Termo solar, una idea argentina

Universidad Nacional de San Martín - Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental

02 de Abril de 2009 |


Termo solar, una idea argentina


En general, la utilización de energía solar térmica en dispositivos portátiles no fue investigada. Estos nuevos productos, cuya fabricación se ha extendido en los últimos años debido a la importancia que adquirió la degradación del medio ambiente y por la competitividad económica que presentan, surgen con el fin de calentar el agua con la energía del sol, almacenarla con la misma eficiencia que un termo convencional y lograr alta portabilidad. El termo solar tiene patente en trámite, aunque su aparición en el mercado es inminente.

El empleo del sol para el calentamiento de agua a través de colectores de uso doméstico es mundialmente conocido. Existen muchos fabricantes de equipos solares que utilizan distintas tecnologías, y lograron que su uso se haya expandido en los últimos años. Los factores para que sucediera esto son la importancia creciente que está tomando la degradación del medio ambiente y la competitividad económica de este tipo de tecnologías frente a las convencionales.

Sin embargo, la utilización de energía solar térmica en dispositivos portátiles no ha sido investigada, a excepción de las cocinas solares de diversos diseños, eficiencia, tamaño y, por supuesto, de distintos precios. Estas cocinas pueden usarse para calentar agua como función secundaria, pero tienen el inconveniente de que no permiten conservar el calor y son, generalmente, grandes en comparación con el tamaño que ocupa una convencional. Considerando estos antecedentes, surgió la idea de desarrollar el “termo solar”, según se comunicó a InfoUniversidades. El mismo debía conjugar tres factores:

a) Calentar el agua con la energía del sol.
b) Almacenarla para su uso posterior con la misma eficiencia que un termo convencional.
c) Lograr alta portabilidad.

Siguiendo estas premisas, se construyó el primer prototipo artesanal. Los resultados demostraron que funcionaba, y se siguió en su desarrollo. Trabajando sobre la geometría de los espejos reflectores y utilizando nuevos materiales, se construyó un segundo modelo, cuyos ensayos determinaron que se necesitaban 120 minutos para calentar el agua a 70ºC. Esto reflejaba una mejora sustancial en la eficiencia del sistema, pero todavía restaban ajustes por hacer.

Mientras se avanzaba, se comenzó a trabajar, paralelamente, con el diseño industrial del termo y se realizó la simulación digital de varios modelos. Finalmente, se completó el mejoramiento de la eficiencia y el producto comenzó a tener una forma más estética. Con ayuda de todos los investigadores, el termo solar fue finalista del concurso INNOVAR 2006.

A partir de la participación en este concurso comenzó la etapa de desarrollo con fines de comercialización, lo que implicó empezar desde cero, probando distintos tratamientos, ya que las ampollas que fabrica la empresa encargada de su producción son de un vidrio completamente distinto al utilizado en las ampollas artesanales de la muestra.

Tras un nuevo período de investigación, se logró mejorar la eficiencia del prototipo, y se obtuvo un termo que, cuando está abierto, puede calentar agua desde 20ºC a 80ºC en un tiempo que va entre 45 minutos a 1 hora, dependiendo de la época del año. Cuando está cerrado, funciona como un termo y pierde entre 4º y 5ºC por hora en comparación con un termo de acero inoxidable, que pierde 3ºC, y uno convencional de vidrio, que pierde 2ºC.

Con el uso de ampollas disponibles en el mercado, la producción de prototipos experimentales se hizo más accesible económicamente. Con estas mejoras incorporadas, se presentó nuevamente en el concurso INNOVAR 2008 y resultó, otra vez, finalista.
En esta etapa, el Instituto de Investigación e Ingenería Ambiental de la UNSAM colaboró con el proyecto financiando la elaboración de los modelos que se mostraron en la exposición, con un diseño más atractivo visualmente y con una idea más acabada de los obstáculos que quedan por resolver para lograr su comercialización.

El termo solar tiene la patente en trámite y se espera obtenerla a mediados de 2010. Mientras tanto, se desarrollan nuevos prototipos comerciales y afinan cuestiones de diseño. La intención es empezar a comercializarlos durante 2009.


Gustavo Stancanelli y Carolina Luzuriaga. Instituto de Investigación e Ingeniería Industrial


Científicos ayudarán a instalar paneles solares en Tafí del Valle

Científicos ayudarán a instalar paneles solares en Tafí del Valle

Estos sistemas fotovoltaicos estarán emplazados en espacios públicos de esa localidad y conectados a la red eléctrica de baja tensión. Producirán energía eléctrica de forma limpia y sustentable.

Secadora solar para la deshidratación de verduras

Secadora solar para la deshidratación de verduras

La Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata desarrolló su primer prototipo de secadora solar para la deshidratación de verduras. Su aplicación, a diferencia del proceso natural de secado por exposición directa a los rayos solares, permitirá la conservación de alimentos que aún deshidratados mantienen una gran proporción de su valor nutritivo original y de sus propiedades organolépticas.

Radiación solar: Santa Fe posee un gran potencial para la generación de energía limpia

Radiación solar: Santa Fe posee un gran potencial para la generación de energía limpia

Los primeros datos arrojados por un estudio de investigadores de UNL-Conicet indican que la provincia tiene una gran capacidad para producir energía renovable a partir del sol. Las mediciones se realizan en cinco estaciones y, según los resultados preliminares del informe, la cantidad generada podría abastecer a unos 4.500 hogares que posean un consumo típico para Santa Fe.

Un concentrador solar térmico único en el país

Un concentrador solar térmico único en el país

Un equipo de investigadores desarrolla un concentrador solar térmico, único en el país, con la finalidad de generar fuentes no convencionales y no contaminantes de energía eléctrica. Las aplicaciones que permite el concentrador van desde la iluminación local externa o interna de zonas pobladas, la generación de calefacción local, hasta la posibilidad de usarlo en la industria metalúrgica y siderúrgica como horno solar.

Silla de ruedas para competición más liviana y resistente

Silla de ruedas para competición más liviana y resistente

Investigadores de la Fundación de la Universidad Argentina de la Empresa desarrollaron una silla de ruedas de competición que utiliza la tecnología de fibra de carbono. El resultado: una silla de ruedas más liviana y resistente que posibilita un mejor rendimiento de los atletas. El prototipo está basado en los requisitos y exigencias del Comité Paraolímpico Internacional.

Silla de ruedas anfibia: novedoso aparato para personas con discapacidad

Silla de ruedas anfibia: novedoso aparato para personas con discapacidad

Convencidos de que la temática de la diversidad y la discapacidad debe ser incluida en la reflexión, la investigación y la docencia universitaria, un equipo de docentes y estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata creó una silla de ruedas anfibia para que las personas con discapacidades motrices también puedan disfrutar de la playa y del mar.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103