Nota

Universidad Nacional de Cuyo - Facultad de Ciencias Económicas

18 de Febrero de 2019 | 4 ′ 46 ′′

Dime dónde vives y te diré cómo te va en el estudio

Una investigación determinó que el rendimiento académico de estudiantes universitarios se ve afectado por su nivel socioeconómico.

Una investigación, realizada por un equipo de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo, propone estimar el Nivel Socio Económico (NSE) de los hogares a través de la aplicación de métodos de georreferenciación, que consisten, básicamente, en la identificación de puntos del espacio y vincularlos con información espacial proveniente de distintas fuentes.

Específicamente, el trabajo se aplicó a los distintos hogares de la provincia de Mendoza. Este índice consiste en relacionar para cada individuo el departamento, la fracción y el radio correspondiente al Censo Nacional de Población y Vivienda 2001 con todos los indicadores disponibles; tiene en cuenta la cantidad de personas en el hogar, el tipo de vivienda, el tipo de piso que posee, si tienen acceso a agua, gas natural, desagüe, si cuentan con computadora, microondas, Internet, televisor, etc.

“La estructura del nivel socio económico de un país lleva la impronta de su acervo histórico y cultural. En algunos casos, esto puede estar convalidado como resultado de una larga estabilidad, lo que hace que las diversas variables funcionen con un alto paralelismo a lo largo de varias generaciones. En un caso como el de la Argentina, la ruptura generada por las frecuentes y recurrentes crisis obliga a replantearse de qué manera deben entrar las variables en el NSE”, detallan los investigadores en su trabajo.

Y agregan: “Surge así una nueva realidad, en la que el nivel educativo perdió parte de la preponderancia que se le asignaba anteriormente, y la capacidad económica, medida a partir del ingreso, no basta por sí sola para explicar la inclusión en NSE”.

A partir del Censo 2001 -el último que abrió las bases de datos por fracciones y radios- los investigadores tomaron aspectos como el tipo de vivienda de la población y los artículos del hogar, con los que estiman el nivel socioeconómico. “A partir de eso se aplica un análisis multivariado de donde se obtienen dos factoriales: uno, es el que caracteriza a las viviendas y otro, la posesión de artículos del hogar”, detalla la Lic. Mónica Iris Calderón, profesora de Econometría y directora de la investigación: “Estos dos factoriales sumados dan un índice de nivel socioeconómico, que permita reconocer los radios que muestren la correspondencia de un nivel socioeconómico”.

Cabe aclarar que cada radio analizado incluye, más o menos, 300 viviendas, y toda la provincia de Mendoza tiene unos 1.700 radios.

Como Calderón es, además, docente de Economía de la Educación, buscaron aplicar este índice para relacionar el nivel socioeconómico con el rendimiento educativo de los alumnos de la Facultad de Ciencias Económicas. “Con esta herramienta, se puede ubicar el domicilio del estudiante y estimar su nivel socioeconómico”, explica la investigadora, que tiene la meta de explicar por qué tantos alumnos abandonan la carrera o no terminan el trabajo de investigación final. De este indicador surge el nivel socio económico de los alumnos que ingresan, donde los resultados manifiestan que el 9% pertenece a un nivel Bajo Inferior/Marginal (D2E); el 15% al Bajo Superior (D1); un tercio representan un nivel medio y el 44% representa un nivel alto.

Por lo pronto, logró determinar que los rendimientos académicos se ven afectados por el nivel socio económico del alumno, los años de educación de la madre, el origen cultural del alumno, los promedios obtenidos en el secundario y en el curso de ingreso a la facultad, así como la elección de la carrera a seguir y la edad.

En promedio, los estudiantes que provienen de domicilios preponderantemente marginales aprueban el 40% de las materias en el primer año y sus padres han alcanzado la primaria completa. Los individuos de NSE bajo aprueban el 50% de las asignaturas, y sus padres alcanzan secundaria incompleta; para los alumnos que viven en radios de NSE medio, sus logros son en cuanto a materias aprobadas del 55% y sus progenitores han terminado la secundaria. En el caso de aquellos que provienen de hogares de nivel socio económico alto, aprueban el 72% de la currícula, alcanzando ambos padres el nivel educativo superior completo.

“Al realizar la comparación de los resultados de las estimaciones se puede concluir que se subestima el efecto que tienen estos aspectos socioeconómicos sobre los rendimientos académicos”, finaliza Calderón.

Martina Funes
Universidad Nacional de Cuyo

Área de Divulgación científica
prensa@uncu.edu.ar
www.uncu.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
El doctor en Ciencias Químicas de la UNR Ariel Sarotti fue distinguido con el premio Houssay 2021
Científicos de la UNLP avanzan en una nueva terapia para combatir células tumorales
Un formulado con bacterias nativas permitiría reducir a la mitad el uso de fertilizantes en los cultivos
Ensayan una terapia localizada para atacar tumores con microondas
“El Trabajo: entre lo público, lo privado y lo íntimo. Comparaciones y desafíos internacionales del cuidado”
Descubren cómo funciona una proteína clave para la sinapsis neuronal
NOVEDADES
Científicos tucumanos realizan diagnósticos por medio de inteligencia artificial
Cuál es la percepción social acerca de la enfermería comunitaria
La Máquina de Desaparecer: una instalación del fotoperiodista Eduardo Longoni
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
Una nueva especie de parásito fue descubierta en Pampa de Achala
Los cuerpos dóciles: la educación física infantil durante la dictadura
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Los cuerpos dóciles: la educación física infantil durante la dictadura
Diplomatura en Cannabis y sus usos medicinales - UNAJ
Ciencia ciudadana: diseñan una aplicación para monitorear la calidad del aire en el Conurbano
Economía del hidrógeno: la UNRN realiza estudios clave para su desarrollo en la Argentina
Una nueva especie de parásito fue descubierta en Pampa de Achala
NOTAS ACADÉMICAS
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?

logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados