Viejos árboles protegen a más de 1.000 animales

Universidad Maimónides - Facultad de Ciencias Médicas

27 de Febrero de 2012 | 4 ′ 30 ′′


Viejos árboles protegen a más de 1.000 animales


Los viejos árboles deben dejarse en pie para proteger a más de 1.000 animales que anidan en ellos. Así lo reveló un estudio de la Fundación Azara y la Universidad Maimónides comentado por la prestigiosa revista “Science”. En los huecos de los árboles, creados por pájaros carpinteros o por degradación, una gran diversidad de especies como aves, pequeños mamíferos e insectos hallan ambientes seguros para dormir, reproducirse, y criar pichones.

Los viejos árboles deben protegerse para salvar los hogares de más de 1.000 especies de aves y mamíferos que anidan en sus huecos. La mayoría de los animales no puede excavar su propio hueco, y depende de otros ya formados. El estudio comprobó que en Argentina la mayoría de los animales anida en huecos conformados por daños y degradación, un proceso que puede tardar varios siglos.

El estudio, publicado este mes en la revista “Frontiers in Ecology and the Environment”, y comentado en el último número de la prestigiosa revista “Science”, examinó los huecos que las aves y los mamíferos usan para anidar en diferentes partes del mundo. El equipo de investigación, liderado por la doctora Kristina Cockle, indagó en cómo los huecos fueron generados y qué especies los empleaban.

En los bosques, los huecos son creados en los árboles en poco tiempo por pájaros carpinteros, o más lentamente, cuando los árboles envejecen y empiezan a degradarse por dentro. Aves como loros, tucanes, pequeños pajaritos, lechuzas además de mamíferos como marsupiales y ardillas voladoras, hacen sus nidos en los huecos de árboles porque ofrecen ambientes seguros para dormir, reproducirse, y criar pichones. Los insectos, las serpientes, y las ranas también utilizan huecos en los árboles.

Cockle y su equipo de investigación encontraron que en la mayoría del mundo -Sudamérica, Europa, Asia y Australia- más del 75 por ciento de los huecos usados por las aves fueron creados por daño y degradación. “Cuando los animales dependen de huecos formados por degradación, dependen de árboles grandes, mayormente vivos” indicó Cockle a InfoUniversidades. “La mayoría de los árboles tiene que tener más de 100 años antes de empezar a tener estos huecos, y los huecos grandes para animales como tucanes o loros llevan más tiempo aún”.

En Norteamérica, el equipo encontró resultados muy diferentes: los pájaros carpinteros hicieron hasta un 99 por ciento de los huecos usados por las aves. Globalmente, los huecos en árboles escasean. Muchos esfuerzos para proteger a los animales que anidan en estos huecos se han enfocado en proteger a los pájaros carpinteros porque se presumía que hacen la mayoría de los huecos.

“Las políticas forestales ayudan a proteger a los árboles jóvenes, pero promocionan la cosecha de los árboles de mayor edad, grandes, y vivos, justamente los árboles que son más necesitados por los animales que anidan en huecos” explica Cockle.

Los investigadores monitorearon 2.805 huecos en la selva Misionera y bosques de Polonia y Canadá, entre 1979 y 2010. Identificaron cómo los huecos fueron formados y los chequearon cada año para saber si aún eran útiles. “Algunos de los huecos en Misiones fueron usados hasta siete veces en cinco años por cuatro especies diferentes de aves” dice Cockle. “Un buen hueco puede sostener muchísima fauna durante su vida”.

Cockle y su equipo encontraron que aunque los pájaros carpinteros hacen huecos de buena calidad en Misiones y Polonia, los huecos formados por degradación fueron usados mucho más fuera de Norteamérica porque duraban mucho más tiempo.

En Misiones, los huecos de pájaros carpinteros duraban sólo alrededor de dos años, mientras que los huecos formados por degradación podrían tener una vida útil de unos 25 años. En Canadá, donde los animales anidan principalmente en huecos hechos por pájaros carpinteros, los huecos de carpinteros y los huecos hechos por degradación duran la misma cantidad de tiempo, alrededor de 14 años.

“Es importante reconocer el valor de estos árboles grandes vivos y debemos asegurar su manutención, especialmente en la selva donde los huecos formados por degradación duran muchos años y permiten que muchos animales en serio peligro de extinción se reproduzcan” concluyó Cockle.

Adrián Giacchino
adrian.giacchino@fundacionazara.org.ar
Departamento de Prensa


El Yaguareté resiste en el tres por ciento de su hábitat

El Yaguareté resiste en el tres por ciento de su hábitat

Un estudio sobre el Bosque Atlántico determinó que la especie está en peligro y que podría desaparecer en pocas décadas. El trabajo, que fue publicado en la revista “Scientific Reports” y está basado en datos provenientes de 14 grupos de investigación de diferentes países, estima que quedan menos de 300 ejemplares y que debe frenarse su mortandad para lograr la conservación de la especie.

Ganadería ovina, buscan alternativas ante la degradación de suelos en Santa Cruz

Ganadería ovina, buscan alternativas ante la degradación de suelos en Santa Cruz

En la Meseta Central de Santa Cruz, la universidad estudia alternativas de producción sustentable, como complementos alimentarios para el ganado y el riego. Una de las hipótesis de los investigadores es que el histórico nivel productivo con altas cargas animales, combinado con las fluctuantes variables climáticas, llevó a niveles crecientes la degradación de la tierra, y lo que se espera es lograr un equilibrio que permita mantener la sustentabilidad del recurso y sostener la rentabilidad del productor.

Producción sustentable de alimentos, analizan cómo potenciarla

Producción sustentable de alimentos, analizan cómo potenciarla

Una investigación, llevada a cabo por un docente de la Universidad Nacional de Río Negro y que involucró a 35 científicos de doce países, da respuesta a uno de los problemas clave del desarrollo: la sustentabilidad de los sistemas de producción primaria. El trabajo hace hincapié en la “intensificación ecológica” que implica una mayor diversidad de polinizadores para obtener mayor rendimiento en distintos cultivos. Los resultados fueron difundidos por la prestigiosa revista científica “Science”.

Venado de las pampas, científicos estudian la conservación de esta especie autóctona

Venado de las pampas, científicos estudian la conservación de esta especie autóctona

Investigadores de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata realizan un importante estudio sobre las variables que intervienen en el estado de conservación del venado de las pampas, una especie que se encuentra en las llanuras de América del Sur, amenazada por los desplazamientos y la actividad humana.

Bioacústica: el estudio del canto de las ranas para identificar especies

Bioacústica: el estudio del canto de las ranas para identificar especies

El canto de anuncio es la vocalización más frecuente que realizan los machos de anuros (ranas) con el fin de atraer a las hembras o de avisar a otros machos su presencia, y suele ser de mayor intensidad que otros tipos de cantos. Es por esto que una investigación estudia el canto de anuncio de ranas para la identificación de especies en la región. Se trata de la técnica de bioacústica, de utilidad en estudios taxonómicos, ecológicos y evolutivos.

Felinos sudamericanos: estudian sus patrones de actividad y ritmos biológicos

Felinos sudamericanos: estudian sus patrones de actividad y ritmos biológicos

Veterinarios estudian los patrones de actividad de felinos sudamericanos con el fin de mejorar el bienestar de aquellos que se encuentran en cautiverio. Trabajan en la Granja La Esmeralda, ubicada en la ciudad de Santa Fe, y proyectan en un futuro continuar la investigación en esos animales en sus hábitats naturales.

Dirección Nacional de Desarrollo Universitario y Voluntariado

Canal de videos 103