Universidad Nacional de Cuyo - Secretaría Académica - Rectorado

04 de Diciembre de 2008 |


Si la sociedad cambia, la universidad también



La UNCuyo sale a la calle con una encuesta para evaluar cuál es el perfil académico que se demanda y qué papel se espera que juegue la institución en el desarrollo de Mendoza y la región. Los distintos proyectos para procurar nuevas profesiones serán subordinados al resultado de esta investigación.

La Universidad Nacional de Cuyo iniciará una exploración para determinar qué espera la comunidad de la educación superior y, más específicamente, qué disciplinas pueden incorporarse a la oferta académica de acuerdo a las nuevas demandas sociales y del mercado laboral.
La metodología para esta consulta es una encuesta cuali-cuantitativa, que se desarrollará en tres etapas y cuyos resultados se espera que estén listos para evaluarse en julio de 2009. Se realizará tanto a personalidades conocidas como a ciudadanos comunes.
Además, la investigación permitirá establecer qué rol cumple actualmente para la sociedad, cómo es vista por ella y cómo se posiciona en el resto de la oferta de estudios universitarios que se ofrecen en Mendoza y la región de Cuyo.
Por eso, se incluyen en la encuesta preguntas que abarcan el acceso, la participación, la enseñanza, el aprendizaje, las carreras y los planes de estudios superiores, que serán evaluados una vez obtenidos los resultados.

“Esta es una preocupación histórica: la de saber qué espera la sociedad de la universidad, a través de un estudio riguroso que investigue la cuestión en forma integral”, explicó el rector de la UNCuyo, Arturo Somoza, para quien esta averiguación representa uno de los ejes para orientar su gestión.
¿Pueden nacer, a partir de esta consulta, nuevas carreras en la universidad? Para Somoza sí: “Hay muchísimas áreas del conocimiento que no son abarcadas en la actualidad por nuestra educación superior, por lo que se debe orientar la formación de recursos humanos en la perspectiva del desarrollo futuro”. Y en ese sentido indicó que los distintos proyectos para procurar nuevas profesiones serán subordinados al resultado de esta pesquisa.
Por su parte, el vicerrector Gustavo Kent destacó que con esta iniciativa se busca “recoger la percepción externa de lo que estamos haciendo”, para luego proyectar un ofrecimiento “acorde con el medio provincial y regional, validado para adentro y pertinente para afuera”.

Cambiando el paradigma

Las docentes Rosa Fader, Adela Monge, Graciela Burgardt y Vanina Giraudo coordinarán el trabajo, que se desarrollará en tres etapas.
La primera abarca entrevistas en profundidad a unas 50 figuras de la sociedad civil. De ellas se espera que -dado su carácter de referentes reconocidos por el resto de la comunidad- aporten su opinión calificada acerca de cuál debería ser la mejor oferta académica en la Provincia. Están incluidos en este grupo el gobernador, intendentes, miembros de la Suprema Corte, representantes de ONG's, sindicatos, partidos políticos, medios de comunicación, sectores religiosos, etc.

La segunda etapa es un cuestionario dirigido a otros 140 representantes de distintos sectores sociales de Mendoza.
La última, que se dará a partir de marzo de 2009, incluirá una muestra de 1.200 casos de ciudadanos comunes, con un cuestionario específico elaborado a partir de los resultados de las dos fases anteriores.
Según indicó la investigadora Adela Monge, el estudio comprende “un amplio abanico de interlocutores valiosos con una mirada prospectiva. Con ello, por primera vez estamos cambiando el paradigma de los estudios de educación superior que se brindarán”.



Cuánto sabe la población de Buenos Aires acerca del COVID-19

Investigadores llevaron adelante un cuestionario encuesta para conocer qué tanto aprendió la comunidad acerca del COVID-19. La directora del proyecto, licenciada en Ciencias Biológicas Marisa Rodríguez, aclaró que “el uso de barbijo protege al portador de un posible contagio, la intensificación de normas de higiene, el distanciamiento social y la cuarentena son hasta el momento las únicas herramientas disponibles para evitar el contagio”.

¿Cómo vivir en una de las zonas más riesgosas de América Latina?

En Mendoza, la región del “Piedemonte” combina dos elementos muy preocupantes: elevadas posibilidades de catástrofes ambientales y población con alta vulnerabilidad. ¿Qué se puede hacer al respecto?

Dime dónde vives y te diré cómo te va en el estudio

Una investigación determinó que el rendimiento académico de estudiantes universitarios se ve afectado por su nivel socioeconómico.

Geotecnologías para disminuir los riesgos por desastres naturales

Un equipo de investigación realizó procesamiento y análisis digital de imágenes de satélite en diferentes bandas y canales para reconocer con facilidad estructuras relacionadas a eventos naturales potencialmente peligrosos.

Jóvenes tucumanos reclaman aprender más sobre ciencia y tecnología

Una encuesta indica que casi el 80% de los estudiantes del último año del secundario están interesados en esos temas. Sin embargo, sólo el 13% conoce a un científico y casi la mitad considera que es un trabajo muy difícil. La investigación incluyó una encuesta realizada a 2.040 jóvenes del último año del secundario, de 120 escuelas. La televisión resultó ser el medio más influyente para informarse sobre ciencia.

Sismos, cómo impactan en los edificios de acuerdo al tipo de suelo

Profesionales estudian los llamados efectos de sitio, lo que podría ayudar a gestionar mejor el peligro sísmico en Mendoza. La investigación apunta a conocer las distintas formas en que los movimientos sísmicos afectan a construcciones similares situadas en sitios diferentes de una misma área y estimar qué nivel de daño sufrirían los edificios en casos de terremotos con distintas frecuencias de ocurrencia.

Canal de videos 103