Universidad Nacional de Cuyo - Secretaría Académica - Rectorado

04 de Diciembre de 2008 |


Si la sociedad cambia, la universidad también



La UNCuyo sale a la calle con una encuesta para evaluar cuál es el perfil académico que se demanda y qué papel se espera que juegue la institución en el desarrollo de Mendoza y la región. Los distintos proyectos para procurar nuevas profesiones serán subordinados al resultado de esta investigación.

La Universidad Nacional de Cuyo iniciará una exploración para determinar qué espera la comunidad de la educación superior y, más específicamente, qué disciplinas pueden incorporarse a la oferta académica de acuerdo a las nuevas demandas sociales y del mercado laboral.
La metodología para esta consulta es una encuesta cuali-cuantitativa, que se desarrollará en tres etapas y cuyos resultados se espera que estén listos para evaluarse en julio de 2009. Se realizará tanto a personalidades conocidas como a ciudadanos comunes.
Además, la investigación permitirá establecer qué rol cumple actualmente para la sociedad, cómo es vista por ella y cómo se posiciona en el resto de la oferta de estudios universitarios que se ofrecen en Mendoza y la región de Cuyo.
Por eso, se incluyen en la encuesta preguntas que abarcan el acceso, la participación, la enseñanza, el aprendizaje, las carreras y los planes de estudios superiores, que serán evaluados una vez obtenidos los resultados.

“Esta es una preocupación histórica: la de saber qué espera la sociedad de la universidad, a través de un estudio riguroso que investigue la cuestión en forma integral”, explicó el rector de la UNCuyo, Arturo Somoza, para quien esta averiguación representa uno de los ejes para orientar su gestión.
¿Pueden nacer, a partir de esta consulta, nuevas carreras en la universidad? Para Somoza sí: “Hay muchísimas áreas del conocimiento que no son abarcadas en la actualidad por nuestra educación superior, por lo que se debe orientar la formación de recursos humanos en la perspectiva del desarrollo futuro”. Y en ese sentido indicó que los distintos proyectos para procurar nuevas profesiones serán subordinados al resultado de esta pesquisa.
Por su parte, el vicerrector Gustavo Kent destacó que con esta iniciativa se busca “recoger la percepción externa de lo que estamos haciendo”, para luego proyectar un ofrecimiento “acorde con el medio provincial y regional, validado para adentro y pertinente para afuera”.

Cambiando el paradigma

Las docentes Rosa Fader, Adela Monge, Graciela Burgardt y Vanina Giraudo coordinarán el trabajo, que se desarrollará en tres etapas.
La primera abarca entrevistas en profundidad a unas 50 figuras de la sociedad civil. De ellas se espera que -dado su carácter de referentes reconocidos por el resto de la comunidad- aporten su opinión calificada acerca de cuál debería ser la mejor oferta académica en la Provincia. Están incluidos en este grupo el gobernador, intendentes, miembros de la Suprema Corte, representantes de ONG's, sindicatos, partidos políticos, medios de comunicación, sectores religiosos, etc.

La segunda etapa es un cuestionario dirigido a otros 140 representantes de distintos sectores sociales de Mendoza.
La última, que se dará a partir de marzo de 2009, incluirá una muestra de 1.200 casos de ciudadanos comunes, con un cuestionario específico elaborado a partir de los resultados de las dos fases anteriores.
Según indicó la investigadora Adela Monge, el estudio comprende “un amplio abanico de interlocutores valiosos con una mirada prospectiva. Con ello, por primera vez estamos cambiando el paradigma de los estudios de educación superior que se brindarán”.



Cómo reducir la vulnerabilidad sísmica en estructuras civiles

Investigadores de la UNCUYO y del Conicet llevan a cabo pruebas experimentales con amortiguadores de masa sintonizados (AMS). Buscan reducir los daños que puedan sufrir las estructuras civiles por la acción de una falla cercana. El potencial uso resulta atractivo por los bajos costos en comparación con otras alternativas de protección sísmica.

Lavado de manos en la pandemia: con la frecuencia adecuada, pero sin la duración suficiente

Una encuesta realizada por investigadores de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNC detectó que pese a conocer el procedimiento correcto, tres de cada cuatro personas no respeta el tiempo recomendado por la OMS: entre 40 y 60 segundos. Un 42% de los encuestados tiene niños a su cargo, y de ese grupo un tercio no siempre controla que ellos se laven las manos en momentos adecuados.

Cuánto sabe la población de Buenos Aires acerca del COVID-19

Investigadores llevaron adelante un cuestionario encuesta para conocer qué tanto aprendió la comunidad acerca del COVID-19. La directora del proyecto, licenciada en Ciencias Biológicas Marisa Rodríguez, aclaró que “el uso de barbijo protege al portador de un posible contagio, la intensificación de normas de higiene, el distanciamiento social y la cuarentena son hasta el momento las únicas herramientas disponibles para evitar el contagio”.

Mujeres en cuarentena: cuidadoras de tiempo completo y sobrecarga de trabajo

Mujeres en cuarentena: cuidadoras de tiempo completo y sobrecarga de trabajo

Cuidadoras las 24 horas y sobreexigidas con tareas múltiples, permanentes y simultáneas. Una encuesta reciente realizada por investigadoras del Conicet constató que el exceso de quehaceres domésticos y de cuidados atraviesa a las mujeres durante la cuarentena. Sienten que trabajan más, están más cansadas que antes de la crisis sanitaria y duermen menos de lo necesario. El teletrabajo, una modalidad que no permite “desconectar”.

Casi la mitad de los argentinos consideraban improbable contraer coronavirus

Casi la mitad de los argentinos consideraban improbable contraer coronavirus

Sin embargo, un 48% supone que, en caso de contagio, la infección podría ser severa. El dato surge de dos encuestas consecutivas realizadas por el Centro de Investigación y Estudios sobre Cultura y Sociedad de la UNC y el Conicet, en las que participaron más de 1.400 personas de la Argentina. Es parte de un estudio global que coordina la OMS en varios países para monitorear percepciones y prácticas preventivas en torno a la pandemia.

Qué comen los estudiantes universitarios

Un equipo de investigadoras en Nutrición encuestó a estudiantes universitarios de distintas unidades académicas de la Universidad de Belgrano con el objetivo de conocer las competencias culinarias y así poder estimar el consumo de alimentos procesados y ultraprocesados entre los ingredientes empleados en preparaciones hogareñas, o en las comidas realizadas fuera del hogar.

Canal de videos 104