Nota

Universidad Nacional de Rosario - Facultad de Ciencias Médicas

09 de Agosto de 2010 |

La importancia de las colaciones como hábito alimentario

Una investigación sobre las prácticas alimentarias permitió determinar que los estudiantes universitarios no realizan las comidas necesarias durante el día para obtener una buena nutrición, así como tampoco tienen en cuenta a las colaciones como un hábito saludable. La mayoría elige alimentos derivados de la harina que conducen al aumento de peso en desmedro de una nutrición adecuada.

Las frutas, las barras de cereal y la leche aportan nutrientes para una buena colación.

Un estudio llevado a cabo a través de una encuesta anónima y voluntaria realizada a 186 alumnos universitarios del área salud, entre ellos 119 mujeres y 67 varones, de establecimientos estatales y privados arrojó que aunque el porcentaje de mujeres que consume colaciones es alto (75%), menos de la tercera parte (31%) elige alimentos saludables. En el caso de los varones, más del 50% ingiere una colación matinal, pero un muy bajo porcentaje opta por colaciones que brindan energía y nutren al organismo.

Todo plan alimentario debe contar con cuatro comidas: el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena; y dos colaciones, distribuidas a media mañana y otra a media tarde. “Las colaciones permiten que no se llegue a la comida importante con extrema sensación de hambre a causa de haber pasado muchas horas sin comer”, explica a InfoUniversidades la docente y codirectora de este proyecto, Lidia Busmail, quien además aclara que el objetivo del trabajo fue conocer la frecuencia de las prácticas de las colaciones y su calidad.

“Pudo comprobarse que lo que los estudiantes ingieren no cumple con el papel de una buena colación, si se entiende a ésta como un alimento saludable que contribuya a una buena nutrición”, detalla la docente. En este sentido, deberían consumirse en estas colaciones alimentos ricos en fibras y bajos en grasas, como frutas, verduras, yogures con o sin cereales, un vaso de leche o una rodaja de pan de cereal, cuenta Busmail.

El análisis permite ver que de las 119 mujeres, 90 realizan alguna colación por la mañana y sólo 37 consume un alimento saludable como yogurt o barras de cereal. Las restantes 53 consumen alimentos que conducen al aumento de peso, como pan, facturas, alfajores, bizcochos, entre otros. Del grupo de los varones, 34 efectúan una colación por la mañana y sólo 7 consumen alimentos saludables.

103 mujeres realizan la colación de la media tarde, pero sólo 25 de ellas ingieren algún alimento saludable; y de los 52 varones que hacen lo propio, 9 lo efectúan en forma adecuada y el resto consume derivados de harina.

“Hay que educar a los estudiantes en un buen hábito de consumo; indicarles cuál sería la mejor manera de alimentarse para tener una nutrición equilibrada y saludable, ya que tienen mucho gasto intelectual para realizar sus tareas cotidianas”, resalta Busmail.

Victoria Arrabal
Universidad Nacional de Rosario

Secretaría de Comunicación y medios Dirección de Prensa
vicarrabal@hotmail.com
www.unr.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Una barra de cereal nutritiva con material residual de la elaboración de cerveza
Cómo afectará el cambio climático a las áreas de distribución del quebracho blanco
Jóvenes y el cuidado de su salud: las relaciones de micromachismo a revisar
Modelos matemáticos: desde lo abstracto hasta su aplicabilidad
Durante la última década crecieron los episodios de consumo excesivo de alcohol en la Argentina
Hacia un uso sustentable de las tierras en la producción agrícola
NOVEDADES
Un científico rosarino estudia las estrellas de neutrones
La UNR producirá medicamentos pediátricos críticos
Científicos tucumanos realizan diagnósticos por medio de inteligencia artificial
Cuál es la percepción social acerca de la enfermería comunitaria
La Máquina de Desaparecer: una instalación del fotoperiodista Eduardo Longoni
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
EcoCiencia
Cuidar el agua es clave

Cuidar el agua es clave

A raíz de la bajante extraordinaria del río Paraná, un equipo de investigadoras de la UNR realizó un informe sobre el consumo responsable de agua en ...

NOTAS MÁS LEÍDAS
La producción de biogás y biofertilizantes a partir de desechos agrícolas es una oportunidad para pymes agropecuarias
Convierten desechos agroindustriales en suplementos dietarios naturales
El sedentarismo, la obesidad y su impacto en los niños
Desarrollan nanopartículas para el tratamiento de enfermedades genéticas
SENASA aprobó una innovadora vacuna contra la rabia animal producida por la UNL
NOTAS ACADÉMICAS
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?


logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados