Nota

Universidad Nacional de Cuyo - Facultad de Ingeniería

07 de Mayo de 2012 | 5 ′ 0 ′′

La influencia del tipo de suelo en las consecuencias de un terremoto

Especialistas en sismos estudian el caso de Mendoza, el ámbito geográfico de mayor actividad sísmica del país, y afirman que los daños dependen de la rigidez del piso y de las estructuras que allí se apoyan. Los investigadores analizan los “efectos de sitio” en los terremotos, lo que implica conocer la composición de un suelo y su grado de rigidez, entre otras variantes. Advierten sobre la necesidad de actualizar las normativas de construcción.
La influencia del tipo de suelo en las consecuencias de un terremoto

Sistema de losa de anclaje y muro reactivo para ensayos en el Imeris.

Las consecuencias de un terremoto no siempre son las mismas en la zona afectada. Y esto ocurre porque el tipo de suelo cumple un papel importante en los daños que causa un movimiento sísmico. Es decir, no es lo mismo un suelo rígido que uno blando, como tampoco lo son las estructuras que se apoyan en esos suelos: cuanto más rígidas, sufren más si el suelo es duro; y viceversa, si son muy deformables son más afectadas por los suelos blandos.

A esta conclusión llegaron los sismólogos tras años de investigaciones. Entre ellos, los ingenieros que trabajan en el Instituto de Mecánica Estructural y Riesgo Sísmico (Imeris), quienes alertan que deben actualizarse las reglamentaciones para la construcción en áreas como Mendoza en función de evitar daños graves si ocurre un gran terremoto.

En la actualidad, un equipo liderado por Arnaldo Barchiesi, jefe del Área Geotecnia del Imeris, procura establecer los modos en que distintos sitios de la ciudad y sus adyacencias pueden responder frente a diferentes sismos. “Considero que es un tema pendiente de suma importancia para toda la comunidad ya que está asociado a la seguridad, al desenvolvimiento y a la planificación de las más diversas actividades que tienen lugar en este ámbito geográfico, el de mayor actividad sísmica del país”, dice el investigador.

“Hay que tener en cuenta que la normativa de diseño sismorresistente aplicable a la mayor parte de las construcciones nuevas, toma en consideración solicitaciones sísmicas que no han surgido de estudios específicos, completos y actualizados”, agrega.

Barchiesi y sus colaboradores estudian lo que se llama “efectos de sitio” en los terremotos, que incluye conocer la composición de un suelo y su grado de rigidez, cómo se encastran las estructuras constructivas en él y cómo funcionan éstas, es decir, cómo reaccionan, ante cada movimiento del piso. “En términos generales, se ha observado que ante un sismo determinado, distintos puntos relativamente próximos de un área dada tienen respuestas sísmicas muy diferentes. Esto equivale a decir que, aunque el evento sísmico es único en su origen o fuente, éste se diversifica en cada punto de un área determinada afectada por el evento”, explica Barchiesi a InfoUniversidades, porque todo depende de las características de los suelos existentes en cada sitio.

“De una manera simplificada y esquemática, es posible afirmar que los suelos rígidos tienen asociadas acciones sísmicas que provocan mayores solicitaciones en las estructuras que también son rígidas (las viviendas y edificios bajos con muros de mampostería u hormigón armado son buenos ejemplos en este sentido). Al contrario, en los suelos blandos, son las estructuras más deformables las que desarrollan las mayores solicitaciones. A este segundo grupo corresponden, por ejemplo, los edificios aporticados esbeltos”, grafica el especialista.

Con estos datos, han comprobado que no siempre un sismo en Mendoza va a tener la misma magnitud en una zona. “Observamos que las respuestas de cada sitio dependen de los niveles de aceleración máxima del sismo ‘input’, es decir, del sismo generado y propagado hasta la roca en cada sitio y antes de verse afectado o modificado por los ‘efectos de sitio’”.

También saben que Mendoza tiene ciertas particularidades sísmicas. Como que buena parte de la provincia (y en particular el área urbana del Gran Mendoza) está expuesta tanto a eventos lejanos (originados especialmente en la zona de subducción chilena) como a eventos cercanos y muy cercanos originados en estructuras locales activas. “Nuestra comunidad necesita dirigir un esfuerzo serio y sostenido al estudio de este segundo tipo de eventos puesto que representa una amenaza mayor”, advierte Barchiesi.

Es que estas observaciones los han alertado sobre la necesidad de estudiar el problema en su integridad. Por un lado, establecer las características de los eventos sísmicos que pueden afectar cada zona de Mendoza y, por otro, determinar las modificaciones puntuales que estos eventos pueden experimentar en cada sitio de un área determinada. “De este modo podremos llegar a proponer solicitaciones de diseño realistas para nuestras construcciones. Con ‘realistas’ queremos decir originadas en estudios científicos actualizados, completos y específicos para cada situación”, recomienda el ingeniero.

La influencia del tipo de suelo en las consecuencias de un terremoto

Ensayo a cargas horizontales de tabique de hormigón.

Martina Funes
Universidad Nacional de Cuyo

Área de Divulgación científica
prensa@uncu.edu.ar
www.uncu.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Estudian los mecanismos cerebrales previos a las acciones motoras
Analizan mohos del pacú que podrían ser utilizados como alimento en piscicultura
Políticas públicas para Ciencia y Técnica: hacia la construcción de un Estado innovador
Mejoran prótesis de titanio para reducir infecciones y rechazos
La relación entre las patologías intestinales y las enfermedades articulares
Tras las huellas de los animales en el Parque Ecológico Urbano de Río Cuarto
NOVEDADES
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
Una nueva especie de parásito fue descubierta en Pampa de Achala
Los cuerpos dóciles: la educación física infantil durante la dictadura
Carvedilol: un fármaco para la hipertensión resultó efectivo en el tratamiento del Chagas
Investigadores de la UNT producirán harina de batata apta para celíacos
Fluoruro en aguas de consumo
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Ejercicios para disminuir la ansiedad durante el embarazo
Wanda, La China, Pampita y Paula Chaves y los estereotipos en los medios de comunicación
Dos astrónomos y una estudiante de la UNLP investigan qué hay en el centro de la Vía Láctea
Un sistema para predicción y alerta meteorológico a corto plazo
Porotos con sello local, una alternativa para la alimentación animal en la Norpatagonia
NOTAS ACADÉMICAS
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?
Las tecnologías digitales como constructoras de subjetividad

PALABRAS CLAVES
Geotecnia
logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados