Un sistema de control de drones adaptado a la geografía y el clima patagónicos

Universidad Nacional de la Patagonia Austral - Unidad Académica Río Turbio

20 de Junio de 2016 | 6 ′ 5 ′′


Un sistema de control de drones adaptado a la geografía y el clima patagónicos


Investigadores del Instituto de Tecnología Aplicada de la Unidad Académica Río Turbio diseñarán un software para vehículos aéreos no tripulados que se adapte a las características geográficas y climatológicas de la región y, a futuro, prevén incursionar en la construcción de un pequeño aparato “de ala fija”. Entre otros objetivos del proyecto se cuenta el de determinar una arquitectura de software para el control del vehículo en condiciones meteorológicas extremas.

En un partido de fútbol, en un recital, en una playa, en una manifestación, en un programa de televisión y hasta en una fiesta de quince, cada vez se advierte con mayor frecuencia y se toma con absoluta naturalidad la presencia de objetos voladores controlados en forma remota, versión comercial devenida de un desarrollo militar hoy mundialmente conocido como dron, que hasta hace pocos años sólo formaba parte de nuestras fantasías futuristas.

Técnicamente conocidos como Vehículo Aéreo no Tripulado o UAV –a partir de las siglas derivadas de su denominación en inglés, Unmanned Aerial Vehicle–, estos dispositivos tienen hoy un uso generalizado y a la vez diverso en función de un desarrollo tecnológico que no necesariamente se ajusta a las características climatológicas y geográficas de la Patagonia Austral.

Esta problemática impulsó a un grupo de docentes investigadores de la Unidad Académica Río Turbio de la UNPA, nucleados en el Instituto de Tecnología Aplicada (ITA), a presentar el proyecto “Diseño y desarrollo de sistema de control para un UAV”, que propone la generación de un software adaptado a las particularidades de nuestra región y, especialmente, a los sectores cordilleranos.

Frente a la complejidad de un vuelo de montaña con fuertes corrientes de aire y muy bajas temperaturas, que obligaría a realizar continuas correcciones al plan de vuelo, los científicos de la UART aspiran a construir un programa que le permita al UAV, a través de sus decisiones y su velocidad de respuesta, cumplir la tarea asignada en estas condiciones.

Para poder presentar un proyecto de estas características, los investigadores de Río Turbio gestionaron la dirección externa del doctor Juan Ignacio Giribet, reconocido profesional de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires, investigador del Conicet y consultor de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) quien, entre otros proyectos, trabaja en el desarrollo de una placa de control para vehículos aéreos no tripulados.

La iniciativa comenzó a desarrollarse a comienzos de este año y tiene como principales objetivos abarcar el desarrollo completo de un sistema de control de un UAV “de ala fija” adecuado para la región Patagonia Austral; determinar una arquitectura de software para el control del vehículo en condiciones meteorológicas extremas; determinar y analizar algoritmos de asignación de tareas y planeamiento de caminos; determinar modelos de entorno para las diferentes condiciones de vuelo y analizar nuevos algoritmos de aprendizaje y control.

Los investigadores de la UNPA no descartan avanzar en la construcción de un UAV de ala fija en una segunda etapa, una vez logrados los objetivos consignados.

Tema novedoso

Gabriela Rivadeneira, co-directora del proyecto y docente investigadora especializada en Ingeniería de Software, explicó a Argentina Investiga que “un grupo de profesores decidió avanzar con este tema, que si bien está difundido a nivel mundial, es muy novedoso para la unidad académica, para la Universidad y también para la zona”.

Rivadeneira aclaró que el proyecto no está centrado en “los cuadricópteros que se ven más comúnmente”, sino en “un pequeño avión, un aparato de ala fija” que “podría utilizarse para tareas vinculadas con la geografía, para la búsqueda de personas, para actividades agrícolas o ganaderas o, incluso, en la mina del Yacimiento Carbonífero Río Turbio”.

Si bien el proyecto se inició formalmente en enero del corriente año, el grupo de investigación ya sueña con las posibles utilizaciones de este desarrollo y con etapas posteriores en las que podría avanzarse, incluso en la construcción de un UAV propio.

Esta proyección a futuro se sustenta no sólo en la trayectoria del director, Juan Giribet, que está trabajando en distintos proyectos relacionados con esta temática a nivel nacional, sino también en la conformación y formación diversa del grupo de investigación, que cuenta con un ingeniero aeronáutico, un físico, un matemático, profesionales del área de sistemas y desarrolladores.

