Tras el desarrollo de productos de calentamiento rápido que conservan sus propiedades

Universidad Nacional de La Plata - Facultad de Ciencias Exactas

28 de Septiembre de 2015 | 2 ′ 59 ′′


Tras el desarrollo de productos de calentamiento rápido que conservan sus propiedades


Las comidas rápidas y el uso del horno microondas es una combinación que no escapa a la realidad que se vive a diario en muchos hogares argentinos. Un equipo de investigadores estudia la aplicación de microondas y métodos combinados en el calentamiento y deshidratación de alimentos para la obtención de productos con mayor calidad final.

Los científicos de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, pertenecen al Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos (CIDCA) y estudian el empleo de distintas películas comestibles para recubrir alimentos que puedan ser sometidos a un proceso combinado de deshidratación osmótica con microondas sin perder sus propiedades texturales, y mejorar las características organolépticas distintivas como color, sabor y masticabilidad.

“La aplicación de recubrimientos comestibles es una herramienta fundamental en la industria alimenticia. Su uso en productos sometidos a deshidratación osmótica favorecerá a la disminución de los tiempos de proceso, permitiendo una mayor pérdida de agua y una menor ganancia de sólidos. Esto se traduce en una mejora de las propiedades organolépticas de los productos deshidratados”, explicó a Argentina Investiga Laura Campañone, directora del proyecto.

Los investigadores del CIDCA combinaron distintas películas comestibles (alginato, quitosano y pectinas) para encontrar la fórmula más adecuada de adhesividad y cambios de espesor para revestir productos frutihortícolas que serán sometidos a deshidratación osmótica (DO). Estos recubrimientos comestibles tienen la capacidad de actuar como barrera para cada producto fruti-hortícola, en las distintas condiciones de operación.

En un segundo paso los científicos de la UNLP aplicaron diversos métodos de deshidratación osmótica-microondas: el primero se logra con la inmersión de distintas frutas y hortalizas en soluciones azucaradas y/o salinas, mientras que la deshidratación con microondas consiste en el empleo de las microondas para obtener los productos deshidratados, microbiológicamente estables para su conservación posterior.

El proceso de deshidratación osmótica (DO) reduce la actividad acuosa del alimento y eso evita las reacciones químicas y el crecimiento microbiano que los degradan o son potencialmente patógenos. Con respecto a la fabricación de productos a base de fruta, la DO posee la ventaja de posibilitar la eliminación de agua sin cambio de fase permitiendo economizar energía. Los productos intermedios obtenidos por DO, pueden ser utilizados para la fabricación de mermeladas, jaleas, pastas de frutas, dulces y conservas.

“El proceso combinado de deshidratación osmótica con microondas permite obtener productos microbiológicamente estables con propiedades texturales y organolépticas distintivas (color, sabor, masticabilidad)”, explicó la investigadora.

Campañone remarcó que “estos procesos optimizados pueden ser incorporados fácilmente en la industria de los alimentos, para preservarlos y mantener su valor de comercialización y tiempo de durabilidad. La aplicación de recubrimientos comestibles es una herramienta fundamental en la industria alimenticia”.

Eduardo Spinola
espinola72@gmail.com
Unidad de Prensa de la UNLP
Dirección General de Comunicación Institucional


Secretos del añejamiento

Secretos del añejamiento

Una investigación analizó cómo varía la influencia del oxígeno en la etapa de crianza del vino según el tipo de recipiente utilizado.

Cáncer, investigan alimentos que ayudan a prevenirlo

Cáncer, investigan alimentos que ayudan a prevenirlo

Investigadores exploran algunos fitoquímicos, sustancias presentes en hortalizas como el ajo, que ayudan a evitar tumores y otras enfermedades crónicas. Los fitoquímicos analizados varían ante factores como la temperatura y, con ellos, los beneficios del alimento. Es por esto que los especialistas se enfocan a analizar qué posibilidades tienen esas sustancias de llegar a las partes del organismo donde pueden producir sus ventajas.

Radiactividad en alimentos, hallan un nuevo método para determinarla

Radiactividad en alimentos, hallan un nuevo método para determinarla

El licenciado Alberto Jech, de la Universidad Nacional de Luján, reveló los avances en el proyecto llevado adelante para determinar la cantidad de radiactividad que poseen los alimentos. El especialista destacó que se trata de un método alejado de los químicos que emplea técnicas como el traspaso de la física nuclear a los alimentos. En la actualidad se evalúa la materia prima producida en Argentina, como los granos y la leche, pero de cara al futuro analizarán otros elementos.

Producción sustentable de alimentos, analizan cómo potenciarla

Producción sustentable de alimentos, analizan cómo potenciarla

Una investigación, llevada a cabo por un docente de la Universidad Nacional de Río Negro y que involucró a 35 científicos de doce países, da respuesta a uno de los problemas clave del desarrollo: la sustentabilidad de los sistemas de producción primaria. El trabajo hace hincapié en la “intensificación ecológica” que implica una mayor diversidad de polinizadores para obtener mayor rendimiento en distintos cultivos. Los resultados fueron difundidos por la prestigiosa revista científica “Science”.

Secadora solar para la deshidratación de verduras

Secadora solar para la deshidratación de verduras

La Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad Nacional de La Plata desarrolló su primer prototipo de secadora solar para la deshidratación de verduras. Su aplicación, a diferencia del proceso natural de secado por exposición directa a los rayos solares, permitirá la conservación de alimentos que aún deshidratados mantienen una gran proporción de su valor nutritivo original y de sus propiedades organolépticas.

El olivo: una alternativa productiva para el sudoeste bonaerense

El olivo: una alternativa productiva para el sudoeste bonaerense

Investigadores y productores trabajan juntos para potenciar una actividad con grandes posibilidades en el sur bonaerense: la olivicultura. Las características climáticas y del suelo permiten obtener aceites de alta calidad, que ahora buscan un lugar en nuevos mercados mediante la certificación de origen, que lo posicione como un aceite de calidad diferenciada.

Canal de videos 103

Palabras Claves