Universidad Nacional de Tucumán - Facultad de Bioquímica, Química y Farmacia

12 de Abril de 2021 | 6 ′ 5 ′′


Tucumanos desarrollaron un test para medir anticuerpos contra el coronavirus

Tucumanos desarrollaron un test para medir anticuerpos contra el coronavirus


El dispositivo local permite estimar la cantidad de anticuerpos generados luego de transitar la enfermedad o de recibir la vacuna contra el SARS-CoV-2. Su empleo posibilita la selección de personas que pueden ser donantes de plasma con fines terapéuticos. El servicio ya está disponible.

Investigadores de la Universidad Nacional de Tucumán y de dos institutos del Conicet, con el apoyo del Ministerio de Salud de la Provincia desarrollaron un test local para medir anticuerpos protectores contra el coronavirus. Es un test de ELISA, un ensayo por inmunoadsorción ligado a enzimas, que permite detectar anticuerpos en la sangre cuando ya se ha producido una reacción inmune frente al virus en el organismo del paciente. En este caso, mide los anticuerpos anti-RBD (Receptor Binding Domain). El RBD es la punta de las espigas del coronavirus y representa la llave de entrada del virus a las células del cuerpo.

El trabajo es coordinado por la doctora Rosana Chehín, del Instituto de Medicina Molecular y Celular Aplicada (IMMCA) y de la Facultad de Bioquímica de la UNT y la doctora Gabriela Perdigón, del CERELA (Conicet). Integran el equipo Rodrigo Tomás Grau (IMMCA), Silvia Adriana Navarro (empresa SkyBio LLC), Diego Ploper (IMMCA), César Avila (IMMCA), Benjamín Socías (IMMCA), Carolina Maldonado (UNT-CERELA), Silvia Cazorla (UNT- CERELA), Esteban Vera Pingitore (IMMCA) y Agustín Stagnetto (IMMCA).

Rosana Chehín señaló a Argentina Investiga que la principal ventaja del test es que permite estimar el nivel de los anticuerpos por medio de una “titulación”, es decir, una semicuantificación de los anticuerpos protectores que son capaces de neutralizar la entrada del virus a la célula. Comentó que el test, antes sólo disponible para el sector público de salud, ahora será accesible para el público en general a través de un servicio de Conicet que funciona en el IMMCA.

Chehín agregó que la mayoría de los kits comerciales disponibles en la actualidad mide la respuesta inmune desencadenada frente a otros antígenos virales como, por ejemplo, la proteína N o nucleocápside. Esta proteína no forma parte de las vacunas aprobadas en nuestro país, por lo que dichos test no son válidos para medir la eficacia a las vacunas.

Esteban Vera Pingitore explicó que la tecnología usada es un inmunoensayo donde se inmoviliza una proteína del coronavirus y se lo enfrenta al suero del paciente que, si tiene anticuerpos, se unen específicamente. La lectura de la reacción se realiza mediante una reacción colorimétrica, en la cual cuanto mayor es el color desarrollado, mayor es el nivel de anticuerpos protectores en el suero del paciente. En este caso está representado por la coloración azul.

Benjamín Socías estimó que en el Instituto pueden procesar las muestras y obtener los resultados en un solo día, pero para que esto sea posible es necesario coordinar con los laboratorios bioquímicos de Tucumán en un trabajo conjunto. “Los laboratorios deben encargarse de realizar las extracciones de sangre del paciente y enviar las muestras a IMMCA para que nosotros las procesemos”, puntualizó.

Chehín recordó que el trabajo comenzó con la colaboración de los doctores Gustavo y Raúl Mostoslavsky, tucumanos que se desempeñan actualmente en las Universidades de Harvard y de Boston. Los profesionales aportaron el ADN del antígeno (la proteína RBD) para que los investigadores puedan luego expresarla y reproducirla con fines de investigación. Según los desarrolladores del test, el local tendría un precio ventajoso respecto de los comerciales de mercado, ya que fue producido con insumos locales y en el seno de instituciones públicas.

El test tucumano fue validado por el Ministerio de Salud de Tucumán y pronto será producido a gran escala por una firma privada para su comercialización y distribución en el resto del país, previa autorización de la Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT). El equipo se ocupa del dosaje de anticuerpos anti-RBD desde mediados del año 2020, y junto al Laboratorio de Salud Pública de Tucumán procesaron hasta ahora más de 2.000 muestras de suero de pacientes convalecientes que querían donar plasma para fines terapéuticos, y para un proyecto, aún en curso, que investiga la eficiencia de la vacunación en la Provincia.

Chehín señaló que una de cada cinco personas, cuyo suero fue procesado, había desarrollado anticuerpos en la cantidad óptima para la donación de plasma. “Se cumplía con el criterio del 19% de personas infectadas que desarrollan títulos en cantidad suficiente, descripto por la Agencia de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA)”, puntualizó. Y agregó que aquellas personas que se enfermaron con coronavirus y que, luego recibieron una dosis de la vacuna, levantaron anticuerpos muy rápidamente, lo que indica que el cuerpo posee memoria inmunológica ante el SARS-CoV-2.

Características del test tucumano

InmunoCoviTuc es un test de detección y titulación de anticuerpos anti-SARS-CoV-2, mediante la inmovilización del antígeno S (proteína Spike)-RBD en una placa de ELISA. La prueba permite:
a) Evaluar el título de los anticuerpos (Inmunoglobulina G) anti RBD generados en un paciente, luego de la administración de las vacunas aprobadas en la Argentina frente a SARS-CoV-2.
b) Seleccionar entre personas que hayan cursado la infección, a aquellos que poseen altos títulos de anticuerpos anti-RBD. Estos altos títulos de anticuerpos correlacionan con capacidad neutralizante del virus y son los elegidos como donantes de plasma con fines terapéuticos frente a SARS-CoV-2.

El trabajo de los investigadores está accesible en un preprint, es decir, en una publicación científica de forma preliminar y se puede acceder a este en https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.03.10.21252711v1. El equipo comentó que iniciaron las presentaciones para publicar su estudio en la revista International “Journal of Infectious Diseases”.

Daniela Orlandi
danielaorlandi13@gmail.com
Dirección de Medios y Comunicación de la UNT


Las narrativas de la pandemia de las y los trabajadores de la salud

Las narrativas de la pandemia de las y los trabajadores de la salud

Los trabajadores de la salud antes de la pandemia ya sopesaban experiencias complejas, no sólo por la labor que realizaban sino por las condiciones en las que tenían que ejercer la profesión. En la actualidad, a dieciocho meses del comienzo de la pandemia, investigadoras de diferentes universidades trabajan con las narrativas de estos trabajadores.

El análisis que las Ciencias Sociales hacen de la pandemia

“Hallamos que muchos de los discursos que se construían desde los medios hegemónicos –que se oponían a la gestión de la pandemia y promovían los movimientos anticuarentena– impactaban de modo relativo” sostiene Guillermo de Martinelli, docente e investigador en el Centro de Investigaciones sobre Economía y Sociedad en la Argentina Contemporánea.

Alejandro Kaufman: “La pandemia nos vulnera de manera tal que nos convierte en números”

En este diálogo, el docente e investigador de la UNQ arroja luz sobre un fenómeno colmado de opacidades sobre el que todavía resta mucho por comprender. “(La prensa) ha desempeñado un papel deplorable, no ha hecho aportes; sólo se ha preocupado por alarmar, a la vez que entretener y banalizar lo que sucedía” sostiene el investigador.

La enfermería antes y después del COVID-19

Karina Espíndola, a cargo de la Licenciatura en Enfermería, explica cómo se modificó el rol de la carrera en tiempos de pandemia. “Ahora preparamos a los estudiantes para trabajar con población enferma (hisopados) pero también con población sana (vacunación); los docentes tuvimos que readaptarnos” aclara la especialista.

Precisiones científicas para evitar el contagio de coronavirus

Investigadores de la Universidad Nacional de Rosario y del Conicet se agruparon para poder llevar precisiones científicas sobre el COVID-19 y los cuidados necesarios. Aclaran que la ventilación es una medida fundamental para evitar contagios masivos.

Nuevo método para analizar los efectos de drogas y tóxicos en humanos

A partir de la introducción de un fármaco en una capa muy fina de tamaño molecular y el cultivo de células humanas, científicos pudieron observar con claridad la efectividad de un medicamento. Ahora, harán pruebas con drogas anticancerígenas con el objetivo de encontrar un tratamiento eficiente que ayude a combatir las células enfermas sin dañar las sanas.

Canal de videos 104