Nota

Universidad Nacional de San Martín - Instituto de Investigaciones Biotecnológicas

01 de Septiembre de 2008 |

Laboratorio de bioseguridad en el ámbito universitario

El espacio cuenta con presión negativa de aire, lo que evita que los microorganismos se escapen al exterior. Las áreas correspondientes a los lugares de trabajo y manipulación de material infeccioso poseen menor presión que las de circulación. De este modo, se reduce el peligro de escape de material infeccioso en caso de accidente.

Los laboratorios de bioseguridad fueron concebidos para facilitar las investigaciones con patógenos de alto riesgo. Así, científicos y medioambiente se resguardan de contagios y contaminación.

Bajo la dirección del Dr. Rodolfo Ugalde, con ese fin se construyó en el Campus Miguelete de la UNSAM el laboratorio de bioseguridad del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB). El edificio consta de tres pisos, construidos bajo las normativas de seguridad basadas en los requisitos de validación que exige el National Institutes of Health (NIH) de los Estados Unidos, entidad que, una vez otorgada la validación de este nuevo laboratorio, brindará durante cuatro años un subsidio para la investigación.

Uno de los objetivos es utilizar el laboratorio de seguridad biológica para profundizar las investigaciones acerca de la brucelosis. Para ello, es necesario contar con un laboratorio de bioseguridad de nivel 3. Los laboratorios de alta seguridad son clasificados en cuatro niveles, siendo el nivel 3 el apto para la experimentación con agentes patógenos como la brucela. Para dar cuenta del poder infeccioso de la brucela basta mencionar que para su manipulación se exige el mismo nivel de seguridad que para trabajar con el virus HIV.

Un desarrollo clave.

Entre los desarrollos de investigación más importantes que se están llevando a cabo en el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas, se encuentra una vacuna para proteger al ganado vacuno de la brucelosis.

La brucelosis es una zoonosis: la palabra deriva del griego zoon (animal) y nosos (enfermedad).

También llamada fiebre malta o fiebre ondulante (por la oscilación de los picos de fiebre durante su período más virulento), es una enfermedad que ataca a muchas especies de mamíferos, entre ellos al hombre. Los mamíferos más proclives a contraerla son los ganados bovino, equino, porcino, ovino y caprino.

En nuestro país, uno de los principales grupos de riesgo para el desarrollo de la enfermedad es el ganado vacuno; de ahí la importancia de la vacuna que está desarrollando el IIB bajo la dirección del Dr. Ugalde. La vacuna evitará que estos animales puedan ser infectados por la Brucella abortus.

El Laboratorio del Campus Miguelete.

Las normas de seguridad exigidas no son pocas y se las trata de optimizar en los mínimos detalles para sobreasegurarse ante los riesgos que estas actividades conllevan. La mayoría de los materiales utilizados en la construcción, incluidos pisos y acabado de paredes, son seleccionados según su resistencia y capacidad de antiadherencia, para evitar la acumulación de partículas que afecten el ambiente.

En estos días, explica Ugalde, “esperamos colocar en las bocas de aire filtros HEPA (High Efficiency Particulater Air Filter), llamados filtros absolutos, que son los encargados de impedir que, en caso de producirse una fuga en alguna de las áreas, ésta no pueda traspasar al exterior del edificio”.

La bioseguridad no sólo se centra en el cuidado de escapes del laboratorio, sino que cuida también de todo aquello que entra en él. Para ingresar al edificio, y más aún en las áreas de experimentación, es requisito contar con un código de ingreso. Luego, se pasa a una recámara que posee vestidores y duchas. En las áreas de mayor riesgo, cada ingresante debe utilizar un traje de aislamiento que lo protege de los animales infectados y del material patógeno. Al entrar en contacto con el material, los investigadores se encuentran protegidos por la utilización de guantes especiales; las manos son la única parte de su cuerpo que ingresa a la campana, donde se efectúa la manipulación. Esta campana contiene, a su vez, un circuito de presión negativa interno que genera otra barrera de seguridad.

Con relación a los recursos humanos, el grupo de científicos que lleva a cabo investigaciones en el laboratorio está integrado por doctorandos o doctores con proyectos de post-doctorado.

Otro aspecto de suma importancia es la formación y entrenamiento de las personas que trabajan con agentes infecciosocomo ocurre con el personal de limpieza o mantenimiento. Ellos deben ser conscientes de los riesgos potenciales y contar con capacitación y experiencia en la manipulación de materiales.

Dolores Caviglia
Universidad Nacional de San Martín

Comunicación Institucional
dbarrera@unsam.edu.ar
www.unsam.edu.ar


NOTAS DESTACADAS
Ferroviarios: la historia recuperada de una tarea colectiva
Inteligencia artificial para prevenir fallas en gasoductos
Desarrollan un modelo hidrológico para la cuenca alta de La Picasa
Enología sustentable: buscan emplear los sarmientos de poda en la elaboración de los vinos
La importancia de los censos como herramienta científica y académica
Primer registro de Leishmania braziliensis en un murciélago de Corrientes
NOVEDADES
Diez especies de aves de Río Cuarto se benefician por el manejo orgánico
Crearon un cuero ecológico a base de hongos Reishi
Elaborarán barritas proteicas a partir de lactosuero
Un científico rosarino estudia las estrellas de neutrones
La UNR producirá medicamentos pediátricos críticos
Científicos tucumanos realizan diagnósticos por medio de inteligencia artificial
AGENDA
NOTAS RELACIONADAS

No hay noticias relacionadas que mostrar

NOTAS MÁS LEÍDAS
La producción de biogás y biofertilizantes a partir de desechos agrícolas es una oportunidad para pymes agropecuarias
Elaborarán barritas proteicas a partir de lactosuero
“Yateí”, la abeja nativa sin aguijón es una excelente opción para diversificar la producción de miel
Jóvenes y el cuidado de su salud: las relaciones de micromachismo a revisar
Kit de riego automatizado que busca promover la soberanía alimentaria
NOTAS ACADÉMICAS
Fray Mamerto Esquiú, beato y defensor de la Constitución de 1853
La UNC forma parte del proyecto astronómico “Salta ventana al universo”
Diseño gráfico: el valor de la profesión y su importancia histórica
La participación política femenina en Córdoba, más allá de la historia escrita en masculino
El cine y la literatura a la luz de las nuevas tecnologías


logo SIU logo CIN logo SPU logo Ministerio de Educación

Argentina Investiga - Todos los derechos reservados