Tecnologías abiertas

La propuesta fue tomada también como un desafío por el doctor Giribet. “Apenas lo contactamos dijo que no tenía ningún problema en participar, porque él está trabajando con otras universidades y lo que le interesa, además de ayudarnos y de dirigirnos en este proyecto, es que en algún momento utilicemos su placa de control y colaboremos con su equipo aportando opiniones”.

Entre las primeras decisiones adoptadas por el grupo de investigación se cuenta la de trabajar sobre tecnologías abiertas, tanto a nivel de software como de hardware. Al respecto, Rivadeneira indicó que “la idea es, sobre algún sistema operativo Linux, montar un metasistema operativo denominado ROS, que es el driver que nos va a permitir conectar a otro simulador, para que después ese simulador pueda ser reemplazado con un aparato real”.

Con dos años de trabajo por delante, el equipo de investigación está abocado en la actualidad al relevamiento bibliográfico sobre vehículos aéreos no tripulados y sistemas de control y espera en breve recibir la placa desarrollada por Giribet para comenzar a trabajar con ella. “En este momento estamos tratando de armar el marco de referencia, seguiremos con modelos matemáticos, físicos, de procesos y para adelante empezar con el diseño y ver si para fin de año ya podemos iniciar el desarrollo”, expresó finalmente Rivadeneira.

Leandro Cabezuelos
leacabezuelo@yahoo.com.ar
Mariana Cabezuelo- Leandro Cabezuelo
Departamento de Prensa


Primer software capaz de reconocer la tristeza

Primer software capaz de reconocer la tristeza

La bioingeniera Paola Bustamante, junto a un equipo de investigación del GATEME, creó un programa computacional capaz de detectar, a través de la voz, uno de los síntomas de extrema preponderancia en la depresión, que es la tristeza. El software, que arrojó un 96% de efectividad en sus mediciones, fue pensado para que puedan usarlo los psicólogos y les ayude a diagnosticar de forma precoz casos de depresión en pacientes.

Agua potable, crean un software para el desarrollo de sistemas de abastecimiento

Agua potable, crean un software para el desarrollo de sistemas de abastecimiento

Un equipo del Instituto de Tecnología (INTEC) de la Fundación UADE trabaja en el desarrollo de un software para la generación de un sistema de abastecimiento de agua potable. A diferencia del tradicional concepto de aplicación para ingeniería, que resuelve los aspectos técnicos de forma independiente con poca posibilidad de integración de resultados, el diseño del modelo está basado en la interrelación de sus diferentes aspectos.

Drones de bambú

Drones de bambú

Investigadores ensamblan partes de estos vehículos, programan su navegación y, además, ofrecen un servicio integral para la agricultura de precisión. La iniciativa de emplear el bambú se debe a que esta planta es muy utilizada en la construcción sustentable por su rigidez y maleabilidad y resulta una excelente opción para reemplazar a algunos productos contaminantes.

Equipos que miden la capacidad pulmonar, optimizan sus funciones

Equipos que miden la capacidad pulmonar, optimizan sus funciones

Un desarrollo de la UNSAM para facilitar la calibración de equipos que miden la capacidad pulmonar fue uno de los ganadores de una convocatoria del MINCYT a proyectos basados en la Computadora Industrial Abierta Argentina (CIAA). El desarrollo consiste en un dispositivo que posibilita un patrón de flujo y volumen respiratorio para la puesta a punto de los equipos utilizados en la valoración de la función pulmonar.

Primera sala con entorno virtual de capacitación para tareas de riesgo y alta precisión

Primera sala con entorno virtual de capacitación para tareas de riesgo y alta precisión

El primer Computer Assisted Virtual Environment (CAVE) del país es un simulador virtual que tiene el tamaño de una habitación, donde las paredes, el piso y el techo son pantallas sobre las que se proyecta un ambiente virtual generado en un ciento por ciento por computadoras. El simulador permite reproducir desde operaciones de maquinaria pesada hasta recorridos por circuitos turísticos u operaciones con equipos médicos.

Crean un dispositivo para transportar drones a zonas de catástrofe

Crean un dispositivo para transportar drones a zonas de catástrofe

La invención funciona como una plataforma para drones. Resuelve el problema de su baja autonomía y brinda seguridad a operadores y equipos. Fue presentada por diez estudiantes de la Universidad Nacional del Sur y ganó el primer premio del concurso mundial “24 horas de la Innovación”.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y VoluntariadoConvocatoria Agregando ValorConvocatoria Cultura y Sociedad

Canal de videos 103

Palabras Claves