Qué hacer con la basura electrónica

Universidad Nacional de Cuyo - Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria

18 de Abril de 2011 | 4 ′ 39 ′′


Qué hacer con la basura electrónica


Investigadores mendocinos analizaron datos sobre recolección, tratamiento y depósitos de residuos electrónicos generados por empresas, instituciones y usuarios en general. Estos residuos ponen en riesgo la salud humana y al medio ambiente, dado que contienen sustancias tóxicas que se filtran a las napas de agua provocando un alto nivel de contaminación. Los investigadores planean elaborar un diagnóstico y proyectar la evolución de estos residuos y su gestión para evitar el impacto ambiental.

El avance de la tecnología aumentó de manera exponencial la cantidad de artefactos electrónicos. El consumo, que día a día acrecienta su nivel de masividad, genera una importante cantidad de residuos. Investigadores de San Rafael, Mendoza, analizaron esta situación, a partir de una serie de encuestas, con el objetivo de establecer elementos referentes a nivel local sobre los residuos electrónicos, recolectar datos sobre su uso y disposición final y estimar la cantidad de residuos electrónicos generados en San Rafael. Los investigadores estiman que los resultados arrojados serán la base para adoptar medidas de gestión para estos elementos.

Los antecedentes sobre la cantidad de este tipo de residuos son escasos y no están actualizados, o no se corresponden con la realidad local. “El relevamiento se ejecuta con encuestas diseñadas para recolección de datos que se realizan a los comercios de mayor venta de este tipo de elementos y a las autoridades municipales involucradas en el tema. Este procedimiento permite establecer como elementos de mayor relevancia dentro de los residuos electrónicos a los aparatos informáticos (PC, monitores, impresoras) y teléfonos celulares” explica a InfoUniversidades Adriana Guajardo, una de las investigadoras del programa.

Y agrega: “La mayor cantidad de equipos informáticos y de telefonía se encuentra en los hogares. Los equipos en desuso son en su mayoría almacenados especialmente en instituciones. Estos elementos acumulados constituyen potenciales residuos destinados a los vertederos si en el futuro no se implementan programas de reciclado o recuperación”. De acuerdo al informe elaborado, los equipos informáticos son en su mayoría acumulados en establecimientos y casas.

Alerta, chatarra

En Argentina el 95% de estas corrientes de residuos peligrosos termina en rellenos sanitarios. En general, el recuperador informal o cartonero recupera los metales no ferrosos, pero desecha los componentes que contienen sustancias peligrosas. En el país no existen normativas respecto de estos residuos, ni para las empresas ni para los usuarios domiciliarios, por lo tanto, éstos no tienen dónde depositarlos. Los usuarios pueden disponer de ellos.

“Para los usuarios domiciliarios desprenderse de objetos que en algún momento tuvieron gran valor es difícil, aunque el valor actual sea nulo. Estos objetos obsoletos ocupan espacio; las empresas se desprenden más rápidamente de ellos por tener criterio económico y los usuarios domésticos tarde o temprano también tendrán que deshacerse de ellos”, detalla la profesional.

Guajardo hace hincapié en el gran riesgo ambiental que implican estos residuos: “Por contener materiales peligrosos pueden filtrarse a las napas de agua por lixiviación, lo que pone en riesgo el medio ambiente y la salud humana, por las sustancias tóxicas que contienen como el litio de las baterías, el plomo (de soldaduras, pantallas CRT y baterías), el mercurio (en lámparas fluorescentes de los monitores LCD), el bromo (carcasas y aislamientos plásticos) o el cadmio (toners y tintas de impresora, monitores CRT, baterías recargables y CD”.

Otro aspecto negativo radica en que en Latinoamérica en general no existen programas de recolección y gestión de aparatos electrónicos y eléctricos en desuso. Y aunque en Argentina operan algunas empresas en el mercado de gestión de los rezagos, en ningún caso se realizan operaciones que transformen o modifiquen la composición de los residuos ingresados, limitándose la operación a un despiece o desmontaje manual.

Según explican los investigadores, una vez que se clasifican los materiales se procede su valorización, agrupándolos por constituyentes o presencia de metales base.

Al riesgo de no contar con depósitos apropiados para acumular esta clase de residuos, con el potencial riesgo ambiental que esto supone, hay que sumarle que en Mendoza no existen programas de reciclado ni lugares específicos para su disposición final. “La provincia estudia la creación de un parque de saneamiento especial para tratar y disponer este tipo de residuos, pero el inconveniente es que falta legislación al respecto, aunque estaría en vías de solucionarse”, concluye Guajardo.

Prensa UNCuyo
loliva@uncu.edu.ar.
Área de Divulgación científica


Un fotodesinfectante en productos frutihortícolas para reemplazar a los agrotóxicos

Un fotodesinfectante en productos frutihortícolas para reemplazar a los agrotóxicos

Investigadores desarrollaron un fotodesinfectante para productos frutihortícolas. El producto está en tratativas para salir al mercado. Lo que permite hacer este compuesto es alargar la vida de frutas y verduras desde que se produce la cosecha hasta que llega a la góndola.

Relevan en aserraderos hongos causantes de algunas patologías

Relevan en aserraderos hongos causantes de algunas patologías

Más de 40 especies de hongos fueron detectadas en el aire interior de aserraderos, como parte de un estudio que buscaba analizar la composición y concentración de la micota aérea en estos talleres.

Combatir malezas con conciencia ecológica

Combatir malezas con conciencia ecológica

Investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora indagan la manera de combatir el cardo de castilla desde la ‘ecología de malezas’. “Esta técnica se trata de diseñar y planificar herramientas de control de plagas que incluyan productos químicos, pero no como único método, son alternativas más amigables con el medio ambiente”, indica Roberto Huarte, director del proyecto.

Con técnica innovadora analizan sedimentos del lecho de un río

Con técnica innovadora analizan sedimentos del lecho de un río

Mediante la observación en un Microscopio Electrónico de Barrido de muestras de sedimentos del lecho de un río, investigadores del Centro de Ecología Aplicada del Litoral (UNNE-Conicet) estudiaron en detalle cómo se comportan los sedimentos más finos, lo cual es importante para prever cómo será el transporte de dichos agregados en el sistema fluvial.

Camas biológicas: una alternativa eficaz para reducir la contaminación

Camas biológicas: una alternativa eficaz para reducir la contaminación

Ensayan una tecnología capaz de degradar agroquímicos utilizando el propio suelo y materiales de desecho. Permite tratar altas concentraciones, por lo que los investigadores apuntan a su uso en las operaciones de carga de pulverizadores.

Virus para controlar la bacteria Escherichia coli

Virus para controlar la bacteria Escherichia coli

Estudian el uso de virus bacteriófagos para prevenir el desarrollo de la bacteria Escherichia coli en los alimentos.

Canal de videos 103