Nota

Universidad Nacional del Nordeste - Facultad de Ingeniería

02 de Mayo de 2016 | 6 ′ 4 ′′

Estaciones para medir el viento, prevén su instalación en el NEA

Un proyecto de investigación analiza instalar en la región estaciones de medición de vientos, con el objetivo de optimizar estudios sobre la acción del viento y su impacto en edificaciones e infraestructuras. La importancia de conocer la distribución de la intensidad del viento, una condición ambiental que constituye un elemento del clima, reside en que su influencia repercute en la vida de las personas, las actividades que desarrollan y sobre la infraestructura.

Cada año en forma regular en la región NEA, que es de bajo riesgo sísmico, las tormentas son el único fenómeno que produce el colapso de estructuras civiles. Los vientos fuertes destructivos en esta zona tienen su origen, principalmente, en tormentas caracterizadas por la llamada actividad convectiva intensa. Los procesos de convección son aquellos en los que el aire se mueve en forma ascendente como consecuencia del calentamiento que ocasiona la radiación solar en la superficie terrestre. El fenómeno origina la formación de nubes de tipo cúmulos que pueden convertirse en nubes de tormenta si la convección es muy fuerte.

En la actualidad, la medición de la acción del viento se realiza a través de estaciones del Servicio Meteorológico Nacional que cuentan con protocolos diseñados principalmente para aeronavegación, los cuales no pueden cambiarse para otros fines.

En el caso de la región Nordeste, existen nueve estaciones meteorológicas en servicio, configuradas conforme a un protocolo de la Organización Mundial Meteorológica (WMO) que si bien es útil para los estudios de viento requeridos en Ingeniería Civil, no alcanza a cubrir la demanda de datos que se necesitan para las aplicaciones más avanzadas.

Por ello, desde la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) se resolvió avanzar con el proyecto de instalar estaciones de medición de velocidad del viento específicas para investigación en la región NEA. En una primera etapa se proyecta instalar tres estaciones, con la meta de ampliar a futuro las unidades de medición.

En la iniciativa participan investigadores del Instituto de Estabilidad (Laboratorio de Aerodinámica) de la Facultad de Ingeniería de la UNNE, que desarrollan trabajos de investigación y consultoría vinculados a la acción del viento sobre las estructuras. Aportes de este grupo de especialistas fueron tomados, por ejemplo, como sugerencias para la redacción del “Reglamento Argentino de acción del viento sobre las construcciones”.

El doctor Bruno Natalini, investigador a cargo del proyecto por la Facultad de Ingeniería, señaló a Argentina Investiga que contar con estaciones para medición representará un avance en los estudios sobre el viento en la región, pues permitirá hacer investigaciones más exhaustivas y alcanzar una mejor configuración de los vientos que se registran en la región.

Ejemplificó que en las actuales mediciones que realizan las estaciones meteorológicas del SMN, sólo dos datos por cada hora de funcionamiento son de utilidad para estudios acerca del viento, velocidad máxima y velocidad media en la hora, pero con estaciones específicas podrían tomarse 3.600 valores y más.

Explicó que la nueva tecnología a implementar tendrá la flexibilidad de cambiar de configuración de parámetros, para adaptarla a investigaciones o relevamientos de distintas características. De esta manera, lograrían modificarse los protocolos de medición de forma remota, sin necesidad de tener que instalar nuevos dispositivos para cada investigación a realizar.

Además, destacó que esperan aprovechar la información de las nuevas estaciones en el marco de uno de los objetivos del grupo de trabajo que se orienta a realizar nuevos aportes a los “mapas de vientos” que se usan para los reglamentos de seguridad en construcciones.

El reglamento nacional de acción del viento sobre estructuras civiles se denomina “CIRSOC 102”, y si bien fue editado en 2005, su mapa de vientos se basa en información meteorológica del período que abarca entre 1970 y 1990. En ese sentido, los investigadores están comprometidos en realizar sugerencias a la luz de procedimientos más actualizados desarrollados en los últimos 20 años.

La Universidad Nacional del Nordeste también coordina un proyecto llamado “Caracterización de daños causados por el viento a obras e infraestructura civil en cinco provincias del noreste de Argentina”, y el objetivo es el estudio del daño que podría causar el viento a construcciones y obras de infraestructura civil en cinco provincias del noreste de Argentina.

Participan seis grupos pertenecientes a cinco universidades nacionales: la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), la Universidad Nacional de Misiones (UNaM), la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) FR Paraná, la Universidad Nacional de Formosa y la Universidad Nacional de Comahue (UNCo). Cada uno de los grupos tiene una proyección territorial asignada de acuerdo a su localización geográfica.

Estudios del viento

Natalini comentó que sobre vientos extremos en el hemisferio sur hay indicios de que la naturaleza de los que causan daños en la infraestructura civil es diferente a la de los vientos del hemisferio norte debido, posiblemente, a la mayor proporción de océano abierto en el hemisferio sur.

Hasta hace pocos años, era poca la información que podía encontrarse en la literatura abierta sobre las características del daño causado por tormentas a estructuras e infraestructura civil en Argentina. La literatura de Ingeniería de Viento manifestaba, hasta hace poco, una tendencia a tratar las tormentas convectivas de manera muy simplificada, probablemente porque los principales centros de investigación de esta disciplina están en países de latitud media, donde los problemas predominantes son causados por ciclones tropicales y extratropicales.

Frente a tal realidad, hace algunos años los investigadores del Laboratorio de Aerodinámica de la UNNE tomaron contacto con grupos de investigación de otras universidades nacionales para trabajar en forma coordinada en el estudio de daños causados por el viento.

Producción Periodística:
José Goretta

Responsable Institucional:
Juan Monzón Gramajo
José Goretta
Universidad Nacional del Nordeste

Departamento de Comunicación Institucional
monzongramajo@gmail.com
www.unne.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Termitas que se alimentan del suelo podrían restaurar ambientes naturales afectados
Crean una herramienta que visualiza evidencia delictiva de WhatsApp
Dengue: La UNSL suma equipamiento para diagnósticos rápidos y de bajo costo
Químicos desarrollan prototipo de batería avanzada que podría usarse en el sector automotriz
Buscan estrategias de manejo sostenible para el control de carnívoros nativos en Mendoza
Analizan desechos agrícolas como posibles fuentes de compuestos bioactivos
NOVEDADES
Científicos de la UNRC relevan qué peces habitan las aguas del río Cuarto
Recetario dietoterápico: reformulan recetas tradicionales con menor valor calórico
Nueva herramienta para estimar la compactación de los suelos
Novedosa microválvula para aliviar el glaucoma
Un desarrollo argentino para combatir el dengue
Laboratorio de bioseguridad en el ámbito universitario
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
El árbol autóctono “sangre de drago” tendría propiedades antimicrobianas
Dengue: La UNSL suma equipamiento para diagnósticos rápidos y de bajo costo
Científicos de la UNQ avanzan en el desarrollo de un kit para diagnosticar dengue
Cine "Siempre habrá un mañana"-UNCuyo.
Nuevos cursos-UNLaM.
NOTAS ACADÉMICAS
“Hacer ciencia desde Quilmes es una propuesta rebelde frente al estigma de los medios”
El primer Biotecnólogo de la UNR ingresó a la Academia Estadounidense de Microbiología
La construcción de memoria en las escrituras del yo
Manejo ambiental y solidaridad

logo SIU logo CIN logo Ministerio de Capital Humano

Argentina Investiga - argentinainvestiga@siu.edu.ar - Todos los derechos reservados - Publicación Digital - ISSN 2953-402X