, Arcillex, que se desempeña como operador autorizado de esos residuos en la provincia, contactó a investigadores de la Universidad con el objeto de concretar proyectos para reducir el volumen de residuos que va hacia los vertederos y producir un combustible que reemplace a los combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón) en los procesos de industrialización del cemento y la cal.

Para el vicerrector Pablo Bonaldi es un “desafío” poder avanzar en la articulación entre la universidad pública y una empresa privada de la región en un proyecto que es producto de una política pública que promueve temas de investigación de relevancia social. “El destacado trabajo de Raquel Bielsa y su equipo permitió que una empresa privada, que recibe una parte importante de los residuos de la región, se interesara por establecer contacto con la UNGS”, expresó Bonaldi, quien estuvo presente en la firma del acuerdo junto a la rectora Gabriela Diker, funcionarios del MinCyT y representantes de la empresa. En el acto, la secretaria de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva Ruth Ladenheim destacó la importancia de financiar un proyecto vinculado con residuos sólidos. El adecuado tratamiento de estos residuos es, dijo, “un objetivo prioritario de la política pública, ya que atraviesa diferentes problemáticas energéticas, ambientales y sociales, y requiere de la voluntad de las instituciones y las empresas para completar la adaptación tecnológica que requiere su ejecución”.

Nuevas formas de energía

Si bien el empleo de combustibles fósiles es un gran impulsor del desarrollo productivo, también es un gran causante del deterioro del medio ambiente: la emisión de gases desemboca en la contaminación del suelo, en la lluvia ácida y en el efecto invernadero. Según indica el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas (CONICET), los efectos contaminantes se extienden con los derrames de petróleo y la creciente demanda de bienes y servicios, en sintonía con el crecimiento de la población mundial y el consumo. Por este motivo, las políticas industriales nacionales incentivan el uso de nuevas formas de energía no convencionales, como el CDR. El proyecto de la UNGS contempla el reciclaje de materiales en manos de recuperadores urbanos (cartoneros) que pre-procesarán los residuos no peligrosos (metales, cartón, plásticos y vidrios) en condiciones laborales, de seguridad e higiene óptimas.

¿Qué aporte específico realizará la UNGS? Según explica Bielsa, la puesta en práctica de tecnologías para la gestión de residuos requiere de adaptaciones y ajustes según el país. “La Universidad hace tiempo estudia las condiciones locales para implementar su aplicación, y aportará desde la composición y cantidad de los residuos hasta las características de los mercados locales y la aceptabilidad social de las tecnologías”. La investigadora considera esta actividad como una experiencia clave para el diseño de una política que, de acuerdo con lo que establece el artículo 41 de la Constitución Nacional, promueva un uso sustentable de los recursos naturales, los aproveche de manera racional y no comprometa a las generaciones futuras.

En cuanto a la empresa, “la tarea será recuperar una fracción reciclable de metales ferrosos (hierro, acero) y no ferrosos (cobre, aluminio), que será triturada y acondicionada para producir CDR listo para utilizar o vender a otras empresas. La planta no enterrará la basura”, informa Gustavo Protomastro, director del proyecto en la empresa. Nacida en 1966, la compañía ARX Arcillex SA se dedica al rubro de la construcción, a partir de la producción de arcilla expandida LECA y vigas livianas. Desde 2012 se especializa en la revalorización de los residuos industriales no dañinos. Ambas actividades las lleva a cabo en su planta de José León Suárez (Gran Buenos Aires). Una parte de la producción del CDR abastecerá la demanda energética de la planta y el gas natural necesario para transformar la arcilla en LECA.

El proyecto para producir CDR a partir de residuos industriales y comerciales es la primera experiencia argentina a gran escala. El proyecto se plantea el desafío de adecuar una tecnología internacional a las características y necesidades de los actores locales (industria, comercios, recuperadores, empresas de logística de residuos, etc.). Protomastro destaca el interés del reto de innovar, investigar y ejecutar proyectos con recursos nacionales y “materia gris argentina”. “Las plantas que usen CDR deberán adecuarse al nuevo combustible. Hay que estudiar el poder calorífico de los residuos generados en el Área Metropolitana de Buenos Aires y adaptar los procesos al tipo de residuo, humedad y clima”. Para el referente de Arcillex, el sector industrial debe lograr una gestión más seria, eficiente y responsable para recuperar materiales dentro de sus plantas de producción, y los centros comerciales maximizar la tasa interna de reciclaje a partir del trabajo de recicladores o recuperadores.

Lo público y lo privado

“La relación entre las empresas y las universidades nunca fue fácil en nuestro país porque históricamente existió una desconfianza recíproca muy grande, y ambas partes miraban con recelo y pesimismo las posibilidades de cooperación”, señaló el vicerrector Pablo Bonaldi, quien calificó como “perjudicial” este recelo recíproco. El funcionario explicó que el vínculo entre la universidad pública y el sector privado aporta una amplia gama de posibilidades y oportunidades, desde la articulación del conocimiento producido en casas de estudio nacionales con el sector productivo hasta la actualización de los planes de estudio y las agendas de investigación. En este caso en particular, agregó, la colaboración con Arcillex permitirá que estudiantes y graduados de la Universidad realicen pasantías formativas en la empresa o experiencias profesionales ligadas a las distintas actividades a las que dará lugar el desarrollo del proyecto.

Comunicación
prensa@ungs.edu.ar
Yanina Fuggetta y Brenda Liener
Comunicación y Prensa UNGS


El potencial del sauce

El potencial del sauce

Investigadores de la UNNOBA estudian la durabilidad y resistencia de la madera de sauce como material para la construcción, apoyándose entre otras razones en que este árbol posee ciertas ventajas como su rápido y fácil modo de reproducción.

Un proyecto de educación ambiental que premia a las escuelas que reciclan

Un proyecto de educación ambiental que premia a las escuelas que reciclan

Universitarios y alumnos de primaria y secundaria de Bahía Blanca participarán de “Re creo”, una iniciativa basada en la recolección de material recuperable, con beneficios económicos y capacitación.

Recuperar la agricultura familiar como activo social y cultural

Recuperar la agricultura familiar como activo social y cultural

Un proyecto permitirá realizar una cartografía social, donde se podrá identificar y describir a los actores sociales involucrados en el terreno y que son la preocupación del demandante de este proyecto, la Municipalidad de Oro Verde (Entre Ríos).

Una herramienta para mejorar el confort térmico-lumínico de edificios escolares de Resistencia

Una herramienta para mejorar el confort térmico-lumínico de edificios escolares de Resistencia

A partir de una tesis doctoral, una arquitecta investigó la relación entre la disposición y material de zonas vidriadas de instituciones educativas con problemáticas relacionadas al calor y la luminosidad.

Investigadores encuentran cerca de 500 basurales en el Gran San Miguel de Tucumán

Investigadores encuentran cerca de 500 basurales en el Gran San Miguel de Tucumán

Los datos son del Observatorio de Fenómenos Urbanos y Territoriales (OFUT) de la Facultad de Arquitectura de la UNT, que estudia el impacto de los residuos en el área metropolitana.

Producción de Arroz: utilizan drones para saber dónde aplicar herbicidas y combatir malezas

Producción de Arroz: utilizan drones para saber dónde aplicar herbicidas y combatir malezas

Un proyecto articulado de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNNE y el Ministerio de la Producción de Corrientes realiza ensayos con tecnología de dron en campos arroceros para identificar sólo los sitios específicos que requieren aplicación de herbicida contra malezas y evitar la aplicación en el total de la superficie del cultivo, como se realiza actualmente.

Canal de videos 103