Nota

Universidad Nacional de La Plata - Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas

28 de Marzo de 2022 | 7 ′ 32 ′′

Dos astrónomos y una estudiante de la UNLP investigan qué hay en el centro de la Vía Láctea

Los astrónomos Carlos R. Argüelles, Martín F. Mestre y Valentina Crespi, estudiante de Astronomía (FCAG), son los autores de un relevante trabajo de investigación realizado junto a investigadores italianos. Los especialistas señalan que lo que se halla en el centro de la galaxia podría tratarse de una densa concentración de materia oscura hecha de fermiones.

La publicación del 4 de febrero de 2022 en la revista de la Royal Astronomical Society, “Monthly Notices of the Royal Astronomical Society Letters”, tiene a los doctores Carlos R. Argüelles como primer autor (UNLP, Conicet, IALP, ICRANet); el doctor Martín F. Mestre (UNLP, Conicet, IALP) y a Valentina Crespi, estudiante de Astronomía (FCAG), como autores de una investigación realizada junto a especialistas italianos del ICRA, ICRANet (International Center for Relativistic Astrophysics Network).

Los tres autores argentinos se recibieron en la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas (FCAG) de la Universidad Nacional de La Plata. Los doctores Argüelles y Mestre son parte del Instituto de Astrofísica de La Plata (IALP) que comparte pertenencia con la UNLP y el Conicet.

S2, la estrella protagonista que orbita alrededor del centro de la galaxia

Hay una hipótesis científica tradicional que promueve que en el centro de nuestra galaxia existe un agujero negro supermasivo –una región del espacio-tiempo de tal concentración de masa que impide que pueda salir la luz o cualquier partícula material– y otra, que es la base de este trabajo científico, en que sus autores señalan que podría tratarse de una densa concentración de materia oscura hecha de fermiones (llamados darkinos). Tal como su nombre lo indica, esta materia –que estaría presente en casi el 85% del Universo– no es observable sino a través de acciones gravitatorias sobre diferentes objetos celestes.

Así, la investigación actual proporciona una manera de distinguir observacionalmente entre estos dos escenarios utilizando la precesión de la órbita S2, muy similar a como se probó la teoría de la relatividad general usando la precesión de la órbita de Mercurio alrededor del Sol.

El trabajo cuenta con datos observacionales obtenidos durante las últimas tres décadas con los cinco telescopios terrestres más potentes. Estos instrumentos registraron el comportamiento de S2, una estrella joven y la segunda más cercana de las que orbitan alrededor de Sagittarius A* (SgrA*), –el objeto compacto supermasivo que se encuentra en el centro de nuestra Vía Láctea–.

Más aún, las observaciones de S2, junto a otro grupo de estrellas similares que orbitan el centro Galáctico, llevó al Premio Nobel de Física en 2020, otorgado a Reinhard Genzel y Andrea Ghez: “Por el descubrimiento de un objeto compacto supermasivo en el centro de nuestra galaxia”.

Durante aproximadamente tres décadas, y de manera independiente, dos extensas campañas observacionales han monitoreado un grupo de estrellas jóvenes y brillantes que orbitan el parsec central de nuestra galaxia, para acotar la masa y la naturaleza del objeto supermasivo alojado en su centro.

Tradicionalmente, un agujero negro clásico ha sido la hipótesis más aceptada para la naturaleza de SgrA*. La razón de esto es que las órbitas de las pocas estrellas S detectadas son elipses casi perfectas, lo que implica la existencia de un objeto muy compacto colocado en su foco. La teoría de la relatividad general de Einstein predice que las órbitas no pueden ser perfectamente keplerianas debido a que, según esa misma teoría, estas deben mostrar una precesión de las periapsides.

El nuevo trabajo demuestra que este efecto también está presente en el caso del núcleo compacto de materia oscura y que además está de acuerdo con todos los datos públicos disponibles, los cuales muestran la existencia de este patrón relativista en la órbita de S2.

2026, un buen año para ratificar datos

Los doctores Argüelles, Mestre y la estudiante Crespi describen: “En ese año se podrán realizar nuevas mediciones sobre la precesión de la estrella S2 y dilucidar si en el centro galáctico se encuentra un agujero negro supermasivo o materia oscura”.

El artículo predice que los dos escenarios sobre la naturaleza de SgrA* podrían discriminarse midiendo la precesión de la estrella S2 alrededor del próximo paso por el apocentro –el punto de una órbita elíptica más alejado de su centro gravitatorio– que ocurrirá en 2026.

“La razón detrás de esta diferencia es que mientras el agujero negro predice una única precesión prograda, en el paradigma de la materia oscura, esta puede ser retrógrada o prograda, dependiendo de la cantidad de materia oscura que llena la órbita, la cual a su vez depende de la masa de los darkinos” sostienen los especialistas.

