Se halló una nueva especie de reptil volador en la Patagonia

Universidad Nacional de San Luis - Facultad de Cs. Físico-Matemáticas y Naturales

19 de Diciembre de 2016 | 5 ′ 28 ′′


Se halló una nueva especie de reptil volador en la Patagonia


Un equipo de investigadores halló una nueva especie de reptil volador en la Patagonia argentina. Se llama Allkarue koi y vivió en la provincia de Chubut hace aproximadamente 170 millones de años. El hallazgo de una nueva especie de Pterosaurio tuvo lugar en la localidad de Cerro Cóndor, a la altura del Río Chubut, en los sedimentos de lo que fue el fondo de una gran laguna en el comienzo de la separación de América con África.

Los estudios estuvieron centrados en la anatomía cerebral del animal. La doctora Laura Codorniu, docente del Departamento de Geología de la Universidad Nacional de San Luis e investigadora adjunta del Conicet, sostuvo que a nivel mundial la estructura de la cabeza de los Pterosaurios es bastante escasa.

El nombre elegido por los investigadores para esta nueva especie se refiere a dos hechos asociados con su descubrimiento. Primero, que el estado de preservación de sus fósiles permitió estudiar en mayor detalle la anatomía del cerebro de los pterosaurios y su evolución. Y, segundo, que esta especie fue hallada en un ambiente de antiguas lagunas patagónicas.

Diego Pol, investigador principal del Conicet en el Museo Paleontológico Egidio Feruglio (MEF) de Chubut y uno de los autores del trabajo explica que estos reptiles voladores son los antecesores de los pterodáctilos y compartían con ellos algunas características.

Según la descripción del investigador, estos animales tenían el cuarto dedo, que vendría a ser el anular, muy alargado porque en él se insertaba la membrana de las alas, similar, de alguna forma, a la de los murciélagos. Allkaruen koi era relativamente pequeño: la envergadura alar era de aproximadamente un metro y medio, es decir, que tenía el tamaño de un ave como una gaviota.

Este hallazgo representa –indicó Cordorniú a Argentina Investiga– una novedad dentro del grupo de los Pterosaurios. “Está preservado en forma tridimensional, excelentemente preservado. Esto permitió que hiciéramos tomografías computadas a escala nanométrica”, señaló. Estos estudios se realizaron en Argentina y en Alemania.

La investigadora contó que luego del trabajo tridimensional se logró reconstruir y visualizar cómo eran las partes blandas de este animal. Junto a una especialista en neuroanatomía se investigó el cráneo y se obtuvo información acerca de la estructura del cerebro, lóbulos ópticos, bulbos olfatorios, y una parte del cerebro, que es parecida a la de las aves, que es el Flóculo, muy importante en la actividad del vuelo.

Al ser una investigación compleja, que incluyó nanotomografía, procesamiento, y análisis cladistico (rama de la biología que define las relaciones evolutivas entre los organismos basándose en similitudes derivadas), la paleontóloga indicó que el estudio duró entre cuatro a cinco años hasta llegar a los resultados actuales.

“Este hallazgo ayuda a comprender la evolución del cerebro en todo el grupo de estos reptiles voladores. Es una nueva especie dentro de los Pterosaurios, que estaría estratigráficamente justo a nivel intermedio entre los más antiguos (Triásico Superior, aproximadamente 228 millones de años), y los más derivados, que son los últimos que existieron, que se extinguieron con los dinosaurios (66 millones de años)”, señaló Codorniu e indicó que vivieron durante el Mesozoico. “Este que se encontró es del Jurásico medio bajo y tiene características primitivas de los más antiguos y características morfológicas de los derivados”, explicó.

La paleontóloga recalcó que el trabajar en equipo con diferentes especialistas es lo que permitió obtener un trabajo importante a nivel internacional. “Si fuera por el esfuerzo de uno solo no hubiera podido ser posible”, dijo.

Pterodaustro Guinazui, evolución de los reptiles voladores Allkarue koi

Tomando los estudios tridimensionales realizados en el Allkarue koi –muchos de ellos en Alemania– la doctora Laura Codorniu realizó una serie de procedimientos de comparación con los fósiles del Pterodaustro Guinazui, reptil volador encontrado en el Parque Nacional Sierras de las Quijadas, en la provincia de San Luis, que vivió en el Cretácico inferior hace unos 120 millones de años. “Teniendo en cuenta este material tridimensional me puse a buscar dentro de los materiales del Pterodaustro Guinazui, tratando de encontrar una similitud en los elementos de la cabeza”, dijo, a lo que añadió que fue una investigación que llevó tiempo porque las muestras de este pterodaustro se encontraban en dos dimensiones.

La investigadora realizó un estudio sobre los nervios craneanos y los vasos sanguíneos. Para poder determinar los resultados Codorniu investigó 16 cráneos del reptil volador Guinazui. “Puede ver la ubicación de toda la estructura morfológica dentro de la cabeza”, explicó, a lo que agregó que para el estudio tomó cráneos del Pterodasutro Guinazui y los preparó artesanalmente.

Los resultados de este estudio determinaron que el reptil Guinazui es un pterosaurio derivado, es decir, de los más nuevos. “Pude confirmar la presencia de caracteres diferentes que apoyan la evolución de los reptiles voladores que vivieron hace millones de años en San Luis”, exaltó la paleontóloga. “Buscaba las estructuras que veía en el tridimensional. Esto también fue un gran estudio del Pterodaustro Guinazui que tampoco era conocido”, concluyó.

Fabiola Aranda
farandaprensa@gmail.com
Fabiola Aranda
Departamento de Prensa


Cómo se recupera la capa de ozono

Cómo se recupera la capa de ozono

Cada año la primavera desnuda el agujero de ozono. A través de las imágenes satelitales se ve una mancha violeta sobre la Antártida, que luego se esparce sobre Argentina y Chile mientras llega el verano. Aunque los pronósticos son optimistas respecto a la recuperación de la capa, el proceso llevará unos ochenta años. Hasta que eso suceda, los investigadores monitorean la pérdida de ozono y su principal consecuencia: la llegada de la radiación solar ultravioleta a la Tierra.

Monitorean el movimiento de la tierra desde el observatorio más austral del mundo

Monitorean el movimiento de la tierra desde el observatorio más austral del mundo

A casi 3 mil kilómetros de la ciudad de La Plata, en el extremo sur del continente, científicos de la Universidad Nacional de La Plata se encargan de monitorear la rotación de la Tierra y el movimiento de los polos. Lo hacen desde la Estación Astronómica de Río Grande, en Tierra del Fuego, un complejo fundado en 1979 y cuya ubicación responde a una recomendación explícita de la Unión Astronómica Internacional.

Otra forma de estudiar el cerebro

Otra forma de estudiar el cerebro

Marcos Cuadrelli es alumno investigador. Hace 2 años, junto a un equipo de cinco investigadores conformado por cuatro profesionales (tres médicos y un biólogo) y dos estudiantes, iniciaron esta investigación que finalizaría con la presentación de un póster en el Congreso Internacional de Diagnóstico por Imágenes en Brasil y que forma parte del material que usará para realizar un atlas.

Visón americano, un pequeño mamífero invasor que amenaza a distintas especies en la Patagonia

Visón americano, un pequeño mamífero invasor que amenaza a distintas especies en la Patagonia

Un grupo de investigadores llegó hasta la inmensa Patagonia argentina tras los pasos de este animal exótico, que se transformó en una verdadera amenaza para los ecosistemas sureños, y pone en riesgo de extinción a distintas especies de aves acuáticas de la región.

Aprovechamiento energético del recurso marino costero

Aprovechamiento energético del recurso marino costero

En el marco del Programa de Recursos Marinos (PROREMAR) que se desarrolla desde el Instituto de Desarrollo Costero, se trabaja en el proyecto de aprovechamiento energético del recurso marino costero de la región, con el objetivo de instalarlo en la sociedad y concientizar acerca de su importancia. Entre las metas del proyecto se cuenta obtener nuevas fuentes de energía que permitan mayor autonomía, diversificar la matriz, paliar el déficit de energía del país y disminuir las emisiones de CO2.

La difícil tarea de generar energías limpias en el extremo sur

La difícil tarea de generar energías limpias en el extremo sur

Investigadores de la Universidad llevan adelante una experiencia con pequeños aerogeneradores de fabricación nacional para analizar su adaptación a los fuertes y constantes vientos del sur, y las posibilidades de combinación con paneles fotovoltaicos para uso rural. El proyecto contempla, sobre la base del desarrollo de este dispositivo híbrido, poner en funcionamiento un invernadero hidropónico.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103