Un aspecto notable de esta novedosa interpretación acerca de la naturaleza de SgrA* es que la distribución de materia oscura no está restringida al núcleo de la Galaxia. El modelo de materia oscura desarrollado por el equipo de investigación predice que esta se extiende hasta las partes externas de nuestra Galaxia, formando un halo diluido que explica, además, el movimiento de las estrellas que orbitan a su alrededor. Este resultado, junto con otro estudio relacionado obtenido por algunos de los miembros del equipo de investigación, liderado por Argüelles, insinúa un cambio de paradigma en el campo de los halos de materia oscura y la formación de agujeros negros supermasivos.

Valioso trabajo de investigación que vale para otro tipo de galaxias

Se sugiere que “las galaxias no activas como la nuestra podrían albergar densas concentraciones de materia oscura en sus centros, mientras que las galaxias más masivas y activas albergan agujeros negros supermasivos que se han formado a partir del colapso gravitacional de estos núcleos de materia oscura”.

Una estudiante con tema de tesis novedoso

Valentina Crespi está a punto de recibirse como astrónoma por la FCAG-UNLP. Sus directores de tesis, el doctor Carlos Argüelles y el doctor Martín Mestre, le propusieron trabajar en la precesión de la estrella S2.

Ambos escucharon una charla que ofreció Andrea Ghez, Premio Nobel de Física 2020, a quien la distinguieron justamente por sus observaciones del centro de la galaxia. En dicha charla Ghez hablaba sobre el agujero negro en el centro galáctico y que nuevos datos preliminares de S2 indicaban que la precesión de dicha órbita estaba desarrollándose para el lado opuesto de lo que predice la idea del agujero negro central, por lo que habría que agregar presencia de materia oscura... ¡Nada menos que nuestro tema! Nos entusiasmamos muchísimo con Valentina, se sumó Martín Mestre y pudimos hacer esta investigación junto a los colegas italianos".

Educación y ciencia

El doctor Martín Mestre destacó: “Hacemos ciencia e investigamos, en este caso junto a colegas extranjeros, gracias a la formación académica que hemos recibido. Estudiamos y logramos realizar trabajos científicos gracias a la educación pública que los tres recibimos y no quiero dejar de mencionar y agradecer esto”.

El trabajo se titula:”What does lie at the Milky Way centre? Insights from the S2-star orbit precession” y se encuentra disponible en: https://academic.oup.com/mnrasl/article-abstract/511/1/L35/6461107?redirectedFrom=fulltext

Eduardo Spínola
Universidad Nacional de La Plata

Dirección General de Comunicación y Medios
betina.rolfi@presi.unlp.edu.ar
www.unlp.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
El doctor en Ciencias Químicas de la UNR Ariel Sarotti fue distinguido con el premio Houssay 2021
Científicos de la UNLP avanzan en una nueva terapia para combatir células tumorales
Un formulado con bacterias nativas permitiría reducir a la mitad el uso de fertilizantes en los cultivos
Ensayan una terapia localizada para atacar tumores con microondas
“El Trabajo: entre lo público, lo privado y lo íntimo. Comparaciones y desafíos internacionales del cuidado”
Descubren cómo funciona una proteína clave para la sinapsis neuronal
NOVEDADES
Científicos tucumanos realizan diagnósticos por medio de inteligencia artificial
Cuál es la percepción social acerca de la enfermería comunitaria
La Máquina de Desaparecer: una instalación del fotoperiodista Eduardo Longoni
La universidad pública apuesta al desarrollo de medicamentos, tratamientos y tecnología médica
Una nueva especie de parásito fue descubierta en Pampa de Achala
Los cuerpos dóciles: la educación física infantil durante la dictadura
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS
NOTAS MÁS LEÍDAS
Los cuerpos dóciles: la educación física infantil durante la dictadura
Diplomatura en Cannabis y sus usos medicinales - UNAJ
Ciencia ciudadana: diseñan una aplicación para monitorear la calidad del aire en el Conurbano
Economía del hidrógeno: la UNRN realiza estudios clave para su desarrollo en la Argentina
Una nueva especie de parásito fue descubierta en Pampa de Achala
NOTAS ACADÉMICAS
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías
Una investigadora de la UNQ en Harvard
Carlos Castro: “El objetivo es alumbrar aquellos espacios en los que creíamos que no era posible la luz"
Ramiro Perrotta, biotecnólogo de la UNQ, participará del proyecto para resucitar al mamut lanudo
Esponja y trapo rejilla ¿aliados en la cocina o reservorio de bacterias?

logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados